Constelaciones

Las constelaciones familiares, no son una terapia psicológica.

24/07/2021 - 14:15

Por: Adriana Sofía Silva Silva, Subdirectora nacional Campo Psicología y Familias.

El 11 de octubre del año 2020, el Ministerio de Salud en conjunto con 14 representantes de asociaciones y entidades gubernamentales,  discutió y recomendó la exclusión de la financiación con recursos públicos asignados a la salud en Colombia a las siguientes tecnologías de salud: Programación Neurolingüística, Constelaciones Familiares, Psicomagia, Terapias Transpersonales, por considerarse ampliamente  que no disponen de una evidencia científica sólida, tampoco existen evidencias sobre su efectividad clínica, eficacia y eficiencia, más allá de las subjetividades y efecto placebo, para personas con cualquier tipo de enfermedad o trastorno mental (Cfr: Ver "Nota 1" al final del articulo).

Con estas precisiones, solo nos queda plantear la importancia de realizar una educación científica para el cuidado de nuestra salud mental, emocional, relacional, psicológica (individual, de pareja, familia y grupos) frente a las múltiples ofertas psicoterapéuticas que en la actualidad existen, que pueden ser psicoterapias propias de la psicología como disciplina científica y otras que no son propias de la psicología (como las arriba mencionadas y otras como el coaching, sanación espiritual, por ejemplo). Esta precisión es aún más importante, cuando en la actualidad hay muchas personas NO psicólogos, que ofrecen servicios de talleres y atención, sin contar con la titulación, experiencia o registro como talento humano en salud (RETHUS)

En el caso del campo Psicología y Familia, nos interesa hacer mayores claridades sobre las llamadas “Constelaciones Familiares”, que tienden a confundir tanto a la comunidad en general como a psicólogos, por tal razón Colpsic ha iniciado desde este campo disciplinar y profesional un proceso de formación en "Intervenciones Familiares por niveles" (informes: adriana.silva@colpsic.org.co) , para la cualificación y desarrollo de quienes estén interesados y por su ejercicio profesional, trabajan con parejas y familias. Desde esta perspectiva nos parece importante, en primer lugar, aclarar que las llamadas constelaciones familiares, no hacen parte de las diversas estrategias de intervención con parejas y familias, por las siguientes razones:

  1. En el acta No. 11 del 2020,  la recomendación de exclusión de la Terapia de constelaciones familiares para personas con cualquier tipo de enfermedad o trastorno mental, plantea que no debe ser financiada con recursos públicos asignados a la salud, dado que no tiene bases conceptuales sólidas, carece de fundamentos teórico-científicos como método psicológico, no cumple los criterios para ser llamada terapia y no existen adecuados estudios de investigación controlados, que permitan obtener una evidencia científica sólida y de buena calidad sobre su seguridad, eficacia y efectividad clínica, tal como lo muestra el informe del IETS (Instituto De Evaluación Tecnológica en Salud)
  2. Las constelaciones familiares, es un método que se presenta como terapéutico, propuesto por Bert Hellinger, con modalidad de trabajo individual y grupal, que consta de 1 o 2 sesiones,  decimos que es de difícil denominación, porque Hellinger, tomó su nombre del término “Constelaciones familiares” propuesto por Alfred Adler y  se suele presentar como un conjunto de ideas y practicas mezcladas sin rigor, provenientes del psicoanálisis, antropología cultural, la teoría de la evolución humana, esculturas familiares, teoría de la comunicación humana, entre otros y plantea que a través de la liberación de conflictos y tensiones de generaciones pasadas y de la historia familiar, se puede lograr la autorrealización personal, la superación de cualquier trastorno mental y la cura de algunas enfermedades.
  3. Bert Hellinger (1925 - 2019) sostiene que, al configurar una constelación familiar, los representantes de los miembros de la familia sienten las sensaciones de los que representan, aún sin haberlos conocido. Esto se hace en forma de un ritual, donde a través de cambios de posición e interacciones físicas y verbales entre los participantes, la constelación se va transformando, hasta eventualmente llegar a una imagen de solución que libera al paciente de las implicaciones trágicas, restaura el equilibrio y el orden en su sistema familiar y permite que el amor ancestral vuelva a fluir libremente por su vida.
  4. Ha buscado denominarse de otras maneras; Constelaciones sistémicas, enfoque fenomenológico-sistémico-transgeneracional, para ser reconocida como terapia sistémica, sin embargo, para la comunidad de las escuelas sistémicas en Latinoamérica y Europa -RELATES- Sus postulados carecen de fundamentación epistemológica y teórica coherente, no son compatibles con el conocimiento científico, por lo que no se tiene en cuenta como un método psicológico con evidencia científica válida para ser incluido dentro de los currículos de la formación en psicología y su práctica, igualmente es cuestionada de manera ética, debido a que no encuadra en la definición de psicoterapia, en cuanto método y niveles de intervención y quienes la practican en su mayoría no son psicólogos, lo que puede resultar en efectos adversos para la salud mental de las personas con las implicaciones legales correspondientes.

Por esta razón, invitamos a quienes han decidido buscar un psicoterapeuta para que los acompañe en su proceso de búsqueda de bienestar emocional y psicológico, a que primero se aseguren que el profesional tenga una titulación en Psicología y, en segundo lugar, siéntanse en la libertad de preguntarle, qué tipo de modelo psicoterapéutico utiliza y si éste, tiene fundamentos científicos, es decir, si se ha comprobado científicamente, que funciona.

Recordando que no todo lo que tenga las palabras, “familia”, “bienestar”, “sanación” o “salud mental”, es propio de la psicología como disciplina científica y aún nos queda mucho trecho por recorrer para plantear una línea muy clara entre psicoterapias basadas en la evidencia y lo que algunos presentan como técnicas y métodos útiles, pero que no pasan de las subjetividades de quienes las aplican y quienes la reciben y por alguna razón, dicen sentirse mejor.

Por lo pronto, queda abierta la invitación a revisar el código deontológico del psicólogo (Cfr. Ver Nota 2 al final del articulo).

Para más información pueden consultar aquí:

Nota 1: https://mivoxpopuli.minsalud.gov.co/InscripcionParticipacionCiudadana/frm/procesos/frmHomeProcesoAnalisis.aspx?cod=1&v=8&r=1

Nota 2: Normatividad | Colpsic


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR