Ambiente


Otra oportunidad para el acuerdo de Escazú

Aunque el proyecto no pudo ser votado en días pasados, se insiste al Gobierno en la necesidad de presentarlo con mensaje de urgencia el 20 de julio.

Luego de los debates sobre el alcance de las disposiciones del Acuerdo de Escazú, la ratificación no fue posible. Pero el país tiene una nueva oportunidad.

Se espera que el 20 de julio el Gobierno Nacional, en cabeza de sus Ministerios de Ambiente y Relaciones Exteriores, radique de nuevo el proyecto de ley y lo hagan con un mensaje de urgencia real. “Esto permitiría que el Congreso realmente cumpla con los términos de este mensaje de urgencia, en el que se indica que el primer debate se debe llevar a cabo a más tardar 30 días después, es decir, antes del 31 de agosto. Si esto ocurre, se demostraría que realmente existe una voluntad política de ratificar el Acuerdo de Escazú, tal como se manifestó durante la semana anterior tanto por los Ministerios como por los congresistas”, expone la WWF. “En los últimos años, Colombia ha sido líder en materia ambiental a nivel internacional y no apoyar el acuerdo sería contradictorio con ese propósito. En entrevistas, foros y discursos de talla global, el Gobierno ha insistido en que temas como el cambio climático y el control de la deforestación, entre otros, son prioritarios. Sin embargo, si no se logra en la nueva legislatura, Escazú sería el primer tratado internacional, en la historia del país, que es olvidado por el Congreso y el Gobierno Nacional no podría cumplir con el compromiso que el presidente Duque asumió al firmarlo en diciembre de 2019”, señala Mauricio Cabrera, asesor de Relaciones de Gobierno de WWF Colombia.

¿Por qué es importante el acuerdo?

Expertos afirman que el Acuerdo de Escazú mejorará el acceso a la información, participación y justicia en temas ambientales, a la par que establecerá mecanismos para la protección de los defensores ambientales amenazados, teniendo el cuenta el peligro que corren en Colombia y en toda América Latina.

Pese a la noticia, Vanessa Torres, subdirectora de Ambiente y Sociedad, reconoce el papel y protagonismo de los jóvenes, estudiantes y artistas, que han apoyado el proceso a través de las redes . “Lo ocurrido con Escazú demuestra que este tipo de debates son prioridad de la ciudadanía, y que hay un llamado colectivo por una mayor justicia ambiental. La ratificación del Acuerdo de Escazú es un clamor de la voluntad cívica en este momento”. ¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp

  NOTICIAS RECOMENDADAS