La Ignorancia Informada

15/05/2022 - 14:48

Desde hace aproximadamente 7 años, desde el sector político principalmente hemos escuchado el termino fake news, que nos es más que una categorización para toda aquella información que siendo falsa, se masifica, viraliza e interioriza como un elemento de absoluta credibilidad; por el simple hecho que antes de publicarse no fue corroborada efectivamente.

Pero eso nos es algo nuevo, históricamente el mundo ha venido siendo permeado por historias falsas altamente creíbles y verdades ocultas y tergiversadas conforme a intereses particulares. No obstante, la gran diferencia con nuestro tiempo, es que hoy día, existen multiplicidad de formas de verificar algo, los niveles de acceso a la información son altas e incluso la capacidad cognitiva como seres humanos se supondría es mayor gracias a los avances tecnológicos y de conexión. Pero irónicamente, el efecto ha sido completamente contrario, la gran apertura a la información masiva y fácil nos ha vuelto vulnerables a la infoxicación.

La infoxicación no es más, que la intoxicación a causa de la saturación de la información, es cuando los datos en vez de nutrirnos nos ahogan y nos convierten en zombis sin capacidad de análisis, investigación, criterio, todo lo contrario, nos deshumanizamos en una bola de repetición y replica de los datos sin sentid, contribuyendo al contagio de muchos otros.

Se podría creer que este fenómeno sucede en espacios o grupos de personas con bajos niveles de educación por su situación social, pero la realidad muestra todo lo contrario, la pereza por investigar y evaluar la información que consumimos se ve principalmente en altos niveles sociales donde se supondría que su acceso a educación de calidad les permitiría tener criterio antes de replicar cualquier información vista en sus redes sociales.

Realmente el problema de esta situación, es su capacidad de expansión y mutación en todo sector, llevando a la desinformación de las personas y ocasionando procesos de toma de decisión viciados por el desconocimiento y el temor o positivismo colectivo, reafirmando que la masa puede llegar a puntos de total absurdo. Lamentablemente, esto pasa en la política al momento de votar por candidatos, políticas, referendos o consultas de cualquier tipo, en lo social cuando las comunidades son consultadas, cuando se debe hacer frente a algún fenómeno y en lo económico principalmente cuando se desean hacer inversiones, negocios o pronunciarse frente a alguna medida que, a mediano o largo plazo, puede afectar nuestra empresa.

La conclusión de todo esto, no es más que la reafirmación de lo que se ha venido suplicando desde hace muchos años, es preciso saber leer, lo que implica observar las palabras, comprender lo que se lee, analizarlo y finalmente adoptar una postura crítica frente a la situación, promoviendo la investigación preventiva frente a todo el cumulo de datos que llegan por redes y que en la mayoría de los casos no son más que basura informativa que busca confundir y defender los intereses de algún particular.

Investigar a fondo es la base de toda buena decisión y evolución empresarial.   

     

 

  


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR