Tercer Especial Literario de Mujeres 2021 (Parte I)

07/03/2021 - 09:08

 A continuación disfrutaran de una exquisita selección literaria que incluye cuentos, poemas y microrrelatos realizados por escritoras para todos los gustos.  Créditos de la imagen: María Fernanda Ramírez Díaz de Lotus Design Instagram: @lotusdesign_lat En esta primera parte podrás leer los trabajos de: Yasmin Diaz Alma de Poeta Flor, Patrizia Castillo, Ethel Sofia, Emma Claus, Ana Berrio, Ely Zuluaga, Miriam castillo, Damaris Castro, Betty Cuadrado, Marilyn peña y Flori Tapia.

1

-La magia del encuentro-

Lentamente sin desviar mi mirada de tu mirada, 

me acerco a ti, 

te busco, seducida por tu olor, 

imaginando un beso que aún no llega.

 

Siento el calor que desprende tu cuerpo al chocar con el mío, 

me provocas, me incitas, me atrevo...

Poso miradas tímidas

en tus labios hambrientos, 

los beso, ¡me excitas!

 

Juegan nuestras lenguas, 

se entrelazan,

avivan la llama al roce.

Tus manos traviesas recorren mis caderas desiertas, 

inventas una nueva historia con cada quejido que me arrancas.

 

Cierro los ojos mientras 

tus dedos se hunden en lugares prohibidos y mis pechos buscan tu boca.

Se aceleran los latidos, estimulas mis emociones, 

 se conectan los sentidos.

 

Empieza la danza del romance, de la lujuria, 

hay gemidos susurrados, cómo suplicas.

 

Deseos acelerados

afloran de corazones que parecen volcanes en erupción, 

eres fuego vivo.

 

Seguimos el instinto,

buscas con locura mi vientre, 

te adentras en mí,

como si fuera la primera vez, 

ya soy tuya, ya tú eres mío.

 

Tus movimientos resucitan mis ganas

te ahogas en mi humedad, te adueñas de mi ser.

Eres remolino desbordando miel, 

néctar que dejas en mis entrañas y que fusionas con mi piel.

 

Yasmín Díaz Pérez 

Almadepoeta Flor

 

2

Rótulos

La mujer es tierna hasta el ridículo. A ella la enternecen los mendigos en una calle de Cartagena o de Praga, las sesiones solemnes, las primeras comuniones, el ritual de la hora santa, los bautizos, las bodas, los funerales, los realities de televisión para descubrir nuevos talentos, en los que siempre resulta ganador alguien marginal; las despedidas, las bienvenidas, los bebés, los ancianos, la música de los 80’s, los videos de los 90’s, las ceremonias de los Oscars, los concursos de belleza… Y esa ternura se manifiesta en lágrimas, es inevitable: ella llora incluso, con los comerciales de televisión. Para el marido ella es una vergüenza ajena siempre a punto de ocurrir ¿Y cómo no? Él, por su parte, es un tipo pragmático, no puede evitar sentirse alterado con la cursilería. Cursi para él es todo lo que tiene que ver con perder la compostura, con dejar las emociones aflorar y cobrar protagonismo; en todo caso, cualquier cosa, acto o persona con potencial o intención de moverle la fibra. A partir de sus aversiones, el marido es un mundo rotulado. De manera minuciosa ha ido separando, clasificando todo lo habido y por haber en cosas “de mi tipo” (el suyo), y “de tu tipo” (el de su mujer).

En una ocasión la mujer, con entusiasmo infantil, le muestra al marido el video en Youtube, de una viejita de noventa años que pretende bailar como una colegiala. Él esboza una media sonrisa, al minuto da la vuelta y se va a su habitación a revisar su chat de porno.

Una mañana la mujer se levanta abatida, tiene lágrimas en los ojos y le dice al marido que ha tenido una pesadilla terrible:

_Soñé que no me querías, manifiesta en tono quejumbroso.

Él no entiende cómo eso puede calificarse de pesadilla, y así lo expresa.

Pero otro día él le confiesa a la mujer que quisiera en el futuro, irse a vivir con ella a una isla. Contar sólo con lo necesario, el sustento diario. Vivir de alquilarles máscaras de buceo a los turistas: _¿Para qué más? Mejor así, sin tanto perendengue, afirma esperando alguna respuesta de su parte.

Los años pasan apacibles llenando el curso de la vida. Él lee un libro que indaga en todo lo creado por la humanidad hasta el momento presente y de vez en cuando, en cualquier conversación suelta una perla de erudición. Ella trata infructuosamente de terminar de escribir una novela. Escribe sobre un hombre y una mujer que comparten la vida habitando en mundos opuestos. Un mundo hecho de rótulos, otro mundo atestado de preguntas.

La mujer no sabe si cada día, al marido lo ama más, o lo ama menos. 

***

Tras cerrar la puerta

Brindemos por los rituales

Por nuestro vano intento de conciliarnos

con el implacable inmisericorde tiempo

Brindemos por los cíclicos infinitos

y engañosamente seductores nuevos comienzos

Brindemos por los que se mantuvieron lúcidos

para borrar todo vestigio del caos

que dejó tras de sí la euforia

Brindemos por quien vio a todos partir

Y al final se quedó hablando con el silencio

tras cerrar la puerta

Patrizia Castillo

@patriziacastillo16 (Instagram)

 

3

LA MUJER QUE SE TIENE A SI MISMA 

cuando una mujer se tiene a si Misma El universo danza a sus pies,

 y ella se eleva, sabe que no tiene ningún Límite solo alas para cumplir sus sueños

 Es la Creación más Maravillosa de Dios que da Vida y Edifica su hogar.

la mujer que se tiene a si misma sonríe en el sol como en la tormenta 

celebra la vida y comprende la Muerte

vive y danza los procesos

No tiene un Tono, ella es un Arcoíris 

Ethel Sofia García Angulo

Una mujer que desea que todas las Mujeres se tengan a ellas mismas y que todos los meses del año sean el día de la Mujer 

 

4

Llámame nostalgia

La nostalgia me toma de la mano,

me habla en un idioma que no entiendo

y que me niego a aprender;

quiero ir más rápido,

pero siempre me alcanza,

y por ratos,

nuestros pasos dejan la misma huella

 sobre la tierra mojada.

 

La nostalgia es helada,

caliente,

mi amigo lejano,

un transeúnte desconocido;

late en mi pecho, fuerte,

al recordar los abrazos de mi madre.

Mi nombre, a veces, tiene tres sílabas

y cuando alguien le grita, entre sollozos,

soy yo la que contesta.

Emma Claus

 

5

MADRE

Eres una luchadora incansable

también una optimista inexplicable

tienes una fortaleza invencible

un carácter fuerte y firme.

 

Sabes que eres mi motivación

siento una inmensa admiración

eres mi gran ejemplo a seguir 

la fuerza que me inspira a vivir.

Ana Berrio

 

6

Una mujer que ama como el universo

Cuando no tengas casi fuerzas en tus piernas

Tal vez yo pueda hacer que te enamores de mi

Cuando tu boca no recuerde el sabor a mi

Tus ojos seguirán sonriendo

Amor, te seguiré amando hasta que tengamos cien así como cuando teníamos veinte

Yo me pregunto que hay en este profundo amor, en tocar las manos

En mi caso te amo así, espontaneo y simple

Abrázame, bésame junto a mil estrellas, pon tu cabeza en mi corazón que late

Solo pienso en voz alta

Creo encontré el amor, aquí ahora, justo donde estamos

Cuando el cabello se ponga blanco, solo recuerdos desvanecidos, se que recordare tu nombre

Que nombre dulce, quedara en mi mente

Tu alma jamás envejecerá, yo estaré pensando como volverte amar

Todo era parte del plan conocerte y olvidarte, volverte amar

Con mis errores y los tuyos

Así será tu amor y el mío

#AmartesViviresMorir

#mujeresmacondianas 

@ElyZuluaga

@mujereswowtv 

 

7

Todo tiene su tiempo

                         Miriam Castillo Mendoza
                
Estoy en el mejor lugar

Sentada junto a la lumbre que enciendo
    para honrar a mis ancestros
conntemplo sin sobresaltos
el panorama de mí misma

Mis manos sobre el pecho

 perciben cada latido
Cierro los párpados
              respiro profundo
Soy lienzo pintado con finos pinceles
En la muñeca de mi mano izquierda
tres hilos tejidos me recuerdan
                           que soy centro y metáfora
                         soy  lo deleble y lo indeleble
                       soy dolor y esperanza
En medio de la soledad
y en un silencio que nada oculta
mi matríz ya gastada
habla de plenitud
                  de recogimiento,
                         y de las vidas que gestó
hoy espigas esparcidas por el viento           
Tengo el peso y la apariencia
                                 de una nube blanca.
No hay vacío que me intimide
   ni señal borrosa de prevención
     ni espantapájaro amenazante
        ni memoria que  evoque heridas
             ni máscara que esconda mi rostro

Mi ánima desecha la melancolía
   En la aceituna piel de su tierra
         y habitada por el presente 

con férrea voluntad 

todo lo vuelve frutecido
El espejo del agua me refleja
nutrida por dones y talentos
en sincronía con el universo
Soy pluma que ordena  

en perfecto equilibrio
                            su cañón
                            su raquis
                            su bandera
                            su punta
                            su sentido
                            su significado
                    retoma el vuelo
                                     lIviana
                                            libre
   y danza al vaiven 

de su propia música de alas
   mientras valora en su sentido profundo
                           el paso del tiempo 

  Miriam Castillo Mendoza

 

8

LA ESPOSA DEL VIENTO

 

No, no me dejaré intimidar.

Es muy cobarde la infamia de tus manos.

 

Tu voz no silenciará la mía.

Nunca me devorará

la manzana de tu inseguridad.

 

Jamás visitaré tu absurdo templo,

me es imposible soportarlo.

Yo soy un bendecido templo.

 

Me miro en el espejo y descubro que avanzo

al pie de la montaña.

Me reconforta la paz de las soledades

que refrescan el alma.

 

No le temo a las prisiones.

