Caricatura de Matador

Las EPS y el festín de la pandemia en Cartagena

25/05/2020 - 20:38

     El subito crecimiento del número de contagios y de fallecidos en Cartagena en el último mes, ha causado gran consternación al tiempo que puso a Cartagena en el ojo del huracán, por haberse trepado en la cúspide de la lista de las ciudades con mayor afectación por la pandemia, superada solo por Bogotá. 

Resultaba incomprensible que siendo Cartagena la ciudad que más temprano y con mayor severidad comenzó las medidas de rigor para contener la propagación del virus, fuera una de las más damnificadas. Y es que las cifras son muy preocupantes. Hoy estamos en el rango de 100 infectados promedio día con una tasa de letalidad que da miedo, con 100 muertes a la fecha. 

Pero fue en la visita del Ministro de Salud Fernando Ruiz Gomez el pasado 15 de mayo a Cartagena cuando se reveló la realidad de lo que estaba pasando. Detrás del vertiginoso repunte de contagios y muertes por Covid - 19 estaba la infame practica de Las EPS de Cartagena de no realizar la prueba a sus miles de afiliados.

Esta actuación, calculada desde los escritorios, fue un doloso contubernio, dada la gravedad de los hechos y el daño irreparable causado a cientos de cartageneros infectados de este mortal virus. 

Las autoridades lograron percatarse que exactamente dos meses despues de que el alcalde William Dau decretó la Emergencia Sanitaria, las EPS habían tomado la decisión de no realizar pruebas Covid - 19 a los cartageneros. Las cifras así lo indican. Las 6 principales EPS que operan en Cartagena, a la fecha del 15 de mayo, nueve semanas después de conocerse el primer caso positivo en la ciudad, habían realizado la prueba a solo el 0.65% del total de sus afiliados.

La nueva EPS con 90 mil afiliados, le había realizado la prueba a solo 544 afiliados [0.60%]. 

Coosalud, con 220 mil afiliados, le había hecho la prueba a 1640 [0,75%]. 

Comfamiliar con 77 mil afiliados, se la hizo a 210 [0,27%]. 

EPS Sura con 74 mil afiliados, le practicó la prueba a 740 [1%]. 

Coomeva con 75 mil afiliados le hizo a 437 [0.63%]. 

Mutual Ser con 170 mil afiliados la realizó a 1000 [0.59%].

Detrás de este doloso proceder se encuentra el afán de estas EPS de seguir acumulando ganancias durante la pandemia y no gastar recursos en los cartageneros, en pruebas que oscilan cada una entre los 300 mil y 1 millon de pesos. Además de los costos asociados a la atención y hospitalización de los casos detectados. 

Una lógica perversa donde los unicos  perjudicados hemos sido los cartageneros a raiz de la masificación del contagio, y el Distrito que ha visto desquiciar su estrategia para contener la pandemia, al no tener conocimiento y certeza del cuadro real del Covid 19 en la ciudad, que le permitiera las autoridades actuar con eficacia sobre los casos positivos, a fin de aplicar el aislamiento correspondiente, y el control de la cadena de contagio.

Este actuar de las EPS es lo que explica el festín de la pandemia por estos días en Cartagena.

Sería bueno indagar con expertos que tipo de responsabilidad penal le cabe a los dueños y directivas de estas EPS por el enorme daño que le han causado a la salud y a la vida de los Cartageneros. Sin duda, un daño irreparable. 

Mientras tanto en estas EPS sigue la danza de los millones, viven como remoras los recursos publicista del sistema de salud, actuando como intermediarias, en un negocio donde estas empresas se embolsillan en un año más de 68 bilones de pesos. 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR