¿Feliz Día de la Mujer?

08/03/2019 - 14:50

Hoy no me quiero referir a la violencia de género, que es alarmante y parece no tener relevancia en las autoridades gubernamentales, sino a la violencia económica que se hunde profunda y negativamente en la vida de las mujeres.

Sí. Mucho «feliz día». Pero en realidad, ¿A alguien le importa la situación económica de las mujeres en Colombia y en Cartagena? Aquí me detendré en algunas cifras que deben llamarnos la atención.

La tasa de desempleo en Colombia en  2018 de los hombres es de 9.8%, mientras qué en las mujeres es de 16.9%, casi el doble.

En cuanto a salarios, en 2018 alcanzó un 23% de desigualdad entre hombres y mujeres, según el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

Y de las mujeres que se emplean, el 53.5% gana menos de un salario mínimo.

Según cifras del Observatorio del Mercado Laboral de Cartagena (2018), en la ciudad hay 417 mil mujeres en edad productiva.

De esas 417 mil, sólo 190 mil logran ocuparse. Por ocuparse entiéndase cualquier forma de obtener recursos, ya sea en un empleo formal o alguna actividad de rebusque.

De las mujeres que logran conseguir empleo, el 75% lo hace en sectores como comercio, restaurante y hoteles, en donde los salarios son paupérrimos, y donde las funciones que desempeñan. A consideración de Dewin Pérez, director del Observatorio, son oficios en donde la mujer cumple los mismos roles que en el hogar, es decir, cocina, limpieza, cuidado y atención de personas.

En condiciones en donde ni la mujer ni el hombre ha cursado ningún tipo de estudios, la mujer gana un 60% menos que el hombre.

Si ambos han cursado el bachillerato, el hombre consigue empleos donde gana 45% más que la mujer.

Y si el empleo es entre hombres y mujeres que tengan estudios universitarios, la mujer gana un 20% menos que el hombre.

Por si fuera poco, la famosa «edad productiva» de la mujer llega hasta los 28 años. A partir de ahí, ya no es tan atractiva para el mercado laboral.

Por supuesto, todas estas luchas pasan por la crisis del país y por la poca o nula oferta de empleo que ofrece el Gobierno Nacional y el sector privado, sin embargo, para nosotras el tema es más dramático.

Y según el informe de "Ninis" (Ni estudia, Ni trabaja) de 2018, el 31% de las mujeres entre los 15 y los 24 años, ni estudia, ni trabaja. En los hombres, esta cifra es del 13%.

Por si fuera poco, desde 2011 contamos con una Política Pública de Mujer del Distrito de Cartagena que año tras año se encuentra desfinanciada y que definitivamente no cuenta con la voluntad política para ser implementada.

Hoy, más allá de flores, mariachis, o felicitaciones, el llamado es a que las mujeres sigamos organizándonos en torno a nuestras reivindicaciones. Nuestra autonomía económica definitivamente será un gran avance en nuestra lucha. 

La verdadera emancipación de las mujeres pasa por tener, entre otras cosas, la autonomía económica, bajo una premisa de salario digno e igualitario.