LAS LUCES DE MIS OJOS

20/03/2019 - 23:02

El amor hacia el regalo que son nuestros hijos es absoluta y completamente incondicional. Debe ser un amor sin barreras, ilimitado, donde demos todo e incluso mucho más de lo que se tiene. Los hijos son voluntad de Dios y traen una felicidad indescriptible y tambien desafios, que algunos tenemos la bendición de gozar en nuestros hogares.

Por ello, hoy, Marzo 21, es un dia propicio para celebrar su existencia. Y como usualmente una buena celebración incluye música compartimos un verdadero himno al amor a los hijos lanzado en el 2004 y vuelto a lanzar en el 2016 titulado “Tu de que vas”, junto con un video que bien pudo ser, estar siendo o futuramente ser representado por cualquier persona en el mundo sin distingo de raza, estrato o religión. La letra habla por si sola y cada frase, cada estrofa representa a la perfección un sentir, un vivir, casi imposible poder expresarlo con otras palabras.

Si me dieran a elegir una vez más

Te elegiría sin pensarlo

Es que no hay nada que pensar

Que no existe ni motivo, ni razón

Para dudarlo ni un segundo

Porque tú has sido lo mejor, que tocó este corazón

Y que entre el cielo y tú yo me quedo contigo

Si te he dado todo lo que tengo

Hasta quedar en deuda conmigo mismo

Y todavía preguntas si te quiero

Tú de qué vas

Si no hay un minuto de mi tiempo

Que no me pasas por el pensamiento

Y todavía preguntas si te quiero

Si esto no es querer entonces dime tú lo que será

Si necesito de tus besos pa' que pueda respirar

Y de tus ojos que van regalando vida

Y que me dejan sin salida

Y para qué quiero salir

Si nunca he sido tan feliz

Que te prefiero más que nada en este mundo

Si te he dado todo lo que tengo

Hasta quedar en deuda conmigo mismo

Y todavía preguntas, si te quiero

Tú de qué vas

Si no hay un minuto de mi tiempo

Que no me pasas por el pensamiento

Y todavía preguntas si te quiero

Oh, y es que no ves

Que toda mi vida tan solo depende de ti

Si te he dado todo lo que tengo

Hasta quedar en deuda conmigo mismo

Y todavía preguntas si te quiero

Tú de qué vas

Si no hay un minuto de mi tiempo

Que no me pasas por el pensamiento

Y todavía preguntas si te quiero

Tú de qué vas

Si te he dado todo lo que tengo

Hasta quedar en deuda conmigo mismo

Y todavía preguntas si te quiero

Tú de qué vas

 

Para mis luces: James, Luciana y Guadalupe. 

“¡Miren! Los hijos son una herencia de parte de Jehová; el fruto del vientre es un galardón.” (Salmo 127:3.)


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR