telegram

Telegram como alternativa a Deep Web, basado en estudios de Francisco D'Agostino


La Deep Web (conocida también como internet profunda) es muy utilizada por los ciberdelincuentes, quienes se benefician del anonimato que proporciona para delinquir. De acuerdo con la información suministrada por el experto Francisco D'Agostino en su blog, los criminales se han expandido a una de las plataformas de mensajería más utilizadas: Telegram.

La facilidad que provee para establecer comunicación con otro usuario es uno de los puntos principales por la que muchos decidieron utilizarla como otra red para actividades maliciosas. El acceso a la información y el acercamiento a otros internautas es beneficioso en una gran cantidad de aspectos, sin embargo, no es posible evitar que los delincuentes se aprovechen de ello.

Los cibercriminales toman ventaja de sus características

En un estudio realizado por Ciberint, se reportó un aumento del 100% en actividades delictivas dentro de la plataforma Telegram; se indicó que hasta un millón de enlaces a grupos fue compartido en la Deep Web en el año 2021, donde se publicaba contenido inapropiado e ilegal.

El acercamiento de criminales a la aplicación se debe a las características particulares que ofrece, las cuales facilitan su trabajo. Destacan notablemente las opciones de privacidad y el ocultamiento de identidad en chats individuales y grupales, evitando la necesidad de proporcionar un número telefónico para expresarse.

Sumado a ello, Telegram facilita a sus usuarios el envío y recepción de archivos en múltiples formatos y en grandes cantidades. Sin trabas de ningún tipo a las que tengan que enfrentarse, los delincuentes tienen la capacidad de crear grupos con cientos o miles de personas y distribuir contenido o información ilegal en ellos.

Delitos de todo tipo por mensajería instantánea

Uno de los usos ilegales que recibe la plataforma es la publicación o venta de información personal, con el objetivo de causar daño a otro usuario. Entre la comunidad de videojuegos, existe un rincón oscuro que se dedica a negociar con las credenciales de otros jugadores, privándolos de su servicio pago a cambio de dinero.

Por otro lado, los cibercriminales han aprovechado la plataforma para distribuir diversos tipos de malware a computadores de todo el mundo, aprovechando la capacidad multiplataforma de Telegram. A ello, se le suman el envío de recursos de hacking y exploits, obligando a los usuarios a mantenerse alerta ante cualquier actividad sospechosa.

Un esfuerzo de Telegram para proteger a sus usuarios

Según comenta el experto Francisco D’Agostino, Telegram cuenta con una política de moderación que recurre a las denuncias de contenido para detectarlo y eliminarlo. Las cuentas que han distribuido material que viole los términos de uso de la aplicación son eliminadas, al igual que los grupos donde sean publicados esos recursos.

El accionar de los moderadores de la herramienta de mensajería instantánea ha intentado suprimir lo máximo posible todo tipo de actividades ilegales en ella. Se reporta que al menos 10000 grupos públicos han sido eliminados en 2021 por medio del sistema de denuncias. Sin embargo, las facilidades que concede la aplicación permiten, por desgracia, que siga siendo utilizada con fines delictivos.