Rompo las fotos de los estigmas vividos,

las quemo en la hoguera de mis decisiones,

por defender mi grito.

Destruyo los dientes de un falso azar,

tal vez impuesto.

 

Ahorco el miedo y los dedos amenazadores,

con mi cordón umbilical.

 

¡Seduzco la valentía por lo que soy!

 

¡Soy Mujer!

No porque me pinte las cejas

No por humectar mis senos y mis piernas

con aceite de almendra.

 

Soy mujer porque tengo nombre de diosa,

la esposa de un viento engendrado por Dios.

 

Mi voz y mis labios de cereza madura

se regocijan con la firmeza

de aquellas abuelas que nada las detiene

al entierrar el cadáver

de una sombra que hiede.  

DAMARIS CASTRO

 

8

 

MAS ALLA DE LOS COLORES Yo soy más que un color… Soy mar, soy luna, soy la luz del sol al caer la tarde. Soy más que un color, Soy el olor del mango, de la ciruela madura y jugosa, Soy pensamientos alocados que te llevan a sitios inimaginables. Soy agua de los canales de mi tierra, de los ríos que con sus corrientes arrastran la historia de los pueblos, de los abuelos que cosechaban la yuca, el ñame, el café, el plátano, el maíz y la caña de azúcar. Soy más que un color… Soy baile, soy cumbia, soy salsa, soy champeta, soy bullarengue, soy chirimía, soy un buen bambuco al calor de un trago de aguardiente… un son de negros acompañado por tambores y marimbas. Soy el vaivén de las olas a la orilla de la playa… soy arena y sal. Soy cultura, soy historia, soy el resumen del recorrido de mis ancestros, De mi gente, de mi pueblo, de mis hermanos negros, indígenas, y blancos. Por mi cuerpo corre la mezcla de estas razas diversas, de sus costumbres, sus tradiciones, sus expresiones, sus amores y sus odios. Soy cimarrona, wayú, zenú, soy la libertad de los pueblos, que vuelan en el cielo azul de la vida porque así nacieron. Soy la fuerza de los llanos orientales, de la dulzura del sonido de un arpa al compás de las maracas y el cuatro, en el disfrute de un buen asado al deslumbrar las chispas de una salvaje fogata. Soy el blanco de la punta de las cordilleras, donde se expanden las alas del Cóndor, del águila calva, del baile inmaculado de un colibrí al posar su pico en una flor. Soy más que un color... Aprende a verme dentro, A percibir mis vicios, mis demonios y mis santos. Huele mi esencia, mi ser, mi presencia. Y recuerda… Mírame más allá de los colores.

BETTY CUADRADO

 

9

EVOLUCIÓN

  

Días como hoy, mi alma está repleta de remolinos que no dejan de surgir y desaparecer,

al igual que los de un río caudaloso

que va tropezando con las piedras de su camino.

  

Hoy me duele la vida porque se decantan en mi ser

todas las palabras que me dijiste ayer.

  

¡Me duele todo!

Me duele la mente, el corazón,

el tiempo, la lucha, la permanencia, la costumbre.

¡Carajo! Me dueles tú.

  

Y me atormenta el pensamiento que juré jamás tener, hasta que estuve en la situación: “por mis hijas” sólo por ellas aún no me he ido,

porque en otro caso,

el dolor de tu amorosa indiferencia me hubiera llevado a otro lugar, otra ciudad, otra galaxia, hasta otro universo.

 

Pero entendí que ellas no son excusa para soportar tu vacía compañía, descubrí que son fuerza e inspiración

y me exigen a gritos con sus inocentes miradas que les enseñe el amor propio, con mi ejemplo.

 

Entonces comprendí realmente, no es que seas tan malo como parece,

simplemente nunca aprendiste a valorar un alma tan frágil como la mía.

 

Ahora estoy buscando mi paisaje en calma, fortaleciendo mi ser.

Estoy despertando cual semilla dormida, amando, creyendo, soñando, confiando…

 

Y en esta tregua que me da mi ser,

se forjan las esperanzas del tiempo en futuro.

Juro que lo haré, porque el pasado ya me dio la razón.

Surgiré más fuerte que nunca, Y lo voy a hacer, sin ti.

 

Marilyn Peña Zuluaga.

 

10

DESPIERTA
Están gritando mi muerte,
oigo las campanas a punto de doblarme,
no tengo tiempo para el valor, ya es tarde.
Primero fueron tus ojos
envenenados de odio,
luego que era una puta
pintándome las uñas.
- Lo siento cariño, es que he tenido un mal día.
Y el miedo, y el lexatin, y la cara demacrada,
y las ojeras por esa urgencia
de no querer dormir.
Por si te daba por cumplir tu promesa.
Ahora es tarde,
no supe ver que no estaba sola,
Están ellas,
las hermanas que no conozco,
las que luchan por ti, despierta.
Yo ya no puedo,
el sueño que me pesa
huele a alcohol,
a podrido,
a lirio.
Las campanas bailan
mi Réquiem.
 

*Flori Tapia*

FIN DE LA PRIMERA PARTE, TE INVITAMOS A VER LA SEGUNDA PARTE EN ESTE MISMO ESPACIO.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR