TESOROS DEL PATRIMONIO NATURAL DE CARTAGENA

08/09/2022 - 22:10

TESOROS DEL PATRIMONIO NATURAL DE CARTAGENA 1.

LOS BIENES ATMOSFÉRICOS DE CARTAGENA DE INDIAS.

“A LA MEMORIA DE

RAFAEL VERGARA NAVARRO

Compañero ambientalista,

guardián de la biodiversidad planetaria”.

O. A MANERA DE INTRODUCCIÓN:

Acerca de la nueva serie sobre Tesoros del patrimonio natural de Cartagena de Indias.

Comprometido con la divulgación de las riquezas del patrimonio cultural material e inmaterial de nuestra ciudad, con la presente crónica  inauguro la nueva   serie: “Tesoros del patrimonio natural de Cartagena de Indias”, con el propósito de equilibrar mis estudios, investigaciones y publicaciones sobre el patrimonio global de la ciudad, por una parte, y por otra poner de relieve otra vez  la importancia de la educación para la recuperación  y preservación  de la biodiversidad animal y vegetal, en la urbe, clave de la prolongación de la vida de los humanos.

Así mismo, la serie tiene como objetivo central, divulgar a través de una prosa breve y agradable del eje temático referenciado, la riqueza natural de la urbe para de esta manera, una vez  el lector tenga acceso al conocimiento, pueda  cultivar el más sublime de los sentimientos como es el amor y de este trascender  hacia la praxis  restauradora y preservadora de la biodiversidad los ecosistemas y especies que nos donaron Dios, los dioses amerindios y Gaia, la madre Tierra, la madre naturaleza.

De igual forma, la serie periodística, matizada por la pedagogía y la historia ambiental estará enfocada desde una visión local, proyectada hacia una perspectiva global, partiendo de la base, que al final de las cuentas somos ciudadanos del planeta Tierra y todo el bien que se le hace a la madre naturaleza aquí en Cartagena, se le hace al planeta en su integridad.

Definidos estos lineamientos leamos a continuación, la primera entrega sobre nuestros tesoros naturales, invaluables: más valiosos que todos los metales preciosos del mundo, explotados y aún por explorar y extraer.

1.DIOS, NATURALEZA Y BIODIVERSIDAD EN EL CARIBE COLOMBIANO Y CARTAGENA DE INDIAS.

En primera instancia  nuestro Dios, y con posterioridad, los dioses de los amerindios originarios Caribes, en conjunción con la madre naturaleza, de la cual, también los humanos somos parte integral, con gran complacencia hicieron florecer  la vida  en el litoral Caribe, dotándola de singular belleza y diversidad, para el goce y disfrute de quienes tuvimos  el privilegio de ser escogidos  como hijos  naturales  de la  región y de Cartagena de Indias, biodiversa y fantástica, aún en  nuestros días.

La diversidad de socioecosistemas en el Caribe colombiano da cuenta de la extraordinaria riqueza natural de la región como puede apreciarse a través de la existencia de las subregiones naturales o macro socioecosistemas y parques naturales que a continuación se enuncian:

*Península de la Guajira. *Valles del alto Cesar y del alto Ranchería.

*Sierra Nevada de santa Marta. /*Delta del río Magdalena.

*Montes de María: Sabanas de Bolívar, Córdoba y Sucre.

*Valles aluviales del río Sinú y alto san Jorge. /*Depresión Mompoxina.

*Subregión de la Mojana. /*Golfo de Urabá.

*Aguas territoriales del mar Caribe.

LOS PARQUES NATURALES SON:

Parque nacional natural de corales islas del Rosario y san Bernardo. (Bolívar. Sucre)

Parque   nacional natural Paramillo. (Córdoba y Antioquia).

Parque nacional natural Tayrona. (Magdalena: Santa Marta).

Parque nacional natural sierra nevada de santa Marta. (Magdalena: Santa Marta, Ciénaga, Fundación, Aracataca. Guajira: Dibulla, Mingueo, Riohacha. Cesar: pueblo Bello, Valledupar).

Parque nacional natural Macuira. (Guajira: Uribia.)

Parque Nacional natural Old Providence McBean Lagoon. (San Andrés y Providencia. Isla Providencia).

Santuario de fauna y flora Ciénaga Grande de santa Marta. (Pueblo Viejo, Remolino, Pivijay).

Santuario de fauna y flora los Colorados. (Bolívar: San Juan Nepomuceno).

Santuario de fauna y flora los Flamencos. (Guajira: Riohacha).

Santuario de Fauna y flora El Corchal Mono Hernández. (Bolívar: Arjona. Sucre: San Onofre).

Vía Parque isla de Salamanca. (Magdalena: Ciénaga, Pueblo Viejo y Sitio Nuevo).

 (Wikipedia. Región Caribe. Consultado agosto 27.2022. La ubicación geográfica de cada sitio es responsabilidad del autor del blog).

