Ley de Cuotas en la CUT: Una deuda pendiente.

12/05/2019 - 21:34

Me siento con el deber de escribir sobre el VI Congreso de la Mujer  Trabajadora y el VII Congreso Nacional CUT realizado en Bogotá del 6 al 10 de Mayo en este año que va corriendo.

Y digo que me siento con el deber porque para eso me eligieron mis compañeras(os) del magisterio en Bolívar. Gracias. Misión cumplida.

Toda la experiencia de estar ahí y participar en las mesas de trabajo sobre Mujer y Paz en el Congreso de Mujeres y después en la de Política Educativa , fue nutritiva no solo por el mundo de afectos con los que hubo  reencuentros muy agradables y devolverse en el tiempo ,sino por la calidad  y altura con que se desarrollaron las ponencias ,siempre buscando y hallando en la mayoría de veces, todo lo que nos une como clase trabajadora  enfrentada a un sistema y  gobierno que arrasa con todas las conquistas de los trabajadores(as).

El Ágora de Bogotá un lugar expedito para un evento de tanta magnitud en cuanto a número de participantes y logística. Aplausos al equipo organizador.

Fui con la gran expectativa , como tantas otras mujeres, que hablar de Paridad y exigir paridad  para la elección en todos los cargos de decisión al interior de la CUT era casi que pan comido porque la CUT   es per se una organización unitaria, progresiva, clasista , que se ocupa en todo tiempo y lugar de la promoción-defensa y reivindicación de los derechos de trabajadores(as); pero no fue así porque más allá de esa misión  en la CUT como en tantas otras organizaciones, las concepciones  y prácticas ideológica política patriarcales, hegemónicas y hasta misóginas en algunos dirigentes; definen el rumbo de las decisiones políticas.

No fue  siquiera posible contemplar la posibilidad de la paridad como una acción positiva en favor de las mujeres que soportan y representan en gran medida la fuerza laboral de este país y la base social de los sindicatos porque en la CUT ni ley de cuotas existe  a pesar de todo el soporte normativo que la misma tiene y el mandato  de ser la misma aplicada en todos los ámbitos de lo público. Sin opción de paridad, entonces ley de cuotas.

Ley de cuotas del 2000 que procura reconocerle a la mujer su derecho a participar de manera efectiva en la toma de decisiones políticas que le atañen. Esa ley que ya en muchos países se ha superado y ha dado paso a la paridad, tampoco tuvo la suficiente acogida en el VII Congreso CUT porque aunque el sector democrático hizo todos los esfuerzos para sustentar la misma  con la evidencia  del papel que ha jugado la mujer en la lucha por sus derechos como trabajadora y enfrentarse al sistema, por el otro lado estuvieron presentes las posiciones políticas partidarias de quienes creen que las mujeres no hemos hecho suficientes méritos para tener ese derecho y además la CUT es una organización  de trabajadores-as  donde todos somos uno y uno somos todos por tanto no puede haber trato diferenciado hacia ninguna población específica, ya sean jóvenes o mujeres . En últimas según nos dijeron sin vergüenza alguna, la ley de cuotas es un riesgo político para la CUT por ser una medida antidemocrática.

Aun así la confianza estaba puesta en las lideresas y líderes  agrupados en el sector democrático ( Avanzada Verde-PTC- Colombia Humana-Unidad Democrática) y aliados como Congreso de los Pueblos, PCC,PST, Over Dorado y su colectivo y algún otro que se me escapa.

Los resultados fueron apretados: 341 delegados(as)  votaron por SI a una ley de cuotas condicionada solo  a un 20% y 408 un definitivo NO  a la misma.

Quienes votaron por el NO  lo hicieron de manera coherente con su posición ideológica política que en ningún momento dejaron de hacer saber y sustentar: PDA MOIR  y del lado del sector democrático  el PTC, lo cual es una clara evidencia de incoherencia e inconsecuencia entre lo que se dice ser y se hace.

No nos pueden decir que con esa diferencia hemos avanzado. Eso es un contentillo porque ese no debería ser el debate. El debate  en realidad era por la paridad tal como  el desarrollo histórico político de la década así lo muestra. No hemos ganado nada más que poner el tema con retraso en tiempo y efectividad.

Las sociedades modernas y todas las organizaciones que las representan hoy tienen un imperativo ético político de reconocer la legislación positiva hacia los derechos de la mujer en todos los ámbitos de su vida y entre ellos el de participar en igualdad de oportunidades  para ser parte decisoria. Lo que vimos muchas mujeres fueron posiciones partidistas  y así difícilmente vamos a superar el debate.

Sé que el debate se puede llevar al plano filosófico político, modelos económicos y en ultimas  a revisar la historia de la humanidad, pero hoy en la realidad concreta: NO HAY LEY de CUOTAS en la CUT y sentí mucha pena ajena por tanta mujer joven (menor de 40 años)  que  con tanto compromiso  y altura participaron  poniendo todo su empeño  en alcanzar este logro tan importante para el desarrollo de sus liderazgos  en lo político sindical. Tendrán que pelearse dentro de cuatro años nuevamente esa acción afirmativa .El tiempo y las acciones hablaran por si solas.

Y porqué hablo de los que  votaron el SI  y el NO? porque estoy convencida que la camiseta que se lleva puesta políticamente lo define a uno, por tanto no son confiables quienes se la quitan y ponen según las conveniencias de las circunstancias. Para los procesos de poder local este es un criterio que no debemos perder de vista.

https://www.elespectador.com/colombia2020/politica/la-ley-de-cuotas-de-genero-debe-ser-del-50-articulo-856437


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR