S. O. S. SALVEMOS AL GALEÓN SEÑOR SAN JOSE

19/07/2020 - 15:32

EL GALEÓN DE GALEONES, SEÑOR SAN JOSÉ 

 

POR: ANAMARÍA VASQUEZ CARO 

 

 QUE DICE LA LEY: 

UN NEGOCIO DE $ 26 BILLONES- 

 

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA EN USO DE SUS FACULTADES LEGALES: 

Por medio de la cual se reglamentan los artículos 63, 70 y 72 de la Constitución Política de Colombia en lo relativo al Patrimonio Cultural Sumergido. 

EL CONGRESO DE COLOMBIA 

DECRETA: 

CAPÍTULO I.  

DEFINICIONES.  

ARTÍCULO 1o. OBJETO DE LA LEY. La presente ley tiene por objeto establecer las condiciones para proteger, visibilizar y recuperar el Patrimonio Cultural Sumergido, establecido en el artículo 2o de la presente ley, así como ejercer soberanía y generar conocimiento científico sobre el mismo.  

Jurisprudencia Vigencia 

ARTÍCULO 2o. DEL PATRIMONIO CULTURAL SUMERGIDO. El Patrimonio Cultural Sumergido, de conformidad con lo previsto en los artículos 63 y 72 de la Constitución Política, hace parte del patrimonio arqueológico y es propiedad de la Nación. ( LA NACIÓN SOMOS TODOS LOS COLOMBIANOS) 

 Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 6o de la Ley 397 de 1997, el Patrimonio Cultural Sumergido de Colombia, está integrado por todos aquellos bienes producto de la actividad humana, que sean representativos de la cultura que se encuentran permanentemente sumergidos en aguas internas, fluviales y lacustres, en el mar territorial, en la zona contigua, la zona económica exclusiva y la plataforma continental e insular, y otras áreas delimitadas por líneas de base. 

 “Hacen parte de este patrimonio los restos orgánicos e inorgánicos, los asentamientos, cementerios y toda evidencia física de grupos humanos desaparecidos, restos humanos, las especies náufragas constituidas por las naves o artefactos navales y su dotación, sus restos o partes, dotaciones o elementos yacentes dentro de estas, cualquiera que sea su naturaleza o estado, y cualquiera sea la causa de la inmersión, hundimiento, naufragio o echazón” 

 Y...

ALLí  ESTABA EL GALEÓN 

 

“ Cuando despertaron , ya con el sol alto, se quedaron pasmados de fascinación, frente a ellos, rodeado de helechos y palmeras, blanco y polvoriento en la silenciosa luz de la mañana, estaba un enorme galeón español. Ligeramente volteado a estribor, de su arboladura intacta colgaban las piltrafas escuálidas del velamen, entre jarcias adornadas de orquídeas . El casco, cubierto por una tersa coraza de rémora petrificada y musgo tierno, estaba firmemente enclavado en un suelo de piedras. 

 En el interior que los expedicionarios exploraron con un fervor sigiloso, no había nada más que  un apretado bosque de flores”. Dice Gabriel García Márquez en su novela Cien años de Soledad. 

 

   

EN LA MEMORIA DE LOS CARTAGENEROS  

El Galeón ha estado siempre en nuestra memoria, de los cartageneros y colombianos, porque   nos pertenece, hace parte de nuestra historia como las murallas, el mar y, el patrimonio arquitectónico de nuestra ciudad antigua, que también debemos proteger, y administrar desde nuestra ciudad, no, desde Bogotá.  

“Por eso desde el 5 de diciembre del 2015, cuando conocimos la noticia del hallazgo, nos propusimos escoltarlo celosamente durante el corto trayecto que aún le hace falta para culminar su viaje de tres siglos, hasta que lo veamos reposar, dignamente en su propio museo, en Cartagena, la de Indias”,   dice Francisco Muñoz Atuesta, veedor del Patrimonio Cultural Subacuático.  

Pero solo hasta el 27 de noviembre del 2015, investigadores del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), Personal de la Armada Nacional, y de la Dirección Marítima (DIMAR), lograron localizarlo muy cerca de Cartagena.  

El hallazgo fue anunciado por el entonces presidente Juan Manuel Santos, y desde 2018 con la publicación del contrato para el rescate, donde se contempla entregar hasta el 45% de su preciosa carga como medio de pago para el contratista, se inició una batalla legal para evitar que funcionarios y particulares se roben el GALEÓN DE GALEONES, lo cual han intentado por años, pero la ACCIÓN POPULAR no se los ha permitido, e iremos hasta las más altas INSTANCIAS INTERNACIONALES, que es adonde queremos llegar. 

En 2013 el Congreso de Colombia adopta la Ley 1675 con la cual se reglamentan los artículos 63,70 y 72 de la Constitución Política de Colombia, relativos al Patrimonio Cultural Sumergido, estableciendo mecanismos que favorecen a privados para el rescate de naufragios históricos que puedan ser hallados en los mares de Colombia. 

 La DIMAR ( Dirección Marítima y Portuaria), y un grupo de poderosos  inversionistas colombianos, fueron los principales impulsores de la Ley 1675 de 2013, la cual tiene como objeto: “Establecer las condiciones para proteger, visibilizar y recuperar el Patrimonio Cultural Sumergido”.

La misma semana que Santos dio marcha atrás a la licitación para recuperar el galeón San José, un negocio de $26 billones de pesos.

El viernes  2 de julio del 2020, Santos en complicidad con tres magistrados de la Corte Suprema, reactivó este “negociado”, revirtiendo  la decisión   del Tribunal de Cundinamarca, que había fallado a favor de la    ACCIÓN POPULAR, ( 6000 personas)creada  para proteger y  defender al GALEÓN SEÑOR SAN JOSÉ (?)  

  

   

   EL GALEÓN SAN JOSÉ 

 

 Es como si García Márquez, al hallar en sus fábulas  macondianas, un galeón español , profetizara, que del fondo del mar y a pocas millas de Cartagena , tendríamos al galeón de  galeones, con la diferencia que esta embarcación en vez de flores, tiene un valioso y codiciado cargamento de oro y piedras preciosas, que un ex-presidente corrupto y una nación del mundo , con la regente de mayor edad en europa, nos quieren arrebatar. 

  

 

 

HISTORIA 

 

Carlos II de España “El hechizado”, contrató en 1696 a Pedro de Aróstegui, en los astilleros de Mapil, en Usurbil, cerca de San Sebastián,  Guipúzcoa, España, para construir dos navíos idénticos, bajo las especificaciones de Francisco Antonio Garrote, llamados Galeón Señor San José y Galeón Señor San Joaquín, en honor al esposo y al padre de la Virgen María.  

El 8 de junio  de 1708 el navío Señor San José, navega hacia Cartagena de Indias, proveniente de Portobelo, Panamá.  Lleva en sus entrañas un gran cargamento de oro, plata y piedras preciosas, se dice que abordaron barriles repletos de esmeraldas. El total de su carga se estima entre nueve y once  millones  de pesos de hace tres siglos, hoy, equivalente  a unos DIEZ MIL MILLONES DE DOLARES.  

 Esta exorbitante suma de dinero, que bien podría ser mayor, es lo que tiene en alerta, a muchos cazatesoros del mar, y piratas de “ cuello blanco” , de Colombia y de más allá de sus límites marítimos..  

El Galeón Señor San José, es hundido en una emboscada, a pocas millas de la Isla del Tesoro, en las las Islas del Rosario por el  “Expedition”, buque Inglés, comandado por el Comodoro Charles Wager 

 Solo once de sus 600 tripulantes, sobrevivieron a la explosión, que envió al Galeón, al fondo del Oceáno, con su incalculable tesoro.  

  S.  0.  S.

SALVEMOS AL GALEÓN SAN JOSÉ  

 

 

Francisco Muñoz Atuesta, veedor del Patrimonio Subacuático de Colombia, formó un grupo , denominado SALVEMOS AL GALEÓN, el cual ya cuenta con 6.000 personas y , liderados por el, asumimos desde hace más de tres años, la defensa del Galeón Señor San José.

 No claudicaremos hasta que el GALEÓN DE GALEONES finalmente repose, junto con todos sus tesoros en un museo en la ciudad de Cartagena de Indias, donde pueda ser contemplado por millones de visitantes de todos los rincones del mundo, seducidos y alucinados por su extraordinaria historia de piratas, guerras y cañonazos; detonaciones explosivas  que resuenan en sus defensores cada vez que intentan con fallos amañados, tretas, artículos, decretos y leyes apropiarse de un Patrimonio que los cartageneros se propusieron defender. 

La historia nos cuenta , cuan empecinados podemos  ser cuando nos  proponemos defender lo que nos  pertenece y, a nuestros hijos y nietos. 

 

  EN EL MUSEO NAVAL DE CARTAGENA 

 

 

Actualmente, en el Museo Naval del Caribe, se construye una réplica a gran escala de la popa del Galeón Señor San José, la cual debía  inaugurarse  el 8 de junio del 2020, día en el  que se conmemoraron  312 años  del naufragio, pero una epidemia llamada Covid-19, se interpuso y ha sido aplazada hasta una próxima fecha.  Esta reproducción mide cinco metros de alto, por seis de ancho y doce de largo 

. Los visitantes podrán subir por la cubierta  de la nave, penetrar al interior del casco, donde se encontrarán “ a bordo de un submarino”. Desde allí, visitarán, sobre una pasarela transparente en medio  del  silencio y la oscuridad, los restos del  galeón a 600 metros de profundidad.  

  

 

 ES PATRIMONIO CULTURAL DE COLOMBIA, NO DE INGLATERRA O ESPAÑA, O DE UN EXPRESIDENTE QUE HA VENDIDO NUESTRA IDENTIDAD AL MEJOR POSTOR 

  

 Está clasificado como de ámbito nacional desde el pasado 23 de enero de 2020, por un decreto proferido por la Abogada Carmen Vásquez, quien  era Ministra de cultura ( renuncia que aún no ha sido aceptada por el Presidente Duque) en ese momento y como tal no puede ser usado como medio de pago.   

Es patrimonio cultural sumergido y por lo tanto,   está catalogado como patrimonio arqueológico de interés cultural, de  identidad nacional, pertenecen al lugar en donde han sido encontrados  y son inalienables, inembargables e imprescriptibles. 

 

Señores y Señoras, los MALANDRINES no ganarán , LOS BUENOS, somos más. SOMOS OPINIÓN PÚBLICA. 

 

 

 

 

 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR