Ambiente


¿Sabes qué es un equinoccio? El 22 de septiembre ocurrirá el 2.º del año

El evento marca el inicio del otoño para el hemisferio norte de la Tierra y la primavera, para el sur. Aquí te contamos cómo se produce y qué incidencia tiene en Colombia.

ERICA OTERO BRITO

21 de septiembre de 2020 07:37 AM

En cuatro momentos del año escuchamos hablar, especialmente en los medios de comunicación, sobre los equinoccios o los solsticios, pero para muchos residentes de países tropicales como Colombia, Ecuador o Venezuela estos eventos pasan inadvertidos, y es apenas natural porque para los territorios que están cerca de la línea imaginaria del Ecuador son casi nulos los efectos de estos acontecimientos. Sin embargo, en áreas como la navegación aérea o marítima poseen destacada importancia.

¿Sabes qué es un equinoccio o qué es un solsticio? De manera sencilla, estos eventos naturales marcan la cantidad de horas de luz que reciben los hemisferios de la Tierra, lo que finalmente hace que se produzcan las estaciones del año, precisa Tatiana Rodríguez, meteoróloga del Centro de Investigaciones Oceanográficas e Hidrográficas del Caribe (CIOH).

Durante los equinoccios, los días y las noches tienen el mismo tiempo de duración, y durante los solsticios el tiempo varía de acuerdo a la declinación que la Tierra tenga en su movimiento de traslación (el recorrido que la Tierra hace alrededor del Sol).

Los equinoccios se dan en dos meses del año, entre el 20 y el 23 de marzo, y entre el 20 y el 23 de septiembre. En marzo marcan el inicio de la primavera para el hemisferio norte, y el otoño para el hemisferio sur; y en septiembre, al revés: marcan el inicio del otoño para el hemisferio norte y la primavera para el hemisferio sur.

Los solsticios se producen entre el 20 y el 21 de junio y entre el 20 y el 22 de diciembre. En junio marcan el inicio del verano para el hemisferio norte y el invierno para el hemisferio sur; y en diciembre, el inicio del invierno para el hemisferio norte, y el verano, para el sur.

Siguiendo estos conocimientos básicos, el próximo martes 22 de septiembre, con el segundo equinoccio de este 2020, empieza el otoño para los países ubicados en las latitudes medias del hemisferio norte, y la primavera para los ubicados en las latitudes medias del hemisferio sur.

¿QUÉ PASA EN COLOMBIA Y OTRO PAÍSES SITUADOS EN EL TRÓPICO?

Como Colombia está ubicado cerca a la línea del Ecuador no hay ninguna afectación estacional, simplemente vamos a vivir la misma cantidad de horas de día, que de noche, explica Andrés Gutiérrez Gutiérrez, director del Planetario de la Escuela Naval de Cadetes Almirante Padilla.

“Algunos días en el año vamos a notar que los días son más largos porque amanece más temprano, tipo 5:30 a.m., por ejemplo, y anochece tardecito, a las 6:30 p.m., y en otros ocurre lo contrario; pero en los días que dura el equinoccio, va a amanecer promediando las 6:00 a.m., y a anochecer promediando las 6:00 p.m.”, precisa Gutiérrez.

¿Cómo se produce esto? Gutiérrez comenta que hay que entender la Tierra como una esfera que no está verticalmente expuesta sino que está algo “torcida”, tiene una declinación de 23,5 grados. Durante su movimiento de traslación hay dos momentos en el año en que esa declinación vuelve a cero, es como si el planeta se enderezara, y es entonces cuando se producen los equinoccios.

“Una vez pasa este momento, la esfera comienza nuevamente a declinarse hasta alcanzar el ángulo máximo en diciembre, de 23,5 grados, y así sucesivamente se van dando los ciclos”, expresa Gutiérrez.

“Los equinoccios marcan iguales horas para el día y la noche; y los solsticios marcan los días más largos o más cortos en cada uno de los hemisferios. En el de diciembre, el norte vive su noche más larga, con menos horas de luz. Otro dato importante es que en los equinoccios, la Tierra se encuentra más cerca del sol (entre 145 y 160 millones de kilómetros), y en los solsticios alcanza su punto más alejado”, aclara Tatiana Rodríguez.

“Cuando la tierra está derecha es como si pusiéramos una linterna al lado del planeta, esta iluminará medio mundo y el otro medio quedará oscuro. Al estar en cero el ángulo de declinación, el sol va a pegar de una manera perpendicular perfecta, por tanto vamos a tener 12 horas de sol y doce horas de noche”, agrega Gutiérrez.

En hora colombiana, la mayor precisión de la declinación de la Tierra en cero, este 22 de septiembre, se registrará a las 11:56 de la mañana. Si en Colombia se dieran las estaciones tendríamos un componente particular: una parte del país, por estar situada por encima de la línea del Ecuador viviría el otoño, y de Puerto Leguízamo hasta el Amazonas, por estar debajo, viviría la primavera.

LA IMPORTANCIA EN LA NAVEGACIÓN

Como precisamos al principio de la nota, quizás climáticamente los equinoccios pasen desapercibidos para los residentes en los países situados en el Trópico, es decir cerca a la línea imaginaria del Ecuador, que divide al planeta en dos partes iguales; pero para la navegación marítima y aérea estos eventos son de suma importancia.

Los involucrados en estas actividades saben que hay dos “nortes”, uno magnético y uno geográfico o verdadero. El primero tiene que ver con la declinación de la Tierra durante su movimiento de traslación, y es medido por equipos como la brújula y el compás magnético, y el segundo hace referencia al trazo recto entre dos puntos, suponiendo que el planeta está expuesto verticalmente y es medido por equipos electrónicos que se basan en los cuatro puntos cardinales: norte (arriba), sur (abajo), este (a la derecha) y oeste (a la izquierda).

“Para efectos de navegación aérea y marítima los rumbos están marcados basados en el norte geográfico, por tanto cada día debe hacerse una conversión matemática entre la variación magnética y la distancia geográfica para hallar el trazo exacto a seguir. Los únicos días del año en que estos nortes coinciden (para efectos de navegación mediante el uso de los astros) y no hay que hacer esa conversión es cuando se dan los equinoccios”, precisa Andrés Gutiérrez.