La existencia de las diversas subregiones o macro socioecosistemas de nuestro Caribe, con sus múltiples socioecosistemas de diversos tamaños, da testimonio de la extraordinaria biodiversidad de la zona, apreciada con mayor objetividad en los parques naturales: zonas protegidas, que en su gran mayoría reciben el nombre, debido al socio ecosistema predominante.

Si bien es cierto, que los territorios referenciados corresponden a zonas continentales, acuáticas o mixtas, existe también la extraordinaria biodiversidad del mar Caribe y de los ríos, arroyos, ciénagas, lagunas. estanques y pozas a nivel macro y micro, donde cada elemento tiene su “propia personalidad ambiental” que le confieren las diversas especies vivientes.

Cartagena, en calidad de objeto central de presente escrito no es ajena a esta condición multidiversa; un indicativo importante se encuentra, de manera básica y elemental en las zonas marcadas por los puntos cardinales.

Así, a manera de ejemplo, en  las zonas norte, insular, suroccidental y sur oriental, la  presencia vital del mar Caribe, con su multiformas de bahías, ciénagas, caños y lagunas, además de los elementos intrínsecos del mar, les da una característica ambiental común, como es la proliferación del mangle; pero a su vez la zona insular(el parque natural nacional corales Islas del Rosario y San Bernardo cautiva  también con su vegetación de bosque seco tropical y de manera especial con el ecosistema coralino, sinónimo de biodiversidad vegetal y animal , en especial, sin olvidar el ecosistema de pastos marinos y de playas blancas predominantes

El mangle, como es sabido, es la sala cuna de nuestros ecosistemas, donde se reproducen y desarrollan diversas especies de peces, moluscos, anémonas y crustáceos, entre otros, y a la par de ello, el mangle es el “hotel de siete estrellas” de diversas especies de aves marineras, canoras y rapaces, garzas loros, pericos y cotorras.

A lo anterior hay que agregar las numerosas especies vegetales existente en las zonas continentales y de playa, acompañada por una cantidad menor de especies animales, que de manera desafortunada tienden a desaparecer con el avance de la urbanización en diversas   zonas como sucede con los mamíferos y los insectos, mientras que los vectores de plagas y epidemias   aumentan a diario.

2.LA ATMÓSFERA CARTAGENERA: EL AIRE QUE RESPIRAMOS, UN TESORO MÁS QUE INDISPENSABLE Y VALIOSO.

La vida en la tierra, después de varios millones de años de evolución dotó a nuestro planeta Tierra de la capa gaseosa llamada atmósfera cuya composición, a su vez, permitió el desarrollo de la propia vida, enriqueciéndola con oxígeno, el gas indispensable para todos los seres que habitamos este mundo terrenal.

Al oxígeno (20. 95%) se le unió  otra serie de gases estables como el nitrógeno(78.8%) el argón(0.93%) y otros gases existentes en menor proporción tales como el neón, el helio, el hidrógeno, y el xenón, acompañados de  gases inestables como el dióxido de carbono, metano, óxido de nitrógeno y ozono , entre otros; más a esta mezcla se unió también el vapor de agua en una proporción de o a 4 %, de acuerdo con los testimonios  del IDEAM(Atmósfera. Consultado. Agosto 31. 2022).

Es este el aire que respiramos a diario los cartageneros, invisible como todos los gases que componen la atmósfera de la ciudad y la Tierra, pero muy sentido en nuestros cuerpos, de manera especial cuando sopla el viento, que no es otra cosa que el aire en movimiento.

Sin la formación, evolución y el equilibrio que hoy tiene la atmósfera terrestre, no hubiese sido posible la vida desde 3.500 millones de años atrás, hasta nuestros días; hoy por hoy, esta masa gaseosa es tal vez el elemento más indispensable para la continuidad de la vida, en una primera instancia porque:

*Los humanos podemos pasar hasta un mes sin ingerir alimentos.

*Sin beber agua una semana, e incluso hasta una semana.

*Pero sin respirar el aire sólo se puede vivir dos o tres minutos; después de este tiempo se inician las complicaciones fisiológicas y de otro tipo, aun que existen notables excepciones, como son las personas que debajo del agua pueden respirar hasta más de 20 minutos sin ayudas artificiales, pero son contados los seres humanos, que pueden lograr esa hazaña, así como también son muy pocos quienes lo logran en un tiempo más corto.

Leída, pues la importancia y la composición química de la atmósfera, vemos que unos de los grandes tesoros del patrimonio natural de Cartagena es la atmósfera con sus componentes de  :

*Oxígeno, el gas indispensable para la vida, divino tesoro que sin pedir nada a cambio, nos lo ofrecen nuestros fieles amigos los árboles y arbustos y nuestras queridas amigas las plantas.

