Indicadores económicos
2018-09-20

Dólar (TRM)
$3.018,63
Dólar, Venta
$2.794,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,21
Euro
$3.521,83
UVR, Ayer
$259,49
UVR, Hoy
$259,51
Petróleo
US$79,31

Estado del tiempo
2018-09-20

marea

Marea min.: -7 cms.

Hora: 03:20

Marea max.: 22 cms.

Hora: 20:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-09-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Postes de PVC con luz e internet para las comunidades más alejadas de Colombia

Por: Leonardo Numpaque Moreno

Camilo Herrera es un estudiante de sexto semestre de Administración de Empresas de la Universidad EAN que en 2016 creó una iniciativa para llevar a las comunidades más alejadas y vulnerables de Colombia los servicios de iluminación e internet, mediante una solución económica, fácil y rápida.

Linternet, ubicado en Bogotá, es un emprendimiento que parte de la fabricación de postes funcionales elaborados con PVC, los cuales son adecuados con paneles solares, luces led y baterías secas, además de enrutadores de internet, que pueden ser instalados en cualquier parte del país a un costo de 1.500.000 pesos cada poste.

Un proyecto económica y socialmente favorable, si se tiene en cuenta que un poste tradicional puede llegar a costar 15 millones de pesos, sin incluir los equipos y todo lo que significa su instalación, de acuerdo con cifras de Linternet.

“Toda la tecnología es propia, hemos desarrollado todo con ingeniería colombiana”, aseguró el joven emprendedor en diálogo con Colombia-inn, tras precisar que ya se han instalado más de 1.500 postes, beneficiando a cerca de 220.000 personas en regiones como Necoclí (Antioquia), Unguía y Bojayá (Chocó) y Teteyé (Putumayo), entre otras.

El emprendimiento de Herrera es de una gran importancia social, especialmente si se tiene en cuenta que, de acuerdo con el Plan indicativo de expansión de cobertura 2013-2017 del Ministerio de Minas y Energía, cerca de 2,5 millones de colombianos no cuentan con el servicio de energía, lo que significa que en pleno siglo XXI más de 400.000 familias viven en la oscuridad.

El conflicto armado interno, la ubicación en zonas apartadas y de difícil acceso, y los altos costos que significa para el Estado la instalación de la estructura adecuada, son las principales limitaciones para que los habitantes de esas regiones accedan a los servicios de energía e internet.

Luz e internet para todos

Fue esa realidad la que llevó a Herrera a darle vida a Linternet, un spin off de la Fundación ‘Un Litro de Luz Colombia’. “La solución era crear una compañía privada que tuviera un beneficio para que pudiera crecer rápido y con ello hacer inversiones mucho más ágiles”, recordó el joven.
El emprendimiento comenzó con un crédito de 100.000 pesos, pero en pocos meses logró el apoyo de Google, Ashoka (organización internacional sin ánimo de lucro que promueve a los emprendedores sociales) y Aguas de Cartagena.

Además, según Herrera, los proyectos cuentan con la financiación de otras fuentes, dependiendo del sitio donde se vayan a desarrollar. “Trabajamos con otros gobiernos y entidades de cooperación internacional, agencias y organismos de atención de desastres”, destacó.

Canchas de fútbol, caminos, calles, iglesias, ahora son lugares que los pobladores de estas regiones aprovechan en horas de la noche, gracias al trabajo de Linternet.

Emprendimiento social

Esta iniciativa tuvo su primera intervención en el municipio de Bojayá, en 2016. “Ahí pusimos una red con alcance de 1.400 metros a la redonda de internet; iluminamos una cancha de fútbol y un camino hacia una escuela. Pusimos 25 postes, de esos tres con internet y el resto solo de luz”, explicó con orgullo el emprendedor.

Herrera cuenta que, normalmente, cuando llegan a las poblaciones con su proyecto, la gente es escéptica, pues no entiende bien qué se va a hacer con esos tubos y botellas (plásticas que sirven como capuchón para la bombilla), pero que cuando llega la noche y ven que se armó un poste que ilumina una calle, al siguiente día son 30 las personas que asisten a los talleres que Linternet ofrece para capacitar a los pobladores.

“Llegamos con los materiales y nos reunimos alrededor de unas mesas de trabajo. Lo que hacemos es que, en tres días, transformamos campesinos -que muchas veces son personas que no saben leer ni escribir- en expertos en energía solar”, dijo el emprendedor.

De acuerdo con Herrera, eso permite a los pobladores apropiarse de la tecnología porque, finalmente, son ellos quienes elaboran los postes a partir de los tubos de PVC y los van a cuidar hacia el futuro.

En los talleres de capacitación, en síntesis, el equipo de Linternet les enseña a los campesinos sobre energía solar, telecomunicaciones y mantenimiento a los postes y a la misma red, para que sean ellos mismos quienes repararen la estructura cuando sea necesario.

Apoyo gubernamental

Según el emprendedor social, el servicio de internet llega de manera inalámbrica a esos rincones del país, gracias al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) y su programa de Kioscos Vive Digital, permitiendo así que los usuarios tengan acceso a la información, educación en línea y oportunidades de trabajo.

Ideas que transforman realidades

Dentro de los factores de innovación de Linternet, además de la tecnología y los materiales usados en la construcción de los postes, está que cualquier persona puede trabajar en el taller para construirlos. La vida útil de esos elementos ronda los 25 años mientras que las baterías y paneles solares tienen una durabilidad de 5 a 7 años.

La iniciativa ha sido merecedora de varios premios como el desafío Google 2017, que le permitirá a Linternet y a la Fundación implementar sus soluciones en 100 poblaciones de Colombia y en países africanos como Ghana, Costa de Marfil y Nueva Guinea, durante los próximos dos años.

Linternet, cuenta su líder, se encuentra desarrollando otras alternativas. “Queremos empaquetar el poste en una caja, que la gente pueda ir a un almacén de cadena y lo pueda comprar (…) Estamos pensando en desarrollar este producto para la atención de desastres, huracanes, terremotos, ya que lo primero que se va son las redes y la iluminación”, explicó.

Adicional a esos planes, Herrera trabaja en la implementación de una app que permitirá revisar el estado de los postes y así complementar las mesas de apoyo con las comunidades, para hacer un constante seguimiento del funcionamiento de las redes.

Así mismo, en 2018, Linternet afianzará su labor en los departamentos de Antioquía, Bolívar y Atlántico, y continuará apoyando los proyectos desarrollados en Chocó, Guajira y Putumayo.



Ranking de noticias

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese