Ambiente


Serpientes y arañas atemorizan a residentes de Australia tras inundaciones

El cadáver de una mujer fue hallado en un vehículo que quedó sumergido por las inundaciones en la localidad de Glenorie.

EFE

24 de marzo de 2021 03:16 PM

Con helicópteros militares y lanchas, los equipos de emergencia realizan las tareas de ayuda y rescate de cientos de afectados por las inundaciones en el este de Australia, en una jornada en la que el mal tiempo se sintió en un área casi tan grande como Colombia y Chile juntas.

Dos helicópteros militares se unieron a la misión aérea de los Servicios de Emergencia del estado de Nueva Gales del Sur, que desplegaron en el terreno a 1.700 voluntarios para evacuar o rescatar a las personas afectadas, así como para llevar comida a las zonas aislada por las aguas.

Las inundaciones, que comenzaron el jueves pasado y que se consideran entre las peores de las últimas décadas, han obligado a las autoridades a evacuar desde entonces a 18.000 personas, aunque la jefa de gobierno de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, dijo este martes que teme que otras 15.000 más podrían unirse a la lista de evacuados.

En varias zonas rurales afectadas, los residentes intentan proteger su ganado y caballos, incluso un hombre fue filmado llevando en brazos a un emú, mientras que otras imágenes muestran animales silvestres como canguros luchando contra la corriente o se reporta que serpientes y arañas se aferran a lo que puedan para salvarse.

Las autoridades australianas han ordenado la evacuación de las zonas de anegamiento en la localidad de Moree debido a que se espera que el río Mehi alcance su máximo nivel por la noche de este miércoles, además de emitir otras alertas de inundaciones en zonas como las del río Hawkesbury, en el noroeste de la ciudad.

Poco después del mediodía, la Policía de Nueva Gales del Sur informó en un comunicado del hallazgo de un cuerpo dentro de un vehículo sumergido por las inundaciones en la localidad de Glenorie, en el noroeste de Sídney, una de las más golpeadas por el desastre natural.