HISTORIAS SECRETAS DEL NOMBRE Y LA FUNDACIÓN DE CARTAGENA.

17/05/2021 - 17:11

HISTORIAS SECRETAS DEL NOMBRE Y LA FUNDACIÓN DE CARTAGENA. (1).

  1. VERSIONES CREIBLES E INCREIBLES. CONTROVERTIDAS Y CONTROVERTIBLES.

Son diversas, controvertidas, controvertibles y secretas para las mayorías cartageneras, las historias sobre el nombre y la fundación de Cartagena de Indias; desde esta óptica existen versiones proclives de quienes se sienten descendientes lejanos de Pedro de Heredia, y aunque haya sido un criminal de talla mundial, eso poco importa.

Hay, también versiones positivas de quienes siguen considerando que España es la Madre Patria, y por esta razón debe defenderse al “padre de nuestra ciudad”, es decir al “héroe” (con pies de barro) quien de manera supuesta fundó uno de los centros urbanos más importantes del Caribe colonial y nos sacó de la barbarie de los amerindios Caribes.

Hay otras versiones, menos románticas de quienes con una supuesta investigación, sin fundamentos documentales, adjudican al falso héroe la fundación de la ciudad, adoptando para ello la fecha del 1 de junio y no la del 20 de enero de 1533, como durante largos años se aceptó el día de la supuesta fundación.

En fin, hay versiones de diversas clases, sobre una supuesta fundación, de la cual historiadores reconocidos, atenidos a los hechos reales se han ocupado de demostrar lo contrario, con un acervo documental en mano, y con exigencias a los partidarios de la tesis fundacional, que muestren los documentos del mencionado acto.

Situación semejante sucede también con el nombre de la ciudad, en torno el cual diversas versiones lo atribuyen a los reyes católicos, a los conquistadores como Bastidas, Ojeda, Juan de la Cosa, a las huestes de Heredia, incluso hasta el propio Cristóbal Colón, uno de los primeros europeos que avistó a Nuestra América a fines del siglo XV, el primer esclavista de los amerindios.

Pero estas afirmaciones introductorias, tal vez nos conduzcan a adelantarnos a la conclusión final del ensayo, lo cual no es correcto; por ello iniciemos por el principio.

2 .LA HISTORIA SECRETA DEL NOMBRE DE CARTAGENA DE INDIAS.

El nombre de la actual Cartagena de Indias, es una de las historias más secretas y enmarañadas para la gran mayoría de sus habitantes nativos y adoptivos.

A nivel de la ciencia histórica hay una versión fundamental en el sentido que existe una cédula real, expedida en 1495 y ratificada  en 1503, a través de la cual la reina Isabel la católica autoriza a los conquistadores y autoridades del Nuevo Mundo a esclavizar  a los amerindios  Caribes de Tierra Firme, las Antillas , Barú, Isla Fuerte, El Islote, Tortuguilla  y Cartagena , por ser caníbales, es decir, consumidores de carne humana, apelativo que fue aplicado  sin ninguna distinción a todo grupo indígena que se opusiera a la conquista y a la “Santa Fe Católica”, como la nominaba la Inquisición..

Es así, como, por vez primera de manera oficial, en un documento de la corona real, aparece el nombre de Cartagena, llamada después, de Poniente para diferenciarla de Cartagena de Levante, la española; todo parece indicar que la reina tuvo en cuenta la recomendación del geógrafo Juan de La Cosa, quien ya había elaborado algunos planos de las Islas del Caribe y de las costas de Tierra firme, en sus viajes anteriores, en pleno  inicio del siglo XVI.

Existe otra evidencia documental válida también, y es la capitulación firmada entre el rey Fernando el católico, Diego de Nicuesa y Alonso de Ojeda el 9 de junio de 1508, uno de cuyos ítems expresa lo siguiente, en el lenguaje de la época: 

“ITEM:Que vosotros y los que con vosotros fueren a lo susodicho, podéis ir a la ida prender y cautivar esclavos que son en el puerto de CARTAGENA, que los indios llaman Caramarí y Codego, y las islas de Barú y San Bernardo y la Isla Fuerte, y cargar  vuestros navíos y llevarlos a vender a la Isla Española, pagando allí lo que de nuestra parte, de derechos hubieren de haber , que es el Quinto o en piezas de los  mismos, como nuestros oficiales más lo requieran”(Capitulaciones de Diego de Nicuesa, Alonso de Ojeda y el rey Fernando el católico el nueve de junio de 1508.(Gutiérrez, Antonio(2009).redalye.org).

Más, tras estas, hay otras versiones:

*Fue Rodrigo de Bastidas, en su primer viaje, acompañado del cartógrafo y conquistador Juan de La Cosa cuando hizo el avistamiento de la desembocadura del Río Magdalena y de la costa de Barú, en 1501, quien le llamó bahía de Cartagena; sin embargo, está demostrado que, en el momento del avistamiento, el conquistador le llamó Golfo de Barú.

*Juan de La Cosa, otro de los pioneros de los avistamientos del Caribe, le dio el nombró a la bahía: Cartagena y recomendó a la reina Isabel darle este nombre.

El cronista de Indias, Juan de Castellanos considera que fue el esclavista de amerindios: Cristóbal Guerra.  

*De acuerdo con Fray Pedro de Aguado, fue Pedro de Heredia, quien, en rebeldía, le dio el nombre de Calamar (1533), aunque después terminó denominándola Cartagena (Villalba. (2018).

Lo cierto es que Heredia, en una de sus cartas al rey, (1535) dándole cuentas de sus criminales hazañas, escribe sobre su regreso, después de una correría a “Calamar, el puerto de Cartagena”.

A manera de epílogo, por lo menos en este ensayo, Fray Pedro de Anglería, Cronista de Indias en su libro: “Décadas del Mundo Nuevo”, afirma, en una versión menos creíble, que fue Cristóbal Colón, el primer esclavista de la Amerindia, quien llamó a nuestra bahía: Cartagena.

Puestas así, “las cartas sobre la mesa “quedan pues dos evidencias documentales sobre el temprano nombre de Cartagena, suficientes para dilucidar la intrincada situación; no obstante, al Académico Carlos Villalba Bustillo (Q.E.P.D.), de cuyo escrito se tomó algunas referencias, no le faltó razón cuando afirmó:

“El pasado 1 de junio (2018) se cumplieron 485 años de la fundación de Cartagena de Indias y aún no se sabe a ciencia cierta, quien fue el chapetón que le dio el nombre a la “ínclita ciudad”. Los historiadores vacilan y repiten las suposiciones que la crónica de la alborada hispanoamericana ensayó, pero ninguno ha dicho la última palabra basada en antecedentes claros”. (Villalba, Carlos, (2018). El nombre de Cartagena. Las 2 Orillas: Consultado. Mayo 11. 2021).

En fin, aun cuando el tema del nombre de Cartagena no es un tópico trascendental para la historia Total y la Nueva Historia, salvo porque incentiva la búsqueda de datos a través de libros y archivos, Villalba escribió una verdad de a puño (irrebatible), sobre la forma, como se han tratado muchos de los tópicos de nuestra historia.

Sin embargo, lo único cierto, a manera de conclusión es que el nombre de Cartagena aparece por vez primera en un documento oficial de la reina Isabel la Católica en 1503, al igual que en las capitulaciones del rey Fernando el Católico con Diego de Nicuesa y Alonso de Ojeda en 1508, y que el nombre inicial que se le dio a la bahía, se hizo extensivo a la posterior ciudad. (CONTINUARÁ…

Con los afectos de siempre, reforzados al revelar esta historia secreta.

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR