Indicadores económicos
2017-12-14

Dólar (TRM)
$3.015,41
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$56,60

Estado del tiempo
2017-12-14

marea

Marea min.: -10 cms.

Hora: 17:17

Marea max.: 19 cms.

Hora: 09:18

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 8 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-14

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
3 - 4 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Música del Pacífico sale a tomarse el mundo

Junto a los grandes del Jazz en Nueva York, comenzó cuarenta años atrás la cosecha de éxitos del maestro José Antonio Torres ‘Gualajo’ y con él, el ‘renacimiento del Pacífico’. Lejos de su natal Guapi (Cauca), tuvo la oportunidad de hacer sonar su marimba en Nueva York, para que músicos y académicos se dejaran ‘embrujar’ por ese instrumento traído de la costa oeste colombiana.

Los imponentes edificios de la ‘Gran Manzana’ fueron incapaces de contener el arrullo de ese piano de selva y hoy, cuatro décadas después, la tradición musical del Pacífico (Chocó, Valle, Cauca y Nariño) resuena cada vez con más fuerza por Colombia y buena parte del mundo.

Tal vez como lo dice Manuel Sevilla, del comité conceptual del Festival de Músicas del Pacífico Petronio Álvarez, “el péndulo cultural colombiano está hoy sobre la Costa Pacífica”, una región que a través de su tradición musical ha comenzado a ser visible en el mapa.

La nueva ola: evolución

La creciente popularidad de la música del Pacífico tiene su principal razón de ser en que cientos de jóvenes de la región están reconociendo sus raíces musicales y las están fusionando con ritmos provenientes de otras latitudes, como el hip hop, el jazz, el rock o el funk. A ellos se suman grupos musicales originarios de núcleos urbanos como Medellín, Cali y Bogotá, quienes experimentan con la música tradicional del Pacífico, reconociendo su riqueza, generando encuentros con otros sonidos y haciendo que esta circule por territorios locales y extranjeros.

Aunque esta tendencia -la de la fusión- es la que predomina, también existen grupos que interpretan la música del Pacífico acercándose a su sonido más puro o tradicional. Este es el caso del maestro José Antonio Torres ‘Gualajo’, quien al ser uno de los principales exponentes de la tradición, viaja por el mundo con su marimba, sus cununos, sus guazás y su grupo de cantadoras.

Manuel Sevilla, coordinador del Festival Petronio Álvarez, aclara que “las músicas tradicionales se transmiten de una generación a la otra en contextos sociales diferentes, por lo que las bandas jóvenes siempre van a sonar de una manera diferente a las típicas, sin que ello signifique el fin de la tradición”.

Hoy son muchas las agrupaciones ‘jóvenes’ en Colombia que a partir de la tradición sonora del Pacífico producen sus creaciones musicales: La Revuelta, La Mojarra Eléctrica, Primero Mi Tía, Herencia, Los Hijos del Pacífico, La Contundencia, Bahía, o el afamado Choquibtown, por sólo nombrar algunas, han sobresalido en la industria musical colombiana gracias a su trabajo de fusión.

Uno de los ejemplos más claros de renovación de las músicas tradicionales del Pacífico sur es la banda La Revuelta, tal vez la más ‘sonada’ en Bogotá. ‘La hija adoptiva del Pacífico’, como se hizo llamar en su primer disco, armó un repertorio en el que se confunden instrumentos y voces tradicionales con sonidos de bajo, guitarra eléctrica y batería.

El trabajo de La Revuelta ha sido destacado durante tres años consecutivos en el Festival Petronio Álvarez, el cual reúne cada año a los más importantes exponentes de la música tradicional y experimental del Pacífico colombiano. Así mismo, la banda ha sido destacada en revistas como Rolling Stone por su trabajo con el currulao.

Otro ejemplo y caso bastante particular, es el del maestro Hugo Candelario, quien siendo oriundo de Guapi y alumno de ‘Gualajo’, junto a su grupo Bahía explora los ritmos tradicionales y los fusiona con géneros como el jazz.

También hay que remitirse a una banda como La Contundencia, que recoge con fidelidad la tradición, transmitiendo las historias y el sentir del pueblo chocoano.

Por supuesto, la que más difusión le ha dado al Pacífico es Choquibtown. Una banda chocoana que desde hace diez años viene buscando que su región aparezca en el mapa colombiano y que hoy lo está logrando.

Con sus giras internacionales, su producción discográfica, su Grammy latino y su nominación al mismo premio en versión anglo, Choquibtown al son de la marimba y a ritmo de hip hop se enorgullece de entonar “Somos Pacífico”, transmitiendo un sentir ‘afrocolombiano’ en sus letras y en su estética. Ellos son causa y consecuencia de ese renacer que con más expectativa que asombro se ve hoy de la tradición musical de esta parte del país.

La victoria de las comunidades

Otra causa central de este ‘resurgimiento’ es el interés de las comunidades por su tradición. A propósito, el productor musical Iván Benavides dice que el “interés de los jóvenes por buscar las sonoridades nuevas, se da gracias a que las comunidades locales han mantenido muy vivas sus músicas”.

En efecto, este es un proceso que viene desde abajo, pues son las comunidades, las que fabrican sus instrumentos, cuelgan sus marimbas en los zarzos de sus casas y acompañan con currulaos, bundes, jugas, chirimías y alabaos, sus celebraciones y rituales en honor de la vida, de la muerte y de sus santos.

Estos grupos, de la mano del Ministerio de Cultura, lideraron el proceso para que la función social y el significado de su música fueran reconocidos y salvaguardados por el Estado colombiano y por la principal autoridad mundial en los temas de cultura y patrimonio: la Unesco, institución que hace menos de dos meses reconoció los cantos tradicionales del pacífico sur como patrimonio de la humanidad.

Según Jorge Franco, asesor de músicas populares del Ministerio de Cultura, este y otros reconocimientos se han logrado gracias al apoyo que las políticas estatales han brindado a estas músicas tradicionales. La consolidación de la cultura musical del Pacífico, según Franco, le debe bastante a los llamados territorios de marimba y chirimía, políticas públicas por medio de las cuales se ha identificado la música tradicional y se ha venido formando a sus habitantes para que se apropien de sus músicas y las difundan.

Para cerrar el listado de factores que han empujado la música del Pacífico a un nuevo apogeo, hay que citar la difusión dada por las nuevas tecnologías, tanto las que facilitan la grabación de un disco, como las que permiten promoción de manera masiva a través de redes sociales como YouTube, MySpace y Facebook.

Este cúmulo de causas y consecuencias a la vez, dejan entrever un futuro promisorio del género. Si hay voluntad, será pronto un elemento de identidad nacional y se convertirá en producto de exportación, tal cual lo hiciera a mediados del siglo pasado la música andina y desde los setenta hasta nuestros días, la música de la Costa Atlántica.

“La música del Pacífico solo será masiva en el momento en que deje de llamarse así, en el momento en que deje ser identitariamente pacífica. Como pasó con el son cubano, que se volvió salsa y se universalizó”, puntualiza Iván Benavides.

TEMAS



Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese