Ambiente


Greenpeace protestó contra perforaciones de Shell en el Ártico

AFP

25 de agosto de 2013 02:25 PM

Greenpeace desplegó pancartas de protesta contra los proyectos de perforación de la petrolera Shell en el Ártico durante el Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1 celebrado este domingo en el circuito de Spa-Francorchamps.  

Varios miembros de la organización de defensa de la naturaleza fueron detenidos por la policía, pero a primera hora de la noche fueron liberados tras haber sido interrogados, indicó a la AFP una portavoz de Greenpeace.
  
Antes del inicio de la carrera, seis miembros de esta organización, que llegaron haciendo parapente a motor, desplegaron una primera pancarta de varios metros de longitud en la parte superior de la tribuna principal.
  
Otros dos militantes de Greenpeace lograron llamar la atención durante la ceremonia del podio cuando una mujer descendió haciendo rápel de la terraza del "Paddock Club", el lugar de recepción de las personas VIP, para sujetar justo encima del podio un pequeño mensaje: "Felicidades, y ahora ayúdennos a salvar el Ártico".
   
A continuación, una pequeña bandera con un logo en el que podían verse un oso blanco y el famoso distintivo amarillo y rojo de la petrolera fue desplegada utilizando un mando a distancia en la barandilla del podio. Poco después se conoció que la bandera había sido instalada 15 días antes con el mayor secreto.
   
Greenpeace quería mostrar su oposición a los proyectos de perforación en el Ártico de la petrolera Shell, socio de la escudería Ferrari de Fórmula 1 y el patrocinador principal del Gran Premio de Bélgica, en el que el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) se hizo con la victoria este domingo.
   
En el marco de esta nueva campaña bautizada "Save the Arctic", un rompehielos de Greenpeace, el "Arctic Sunrise", zarpó el sábado hacia el Polo Norte desafiando la prohibición de las autoridades rusas.
   
Según un comunicado de Greenpeace, 35 de sus miembros accedieron este domingo al circuito a través de diversos medios. Los dos que estuvieron presentes en el Paddock Club pagaron 3.400 euros cada uno por su acceso a la terraza VIP.