¡Gracias Nana!

Rocamadour


-¿Dónde está el calcetín mamá?- Preguntó afanado Rocamadour, pues llevaba mucho tiempo esculcando dentro de su ropa, mientras se acercaba la hora en que pasaría el desfile. Luego de encontrar el calcetín, su uniforme estaba listo y la tarola lo esperaba para darle sonido a ese preciso momento en que miles de hormigas pasaban por el jardín de su casa.