¿NAUFRAGANDO EN LA PANDEMIA?

22/06/2020 - 07:12

Cuando hace tres meses tu vida se vio disruptivamente interrumpida por el Covid-19, y eso que conocías como tu rutina y normalidad ya no lo han sido más, ¿Como lo estás llevando?, ¿A qué te has visto abocado para avanzar?, ¿Cómo mantienes tu salud emocional?

Compartiré contigo 8 aprendizajes que extraje de “Náufrago”, la película protagonizada por Tom Hanks, que te pueden ayudar a no naufragar durante y después de la pandemia:

 

  1. El amor de y hacia la familia, es un motor fundamental. Su gran amor Kelly, era el eje fundamental en la vida de Chuck Noland, el personaje principal de la película. Cada día en la isla, para mantenerse, se lo recordó a sí mismo a través de sus pensamientos y una fotografía. Si miras tu vida en perspectiva, con seguridad verás como tu familia ha sido un hilo conductor en todo lo que has logrado. ¿Quién o quienes de tu familia son ese motor en tu vida?

 

  1. El tiempo pasa y no regresa. Chuck Noland vivía con y para el reloj, llevaba una vida controlada y obsesionada por el trabajo; sin embargo, paradójicamente tenía poco tiempo para estar presente en su relación de pareja con Kelly, a quien luego añoró cada día en la isla. “No nos demos el lujo de perder la noción del tiempo” dice Noland en la película. En esta cuarentena, ¿te has preguntado en qué estás perdiendo tu tiempo y en qué lo puedes aprovechar mejor?

 

  1. El valor de la amistad. El ser humano es un ser social, necesita hablar, compartir, sonreír y hasta llorar con alguien más. El vínculo que el protagonista creó con Wilson y que se observa de manera especial en la potente escena de la tormenta en que este se desprende de la balsa y Chuck no lo puede rescatar, es una clara muestra de ello. La cuarentena implica distanciamiento físico, más no emocional, así que haz uso de todas las herramientas que a diferencia de Noland nosotros tenemos, y fortalece esas grandes relaciones de amistad.

 

  1. No aplaces lo que debes hacer. Por mucho tiempo, Chuck aplazó visitar a su dentista a pesar de la molestia que sentía en la muela, esto le significó tener que sacársela un día sin ningún tipo de higiene y anestesia en la cueva en que se refugió. ¡No aplaces lo importante! Aprovecha este tiempo y encuentra eso que sabes que debes hacer, o que tanto anhelas y aún no empiezas o logras aterrizar.

 

  1. Se paciente sin rendirte. Fueron cuatro largos años los que el protagonista pasó en la isla, hasta que el mar le acercó aquel trozo de plástico con el que construyó la balsa y planificó su travesía de regreso. Ser paciente es algo que la película y la cuarentena nos enseñan: debes saber esperar sin desesperar, y cuando actuar para no perder la oportunidad.

 

  1. Las pérdidas son una constante en nuestras vidas. Súbitamente Noland perdió todo lo que tenía en su vida incluidas Kelly, el agua y la comida, no obstante, siguió sin parar. Cada día enfrentamos situaciones que implican pérdidas, renuncias y duelos, sin embargo, “nunca sabes lo que traerá la marea”, dijo Noland. Así que la opción es seguir, algo nuevo a tu vida llegará y con seguridad la transformará.

 

  1. Aprende de las situaciones. Noland sabía que su opción para calmar la sed era el agua de los cocos, y luego de varios intentos aprendió que, para tenerla, no los podía partir por la mitad. Las situaciones más difíciles y extremas de la vida, agudizan los instintos de supervivencia, las habilidades y destrezas, aumentan el umbral del dolor y dejan muchas enseñanzas. Te pregunto: ¿Cuantas cosas nuevas te has permitido aprender en esta cuarentena?

 

  1. Una rápida adaptación al cambio es necesaria para avanzar. El protagonista rápidamente comprendió que debía adaptarse a su nueva realidad, y entonces concentró sus esfuerzos en proveerse de lo más básico que lo mantendría con vida: agua y fuego. El cambio es también una constante en la vida, entre más rápido aceptes el nuevo entorno, más rápido te adaptarás y fluirás.

 

¡Muchas películas son más que efectos especiales, vestuario o fotografía! Si no has visto Náufrago ¿qué esperas?; si ya la viste, dale una nueva mirada y extrae tus propios aprendizajes, te aseguro que hay muchísimos más, y que luego de la pandemia ni siquiera tu serás igual.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR