Mercado de Bazurto, más que central de abastos una central de contaminación

05 de junio de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Entre la avenida Pedro de Heredia y la avenida del Lago está ubicado Bazurto; un gigantesco centro de comercio y de malas costumbres ambientales.

Sobre la Pedro de Heredia decenas de comerciantes informales invaden los andenes y la calle para vender sus productos. Muchos de ellos instalan equipos de sonido con alto volumen para vender películas, música o simplemente llamar la atención de los clientes.

Al ingresar por uno de los callejones se  llega al corazón del Mercado de Bazurto, la central de abastos más grande de Cartagena. El suelo es una combinación de cemento, barro, papel, cartón, piel de pollo y verduras dañadas.

Al otro extremo, en la Avenida del Lago, conchas de plátano, escamas de pescado, cartón, frutas y verduras podridas  quedan a la orilla de la vía. El mal olor es constante y la Ciénaga de Las Quintas es la que más sufre. La falta de sentido de pertenencia y cultura ambiental es evidente.

Según el gerente de Aseo Urbano de la Costa, Pedro Gutiérrez, constantemente realizan jornadas de sensibilización con los comerciantes pero, lastimosamente,  solo unos pocos contribuyen a desechar los residuos adecuadamente.

Esta empresa, encargada del servicio de aseo al interior del mercado, mantiene en este punto a 56 operarios en tres jornadas laborales distintas, permanentemente, todos los días. Además, en el mercado también funcionan 15 carros, 55 canecas, cuatro cajas y un vehículo especial que realiza de cinco a seis viajes al día para evacuar la basura que se produce.

“En el mercado la problemática es muy grande, al punto de que solo en el interior se recolectan 30 toneladas de basura por día, lo que en promedio representan 900 toneladas al mes y 11 mil toneladas anuales. De esas 30 toneladas, el 95 % son desechos de alimentos”, detalló Gutiérrez.

Ante este problema ambiental, la ciudadanía se cuestiona por qué los comerciantes no arrojan la basura donde deberían a pesar de tener varias canecas a su disposición. Para el gerente de la empresa recolectora, uno de los motivos es evitar el aforado.

“Muchos comerciantes le entregan la basura a los habitantes de calle y estos la tiran en cualquier lado. Cuando les entregan los desechos a ellos, la empresa de aseo no les puede pesar la basura. Un comerciante no paga lo mismo que un usuario residencial, sino por el peso de la basura que genera”, resaltó.

La ciénaga

La mala disposición de residuos en el mercado afecta a la Ciénaga de Las Quintas, pues los desechos son arrojados al agua o al borde pese al cerramiento que pretendía evitar esta práctica.

“Algunos depositan escombros, madera y todo tipo de residuos que son retirados del interior del mercado y llevados a la ciénaga. Las mulas incumplen con los horarios de cargue y descargue; hay unas que permanecen hasta 24 horas. Hemos colocado contenedores en la avenida para que se depositen residuos allí, pero se depositan escombros”, indicó el gerente de Aseo Urbano.

Por su parte, el ambientalista Jorge Salgado resaltó que los niveles de contaminación de la ciénaga son “espantosos”, a un nivel tan alto que preocupa en el tema ambiental.

“El agua se encuentra en grave estado de descomposición porque es un cuerpo que recibe toda la contaminación directa del Mercado de Bazurto. Por años ha sido la cloaca donde llegan muchos agentes contaminantes de esa zona”, resaltó.

Para Salgado, la ciudadanía no se ha dado cuenta de la importancia de este cuerpo de agua, que conserva una enorme proporción de manglar y es vital para la conservación del clima, las aves y el paisaje. “Recibe aguas residuales, residuos caóticos del mercado, desagües del mercado y desperdicios de toda clase. Esto ha llevado que la ciénaga genere malos olores”, indicó el ambientalista.

Igualmente y, según la caracterización ambiental, la ciénaga posee altos niveles de coliformes fecales, lo que conllevaría a patógenos que afectan la salud pública.
“Esta no es una zona sostenible porque no hay cultura de cuidar el medio ambiente. Tampoco hay políticas públicas que protejan a este cuerpo de agua. Reubicar el mercado es importantísimo, además las entidades públicas deben ser veedoras, deben crear políticas fuertes en la recuperación del cuerpo de agua y no dejar que los residuos lleguen a este ecosistema”, precisó Salgado.

Tanto él, como el gerente de la empresa de aseo, aseguran que además de la reubicación debe existir un control por parte de la autoridad para que disminuya el impacto ambiental.

Finalmente, expertos de la psicología destacan que la conciencia ambiental juega un papel importante en la sostenibilidad y el cuidado del planeta. Recomiendan implicar más a la ciudadanía en las problemáticas ambientales, articulando herramientas participativas en la gestión local, así como potenciar el consumo responsable y regular el cumplimiento de las normas.

Uno de los más ruidosos

Según el Establecimiento Público Ambiental (EPA), encargado de medir la contaminación acústica, las empresas y establecimientos comerciales son los que más ruido ambiental generan en Cartagena. Hasta 80 decibeles es lo permitido, que es el ruido que puede aceptar el oído de una persona. Bazurto y el Centro Histórico son los sectores de la Localidad 1 con más suspensiones a establecimientos por superar el volumen aceptado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Ambiente

DE INTERÉS