A que le apostamos el 27?

20/10/2019 - 14:48

Ya llega el tan anhelado 27 de Octubre, la fecha que supone mostrará que hemos "superado" las malas practicas de una ausente cultura política ciudadana.

En el escenario están los que despliegan sin vergüenza alguna toda la plata posible para capturar incautos, desinformados, desconectados, pesimistas y toda la fauna que solo ve la punta de su nariz y no más. Si acaso la ve.

Del otro lado, aparece una propuesta sui géneris que sin pelos en la lengua, se dedicó a darle duro y con nombre propio a los responsables políticos del estado de postración social y económica en la que nos encontramos. Allí no hay derroche de dinero y publicidad. Si mucho trabajo en redes y voluntarios replicando el discurso anticorrupcion. 

Esta propuesta ya caló en una ciudadanía que ve ese díscurso como una tabla de salvación para nuestra ciudad y se pega a ella porque ahí está lo que se piensa y dice de los políticos corruptos en la ciudad. Sin ambage alguno. Sin pretensiones de saberlo todo y tener la respuesta perfecta para todo. Si con una claridad: Acciones políticas contra la corrupción. 

A estas alturas cuando esa propuesta empieza a hacer contrapeso a los mismos de siempre. Era deseable que todos los movimientos alternativos se unieran para dar la pelea de este siglo :arrebatarle a los politiqueros la Alcaldia de Cartagena. Esto no fue posible por mil y unas razones que no siempre se pueden comprender, pero esas cosas pasan aún entre alternativos. 

Ahora cuando es poco lo que queda por hacer en pos de esa unidad. Un joven profesional, humanista y líder social de su barrio Olaya y ademas honrosam ente negro, después de ser maltratado por su propio partido, a pesar de su evidente compromiso político con la ciudad y sus gentes, se adhiere y junta esfuerzos para animar la propuesta de Salvar Nuestra Cartagena, lo cual merece admiración y respeto. El o la que no quiso, no pudo, no le dio la gana debe aceptar que esa alianza permite acumular y capitalizar fuerza política para un futuro no muy lejano. 

Pará hacerle contrapeso a esta alternativa ciudadana está el voto en blanco, que  con todo derecho busca posicionar una estrategia  electoral en una coyuntura a todas luces favorable a las maquinarias y buscando restarle oxígeno a las ciudadanias libres que ya decidieron tomar otro tipo de riesgo para ver si por fin en esta ciudad tenemos si no un alcalde alternativo real, unos dos o tres concejales que hablen y actuen en el concejo de lo que es y no vayan a sentarse de chevere en ese recinto. Concejales y de paso ediles vigilando y poniéndole tate quieto a los malandrines de siempre.

Concejales que pongan los intereses sobre la mesa y no jueguen a  la doble moral. No nos sirven los depredadores disfrazados de mansos corderos. Solo sirve ahí que lleguen los que no tienen conexión alguna con los malandrines. Eso es lo que  sirve y necesitamos.

 A eso le apostamos. 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR