¡Respeten a los Profes Carajo!

23/02/2020 - 21:44

Nada de lo que se dice acerca de la Educación Publica y en especial contra los maestros(as) por cuenta de la extrema derecha política y todos sus áulicos, es gratuito.

Cada expresión desobligante  contra quienes  deberíamos ser el activo social más importante  de este país, denota una intención  política para deslegitimar y desvirtuar una realidad  concreta: La Educación Publica en Colombia es la cenicienta del proyecto de país y sociedad que se quiere desarrollar. Sin maestros con garantías de derechos y un modelo de Educación pertinente, es muy fácil mantener el statu quo de los sectores políticos que  han desangrado  nuestro país. Ellos son los principales  responsables por lo que no tenemos en Educación de Calidad, porque ellos son los que han gobernado este país. Para ellos un pueblo ignorante  es el mejor caldo de cultivo para la alienación política.

Nos dicen en redes que somos vagos, irresponsables, privilegiados, doctrinadores, extremistas, despilfarradores, pro guerrillas y cuanta locura es posible repetir después de escuchar a  ciertos  personajes de la política y de los medios tratarnos de esa forma; pero si  en verdad fuésemos  profesionales reconocidos con respeto por los que somos y hacemos seguramente  estaríamos en un país donde por ejemplo: Aspirar a ser maestro(a) como profesión tendría una categoría social muy importante y por tanto la política pública de Educación por cuenta del Estado  priorizaría  un alto porcentaje del presupuesto para cualificarlos  de tal suerte que las especializaciones, maestrías, investigaciones, intercambio de experiencias, producción literaria, estaría garantizada por el mismo  en todos los niveles del sistema. Nada más lejos de la realidad. El presupuesto para  Educación es la cenicienta de este país.

La política para Educación en Colombia, depende del gobierno a pesar de la importante  presión que ejerce Fecode para lograr mejores condiciones  laborales para nosotros y mejoras sustanciales en calidad para los  estudiantes, pero estos gobiernos en extremo neoliberales siempre juegan la doble  así que desde el Ministerio de Educación como punta de lanza se exige cumplir con todas la responsabilidades  en el aula, pero cuando ellos  violentan nuestros derechos, entonces nos exponen y condenan al irrespeto generalizado usando e  instalando imaginarios riesgosos para el gremio que han dado cuenta de un importante número de maestros amenazados y no menos de 30 asesinados en  los últimos dos años.

 Esta  es una evidencia del discurso de  extrema contención  a  toda forma de organización para la protesta social amparada en los  derechos constitucionales. Nada más peligroso en esto tiempos  de polarización ideológica  y por eso camina la idea “hay que acabar con Fecode” como la mejor estrategia para quebrarle el espinazo al gremio y con ello someterlo a toda suerte de agresiones políticas, laborales y sociales a más de las que ya  son evidentes.

Y nosotros que haremos frente a esto?  Resistencia Civil activa. Debemos ser 300 mil  voces dispuestas a exigir RESPETO para  nuestro gremio y participar  de forma presencial o por redes en actividades en pro de  nuestros derechos. No debe haber miedo de usar la fuerza del argumento para evidenciar nuestra realidad laboral y de la Educación Publica en Colombia. Es hora de mostrar lo que hacemos  con tan poco y  si con mucho compromiso. Con los padres de Familia abrir espacios de Dialogo Social procurando generar comprensión de la realidad y mejores  perspectivas polticas para la Educacion Publica.

Somos nosotros los maestros(as) quienes hacemos posible otro país con una sociedad donde la Democracia no sea un escàndalo , una verguenza,  pero  si dejamos pasar este momento  la Historia nos pasará  factura de cobro.

¡Viva el Magisterio de Colombia! Viva. Viva!

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR