Ambiente


¿Por qué deberíamos sembrar más árboles?

La conservación de los árboles puede ser la solución para combatir problemas de erosión y calentamiento global.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

04 de noviembre de 2020 12:00 AM

Teniendo en cuenta la necesidad de árboles y zonas verdes en la ciudad, desde la plataforma Distrital de Juventudes se hace una importante advertencia. Carlos González Silgado, que hace parte del equipo de Medioambiente de esta organización, explica que los árboles “batallan contra problemas ambientales como el calentamiento global, la erosión, la desertificación y la contaminación del aire”.

¿QUÉ HACEN?

Según la ubicación geográfica de Cartagena, estamos rodeados de agua, y una ‘crecida del mar’ no sería para nada bueno si nos quedamos sin árboles y zonas verdes, debido a que éstas absorben el agua, sea lluvia como las que presenciamos en esta temporada, o aquellas que resultan de un crecimiento del nivel del mar. Sin ellos tendríamos una calidad de aire que nos enfermaría aún más, y, por si fuera poco las altas temperaturas no se podrán soportar.

Ayuda...

Lo principal es sembrar más árboles, no cortar los que ya tenemos y que están en lugares favorables para todos, donde no afectan la vida de las personas. Usar controladamente el aire acondicionado, ahorrar agua al máximo, reciclar y no menos importante, empezar a apostar a la energía solar.

Desde la plataforma Distrital de Juventudes, Carlos ha aportado ideas para la conservación del medioambiente, ha hecho actividades para el desarrollo de las iniciativas, “y ahora mismo tenemos un proyecto de recuperación ambiental pero estamos esperando el aval de las entidades encargadas en la ciudad para que nos suministren algunos elementos que son necesarios”.

El joven ambientalista dice que aún estamos a tiempo de transformar y cuidar el medio ambiente.

“Es fundamental hoy más que nunca que el hombre desarolle y fomente estrategias para tratar de minimizar la crisis ecológica que pone en riesgo la vida misma y la estabilidad del planeta”, cree.