A los hombres les quedó grande


En la época del filósofo Platón, los derechos políticos estaban restringidos para las mujeres, es por eso que en su obra “La República”, tratado filosófico y político, sobre cómo debía componerse la sociedad y el Estado ideal, en el cual debía prevalecer la felicidad de los ciudadanos, partiendo de la base que como nadie se basta a sí mismo, necesitamos vivir en sociedad, y el único camino para alcanzar este objetivo, era la construcción de la “ciudad justa”   que debía  estar conformada por hombres justos y virtuosos.

Este argumento filosófico y político de Platón, quedó convertido en letra muerta, aplicado en muy pocos países verdaderamente civilizados. La preocupación de la época por la justicia y la manipulación de la misma en favor de los amigos del poder y en contra de los opositores, es el único acierto que se ha mantenido desde el año 347 A.C.

En nuestro Estado Social de Derecho, los hombres, refiriéndome únicamente al género masculino, no han podido lograr la ciudad perfecta, no nos acercamos siquiera un poco al Estado ideal, debido a que la ambición, la corrupción y la codicia, no han permitido que el bienestar general prevalezca sobre sus intereses individuales, por el contrario, abren paso a la pobreza en un país con grandes recursos naturales, potencial humano y excelente ubicación geográfica.

Tal vez tenga que resurgir un filósofo político, que prive de los derechos  a los HOMBRES, como en la época de Platón lo hicieron con las mujeres, y que sean únicamente las mujeres quienes puedan elegir y ser elegidas, para que la materialización del Estado perfecto pueda lograrse.

Ante la corrupción que nos domina, la injusticia, y lo alejados que estamos de alcanzar una sociedad políticamente ideal, que un día como hoy 8 de marzo, sea motivo para que las mujeres reaccionen y tomen el liderazgo.  Está demostrado que los hombres no han podido entender que con el actuar corrupto y la ambición desmesurada, nunca se alcanzará la paz, ni el bienestar que todos merecemos.

Feliz día de la mujer para todas las madres, hijas, hermanas, abuelas y en general a las mujeres colombianas. Es hora de mostrar que ustedes que ustedes son absolutamente capaces de alcanzar el Estado ideal, y aún remediar aquello que los hombres han menoscabado. La república de Platón y cualquier otra idea de administración política y social,   a los hombres les ha quedado grande.