EL PIROPO VS ME TOO

COVID-19 VS ME TOO ( final)

06/07/2020 - 06:53

El piropo y el me too...

 

 

 

PIROPOS Y ME TOO   

 

 

 

                                                                                              

   Según el diccionario de la lengua española, es ,  “una lisonja que se utiliza para ganar la voluntad de alguien; “ Si la belleza se midiera en el tiempo, usted sería la eternidad.” 

 

 El piropo nació en Europa en el Siglo XII y XIII  y, hacia referencia a palabras que un hombre descontrolado de pasión hacia una determinada mujer, declarando su amor, al interior de las cortes reales , y era bien visto. 

Pero desde  que salió el movimiento " me too" , cayó al ranking 60 de 80, porque se convirtió en  una práctica relacionada con el acoso y la objetivación de la mujer. 

 

En Medellín, en los años 60s se practicaba  el verbo "JUNINIAR" . Consistía en que las mujeres, bien vestidas, se paseaban por la calle Junín, entre la playa y el parque de Bolívar y los hombres se paraban a verlas pasar. A las mujeres les llovían los piropos, si estos no eran los suficientemente bonitos, graciosos o agradables, ellas continuaban su caminar con cabeza altiva. 

En la Costa Atlántica, un buen piropo, era más adulador que una lisonja.  Recuerdo oír decir :” suegra cuídeme a su hija”, “ si así como caminas , cocinas, yo me como hasta el cucayo”.  

 

Desafortunadamente esto fue cambiando y hoy ya no hay piropos, ni bonitos, ni feos, porque existen regulaciones que dicen que es acoso, si no es consentido por ambas partes.  Es una falta de respeto o puede considerarse bullying. 

 

QUÉ DICEN LAS EXPERTAS? 

 

La directora seccional de mujeres contra la violencia en Colombia, considera este tipo de actos       en la vía pública, como acoso callejero, lo que a su vez es , violencia de género.  

 

"Esto es muy difícil de romper porque el hombre sigue y seguirá pensando que es una reacción normal. Que frente a unos  senos, unas piernas y un trasero prominente, él tiene que estirar la mano o lanzar el " piropo sucio", para hacerle ver a la mujer que está buena y que le tiene ganas", dice Helena Bustos psicóloga clínica y miembro de la Red de Mujeres contra la Violencia de género. 

 

EN ESTADOS UNIDOS 

 

En los Estados Unidos de Norteamérica, no existe el piropo. Un hombre puede ir a la cárcel, inclusive por mirar más de la cuenta a una mujer, silbarla o comentar gratuitamente: I like your eyes, Your body is a cathedral, etc, etc., si la mujer no está de acuerdo. 

 

 Risa Whitson, profesora de geografía Social y estudios sobre la mujer, de la Universidad de Ohio, explica que ," el acoso callejero ,  es un ejemplo de cómo los espacios públicos son percibidps como espacios masculinos"; en los que para entrar las mujeres , deben ir en compañía de hombres, para evitar ser perturbadas. "Si la mujer, está con un hombre, no le lanzarán piropos o comentarios, porque ella es el objeto de ese hombre, y le pertenece. Si va sola , no le pertenece a nadie  y es propiedad del público"- 

 

Así como vamos, nuestros novios, esposos , parejas, "tinieblos", etc, tendrán que pedirnos permiso, para poder dormir a nuestro lado. 

 

 

ME VISTO PARA QUE ME DESVISTAS 

 

 La mayoría de las  mujeres se visten  tratando de mostrar más de la cuenta, pero cuando  salen a la calle, dan la impresión que se equivocaron y los hombres que caen desaprensivamente en su juego, pueden ser castigados 

 

. Tatyana Fazlalizadeh, una de las más acérrimas  feministas norteamericanas, dice que esta forma de acoso no es tolerada socialmente. 

 Se ha dado a la tarea de imprimir y pegar en las paredes de las principales ciudades del país, rostros de mujeres reales, incluyendo el suyo, junto a mensajes en inglés y español , con algunas de las  “ supuestas “ agresiones verbales  más comunes, como: “Dejad  de decirles que sonrían”," Mi nombre no es “ pequeña”, “ Mi ropa no es una invitación”, “ me visto así, porque quiero”, “ no estoy aquí, para ti”, “ no estoy buscando tu aprobación”, “ las mujeres no salimos a la calle para entretener a los hombres”, " no soy tu muñeca", " no soy tu nena". 

 

Para mí, es verdaderamente agradable, que te abran la puerta del auto al subir o al bajar de el , que te digan frases respetuosas como: “ que linda estás “, o “ me gustan mucho tus ojos y tu sonrisa”, “ que bien te conservas”.

En fin , que sería de las mujeres de verdad, sin las palabras lisonjeras de los señores, dichas de la manera más bonita y respetuosa?  

. 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR