perrera

Dumek Turbay, sinónimo de indolencia, irresponsabilidad y egoísmo

26/04/2019 - 10:45

Como la mayoría de la gente decente, odio la política, pero no exactamente la política como se planteó en Grecia sino como se ejerce en Cartagena y la Costa Caribe Colombiana, donde una asociación de seres endemoniados está dedicada a la destrucción de la esencia humana, de la dignidad, del espíritu mismo de la gente, esclavizándola, sometiéndola, condenándola a la ignorancia y la animalidad instintiva en su peor versión.

Dumek Turbay es un ejemplo vivo de por qué la gente decente odia la política.

Siento que ese muchacho es un talento desperdiciado, tiene carisma, capacidad de trabajo, vocación de poder, pero ¿qué ha hecho? El departamento de Bolívar es una completa M#$%&. 

Dumek, entre muchas perlas y para poner solo un ejemplo entre cientos, tuvo el dinero para meter el acueducto y alcantarillado en todos los municipios de Bolívar, y hablo de lo que me consta. En el municipio de Santa Rosa en vez de meter tubería en los pocos tramos donde dizque metió acueducto, enterraron mangueritas, MANGUERITAS, de esas que usted usa para regar su jardín. El agua llega cada 15 días, sin avisar y por pocas horas. Y si esto ocurre a 10 minutos de Cartagena, imagínense el horror en el resto del departamento.

Ah, pero para la prepago prensa cartagenera Dumek es el mejor gobernador del país, de la galaxia y de todas las dimensiones conocidas. Pueblo indolente, cuán diversa sería vuestra suerte si entendieras qué hermosa es la dignidad.

Sin embargo, los seres humanos nos merecemos lo que nos pasa. ¿Quién nos manda a no saber votar? Y cuando más tenemos derechos humanos, religiones, dioses y jueces que nos protegen, pero los animalitos son totalmente inocentes, no merecen sufrir así.

Ya ha invertido Dumek más de 5.000 millones de pesos en una cárcel para 400 perros y gatos, en la que no tendrán cada uno más de un metro cuadrado de espacio, donde no tendrán libertad, donde no hay zonas de recreación.

Este matadero de mascotas ahora quiere disfrazar de Hospital Médico Veterinario, para acallar nuestras fundamentadas denuncias y demandas legales. Y pongámonos serios, $5.000 millones vale un mega colegio.

Santa Rosa carece de una institución de educación media y superior. Los niveles sociales negativos de todo tipo son gigantescos: violencia, violaciones, pederastia, maltrato animal, falta de oportunidades, están a la orden del día.

A Dumek no le interesa la gente, solo el dinero que pueden sacar sus contratistas y amigos de los proyectos. Él no ha invertido en nada que no sea su enferma vanidad.

Invertir prioritariamente en la construcción permite sobrecostos del mil %. Invertir en la gente, en la riqueza social, no interesa, eso no genera débito en el banco.

He podido tomar consciencia del inmenso circo que es este gobierno, gracias a la desgracia de la construcción del Guardián. Si ha habido tanto bloqueo y cerco mediático a este tema tan sensible, si tantos periodistas han sido amordazados en algo tan pequeño, imagínense lo que fue el resto de esta gestión.

Ningún otro gobernador ha sido tan generoso con los periodistas, ningún otro se ha atrevido a tanto. A su lado, Juan Carlos Gossaín es un bebé en pañales con todo y su cartel de la hemofilia.

Miren la foto de portada. No se tomó la molestia el señor gobernador de diseñar previamente, de la mano de los verdaderos defensores de animales, una política publica misericordiosa y compasiva de bienestar animal. Estamos hablando, y repito, de un departamento donde la gente está empobrecida, envilecida, sin oportunidades, donde se practican, como si tal cosa, las aberrantes corralejas; y donde "mamar burra" es practica cotidiana y diaria en el 99% de las zonas rurales. 

Dumek ha gastado millones y millones y una energía digna de mejor causa, para convencernos de que ese lugar será un hospital médico veterinario. Entonces, ¿Por qué las vallas no dicen HOSPITAL MÉDICO VETERINARIO EL GUARDIÁN? Respuesta obvia: Porque es mentira, Dumek es un mitomano. Ese es un lugar para asesinar mascotas sin familia o abandonadas. El hospital es una mascara no más que se han inventado para acallar la indignación ciudadana.

Esas vallas irresponsables solo promoverán el abandono masivo  y la muerte de miles de inocentes criaturas. Eso es lo que usted y su equipo quieren, ¿Verdad, señor gobernador? Su indolencia, codicia, crueldad y egoísmo son de campeonato.

Ok. Siga, tiene el dinero y el poder para hacer lo que le dé la gana. Teoricamente nadie va a detenerlo. Siga, señor gobernador, adelante, tiene los medios, tiene a Dios agarrado por las huevas, tiene la Procuraduría, tiene la Contraloría, todos le temen y le obedecen. Siga, señor gobernador, siga, siga engañando, siga haciendo el mal, en la curva nos veremos.

Lo más lindo que tiene esta vida es que no se queda con nada.

Posdata: Aunque me maten, seguiré denunciando que el gobernador Dumek Turbay se quiere robar el resto del lote. Le donaron de la alcaldia de Santa Rosa casi tres hectáreas para la construcción de la perrera, construyó menos del 10% y el resto del lote es suyo. Hace dos años esta bloqueada la información del lote en la oficina de instrumentos públicos y una fuente fidedigna de la Gobernación de Bolívar me señala que Dumek dice que ese lote es para el que no se lo toquen. ¡Tengan!


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR