Salud Mental en las Familias: Adaptándonos a los cambios vitales y contextuales

03/04/2021 - 10:57

La familia es una institución social dinámica, no sólo por la gran variedad en su composición y estructura (nuclear, reconstituidas, pas de deux, monoparentales con jefatura femenina y masculina, multiculturales, trigeneracionales, conyugales, unipersonales, con padrastro o madrastra, en acordeón, con soporte, poliamorosas, cambiantes y más), sino por su capacidad de adaptarse y reorganizarse en la medida en que va experimentando los diversos cambios vitales de cada uno de sus miembros y del contexto en el cual se encuentran. Es así como este es uno de los primeros pasos para construir salud mental familiar: aceptar que cada familia es única, en diversidad y recursos familiares.

Desde esta perspectiva podríamos hablar de la construcción de Salud Mental en las Familias, en la medida en que tengan en cuenta, que una estructura y una organización clara, son importantes para delimitar los roles y las funciones de cada uno de los miembros en la familia; de esta manera, la pareja (núcleo primario de las familias) construye su identidad y negocia las formas de cumplir con los proyectos personales, de pareja y familia, de tal manera que podrán hacer una división clara entre ser padres y ser pareja y sus dificultades de diada conyugal, podrán resolverlas sin incluir a los hijos como mensajeros de las mismas; igualmente los hijos tendrán claridades en las nociones de autoridad y jerarquía y en lo que cada uno puede aportar para el funcionamiento adecuado de la familia.

Por otro lado, construimos salud mental familiar, en la función de apoyo a cada uno de los miembros de la familia y sus necesidades, es decir, las familias serán consientes de las diferencias personales de cada uno y desde esta noción, se fomenta el sentido de pertenencia, protección e identidad familiar. Que una familia sea unida, no significa que todos los miembros sean o piensen igual, sino que la familia, se presenta como un gran sistema de apoyo y de impulso para que cada individuo construya su propio camino.

Otro aspecto importante en la construcción de salud mental en las familias, es su capacidad de adaptarse a los grandes cambios del contexto en el cual se encuentran, lo hemos experimentado en momentos históricos, como este y las familias han tenido que realizar múltiples tareas de ajuste en tiempos de crisis a nivel de supervivencia física, cambio de hábitos y pautas de socialización, de expresión de sentimientos, de autocuidado y han tenido que renegociar muchos de sus acuerdos iniciales para disminuir el ciclo de acumulación de tensiones propias de contextos en crisis normativas y no normativas.

Construimos salud mental familiar cuando las familias tienen la capacidad de permitir una comunicación directa, cuando un miembro siente total libertad de expresarse y han podido reconocer sus propias formas de resolver conflictos. Cuando los miembros sienten que la familia es el lugar seguro por excelencia, al cual quieren volver cuando están en una situación difícil; es importante que tanto las familias como los profesionales en diversos contextos, tengan una noción más amplia de las familias, sus dinámicas y posibilidades de adaptación y cambio.

Es por esto por lo que en Colpsic, desde el campo Psicología y Familias, pensando en la cualificación permanente de los psicólogos iniciaremos el lunes 3 de mayo del presente año, un proceso de Formación en Intervenciones Familiares por niveles, iniciando con un primer curso denominado ¿Qué necesita saber hacer un psicólogo para trabajar con las diversidades familiares? Para más información puedes consultar aquí: https://fb.me/e/1iEQwVdys

Nota: El Colegio Colombiano de Psicólogos invita al Facebook Live "Las diversidades familiares en Colombia" el próximo jueves 8 de abril de 2021.Para mayores informes se pueden comunicar con Adriana Silva Silva, Subdirectora de Campo: Celular: 3004850513. Email: adriana.silva@colpsic.org

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR