Indicadores económicos
2017-05-25

Dólar (TRM)
$2.905,29
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.251,89
UVR, Ayer
$250,07
UVR, Hoy
$250,11
Petróleo
US$51,36

Estado del tiempo
2017-05-25

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 06:26

Marea max.: 28 cms.

Hora: 23:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-05-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Una Navidad sin show

Un hombre decidió mutilarse los genitales con una cuchilla. Tranquilo, refería que después de un prolongado abandono de su esposa, se sintió acosado por la tentación de serle infiel.

Niega rotundamente ser un fanático religioso y se define como un hijo de Dios que acata lo que dijo el Padre: “por tanto si tu mano o tu pie, te es oca-sión de caer, córtalo y échalo de ti; mejor te es entrar en la vida, cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies, ser echado en el fuego eterno”

Con un determinismo admirable, pero inexplica-ble, este campesino del Sur de Bolívar decidió cortar sus genitales basado en la experiencia que había tenido “capando” cerdos y otros animales. Le pareció que el procedimiento sería el mismo.
El supuesto mal que lo agobiaba era superior a sus fuerzas y las mujeres apa-recían como una “tenta-ción”. Decidió entonces acabar definitivamente con su sufrimiento después que su esposa le cerrara por tantos años la puerta hacia su cama y se negara a tener relaciones sexua-les con él.
La radical decisión de este hombre, tuvo como razón que, ante la negativa de su mujer, y la supuesta relación de ella con otro hombre, él se viera en-vuelto en el riesgo de te-ner relaciones con otras mujeres. A pesar del ma-nifiesto de su esposa, en el que no mostraba interés alguno por restablecer la relación, él insistía en que debía respetar los votos de fidelidad de su “sagrada” familia.
Ante tantos meses sin mujer, el campesino estaba desesperado. Para no fal-tarle a Dios, prefirió la abstinencia por la fuerza y se cortó, quizá, parte de la poca gracia que tenía con las mujeres. Una hemo-rragia, sin embargo, le obligó a trasladarse a un hospital de Bucaramanga.
Los medios se ocuparon de la noticia y el Padre Chucho, un señor que viste de sacerdote de la iglesia católica, toca la guitarra y parece ser la autoridad moral y espiri-tual de Colombia, dijo a los medios una explicación que él mismo parecía no comprender. El único mensaje claro era que la esposa tenía culpa.
O sea, un desatinado fanático religioso comete un acto estúpido y el Padre Chucho culpa a la esposa en un noticiero de Televi-sión. Con el padre Chucho nos despertamos cada ma-ñana, con sus consejos se despierta Colombia, con esas conclusiones que sa-ca, no me extraña que la violencia contra las muje-res se aumente descara-damente en nuestro país.
Un cura con voz bonita y cara de inocentón que habla en los medios de comunicación, debería ser consciente de la grave si-tuación que pone en riesgo la vida de las mujeres. Este campesino cortó sus genitales por una inter-pretación extremista de la Biblia, la mujer poca culpa tiene en una decisión de la que el hombre se siente satisfecho aún en las de-claraciones que da en el hospital.
Un patriarcado absurdo culpa a la mujer cuando un hombre comete un acto estúpido contra sí mismo, es pecadora también cuan-do ella es la que se suicida, es condenada también cuando ella es la víctima, pues fácil queda pensar que si un hombre golpea a una mujer, algo debió ha-cer ella.
Este capador de cerdos necesita ayuda psiquiátri-ca. No me extraña que su mujer se haya ido con otro por desesperación. Son cosas que uno no sabe. Sin embargo, las autorida-des eclesiásticas de este país deberían recordar que si todos somos hijos de un mismo Dios, también es-tamos incluidas las muje-res. Dos milenios de de-sequilibrio y de inequidad han representado sufri-miento para las mujeres y las niñas.
No se necesita ser fe-minista para cansarse de la manera tradicional como se discrimina a la mujer. No se necesita un curso de teología para darse cuenta de cómo, en nombre de Dios, se siguen violentan-do vidas humanos y ne-gándoles sus derechos.
Que esta Navidad toque los corazones de todos los que se visten de rojo y verde, de todos los que re-zan la Novena, de todos los que comen pavo, que to-que los corazones de los católicos y no católicos de Colombia, para que el año que viene contribuyan a construir una sociedad más justa, una sociedad que nos haga libres y feli-ces a todos y a todas, sin la necesidad de tantos shows televisivos con discursos absurdos.

*Psicóloga
palabrasdesexualidad@gmail.com
www.palabrasdesexualidad.blogspot.com

TEMAS

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

HASTA AHORA PUEDO LEER ESTE

HASTA AHORA PUEDO LEER ESTE BUEN ESCRITO... QUE ENRIQUECEDOR Y CERTERO,CON ESTE SI QUE DISTE EN EL CLAVO::: Y BASTA DE LA INGUALDAD DE GENEROS QUE SE QUEDA EN EL PAPEL, PALABRAS MUERTAS QUE NO SE REFLEJAN EN LO COTIDIANO DE LAS MUJERES DEL COMUN Y NO HACE FALTA SERFEMINISTA DE NINGUNA RAMA PARA COMPRENDERLO.