*El hidrógeno surge hoy también como una fuente eficaz de energía limpia, para sustituir los combustibles fósiles, fuentes del efecto invernadero y del actual cambio climático.

*Pero más allá de estas bondades, tanto el oxígeno como el hidrógeno y el nitrógeno representan fuentes importantes de riqueza material al darles usos industriales, y aunque contribuyen a la acumulación del capital, son fuentes de trabajo para los asalariados, quienes sobreviven en un mundo de injusticias y profundas desigualdades sociales.

Sin embargo, más allá de las cuestiones vitales, sociales y económicas existen otras circunstancias ambientales ligadas a la atmósfera, al goce espiritual, al arte y el paisajismo como son las siguientes:

***Los arreboles, apreciados en las mañanas, y de manera especial en las tardes, cuando el sol se oculta en el ocaso y se aprecia el color rojo que adquieren las nubes, acompañado de otros matices mágicos que inspiran a apreciar y valorar el arte de la naturaleza e invitan al romanticismo si estás acompañado de tu pareja amada.

En Cartagena, no hay arreboles vespertinos más hermosos como aquellos que se viven en Puerto Naito, en la isla de Barú, en las playas de Crespo, Marbella y Bocagrande; se trata también de bienes atmosféricos y ambientales con valores invaluables, perdurables y accesibles sin mayor esfuerzo y costo alguno.

Joe Arroyo inmortalizó la memoria de las tardes -noches de arreboles con esta canción:

Hay noches de arreboles /que incitan al amor.

Y en los alrededores se enciende el ardor.

Son noches de ilusiones/ que como hoy te llaman,

Y te dicen mi cielo cada día te quiero más…

Sin derecho al olvido están las tardes de arreboles en las playas de santa Marta, también fabulosas e inolvidables en la playa mágica de Arrecife o en playas más modestas como las de Pozos Colorados, acompañado de hijos e hijas, nietos y nietas, y por supuesto de aquella bella morena que la vida te dio por compañera, otro tesoro de nuestra biodiversidad humana.  

Hay otro bien atmosférico invaluable, e impresionante como es el “arco iris”; la web concepto.de, lo explica de la siguiente manera:

“Es un fenómeno meteorológico y se presenta en forma de arco de luz multicolor, por la refracción de la luz solar (luz blanca) en las gotas de lluvia que están suspendidas en la atmósfera. En su manifestación más intensa se puede apreciar los siete colores; el rojo en la parte superior o exterior y sucesivamente el amarillo, el naranja, el verde, el cian (o turquesa) y el violeta en la parte inferior o interior”. (Consultado, agosto 31. 2022).

Este bien inapreciable, no sólo impresionó a nuestros amerindios originarios, sino también a científicos, niños, niñas y gentes del común como yo, al igual que a compositores y cantantes como Nicola di Bari y Rafael Escalona.

Nicola di Bari interpretó la hermosa canción Los Días del Arco Iris, evocando el eros de la naturaleza y de una chica de 15 años, mientras que el Maestro Rafael Escalona compuso El Arco Iris, interpretado por diversos cantantes , en diversidad de ritmos, mediante la siguiente prosa fragmentada:

…” Cuando salga un arco iris te diré

que me lo pintes tú.

Si lo pintara Molina, yo diré,

 que es para Dina Luz.

Cuentan que los arco iris

y que nacen en la nevada, frente a Valledupar

 y después de un aguacero

Y que se esconden en la sabana,

cerquita a Patillal”…

A la lista anterior se agrega los deliciosos vientos alisios, esos nuestros del Caribe que tiempos atrás nos acariciaban con su frescura desde el uno de diciembre y ahora lo hacen de manera más tenue a mediados del mes, por efectos del cambio climático

Son los alisios los portadores del tiempo de sequía de vientos secos y frescos, de una agradable sensación que a diario recorre nuestra humanidad corpórea e invitan a las celebraciones religiosas y mundanas en el ámbito de familiares y amigos.

Finalmente, nada más hermoso y romántico, que una noche con cielo despejado y los rayos de luz de la luna llena, que matiza de plata el verde follaje del cerro de La Popa y las lomas de Lo Amador y Nariño, mientras que  acá en el Pie  del cerro insignia de Cartagena, contemplamos embelesados, el  fugaz momento, cuando la complicidad  del despeje atmosférico de las nubes, se hace  socia de la diosa Selene que  a ciencia cierta maneja las mareas del mar Caribe y de acuerdo con la ciencia popular e infalible de los campesinos de  nuestra costa, en su fase menguante  garantiza  el desarrollo  de los cultivos y el éxito de las cosechas.

Son estos los tesoros   que guarda y conserva para nosotros los terrícolas en general y para los caribeños en particular, la capa gaseosa que cubre nuestro planeta y que de una u otra manera continuarán cautivándonos, en mayor o menor medida, aunque el cambio climático siga avante.

Con los afectos de siempre: UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR