Manifestaciones apocalípticas cada tres años hasta el fin de los tiempos

31/03/2021 - 15:54

Manifestaciones apocalípticas cada tres años hasta el fin de los tiempo:

El reloj de la cuenta regresiva del fin de los tiempos es de agua

 

Por René Arrieta Pérez y José Vicente Arias

A partir de este Viernes Santo se marca el momento exacto en el que faltarían en la cuenta regresiva del fin de los tiempos 22 años para el Juicio Final y 32 años para el fin de los tiempos de la civilización. Y el reloj no es de arena,  ni atómico, ni de sol, es un reloj de agua, y la manecilla que marca la hora es el eje terrestre. Además, este calendario corre sincrónico y paralelo a la edad de la reencarnación de Jesús de Nazaret, quien en el año 2042, en diciembre cumple sus 33 años. Luego, a esa edad, la misma que tenía cuando fue sacrificado en Israel, en la Semana Santa del año 2043, el Viernes Santo se celebrará igualmente el Juicio Final a la humanidad.

Jesús, como jerarquía espiritual ha regido en la humanidad en la era de Piscis, que como todas las demás eras, las que conforman el zodiaco, tiene una duración de 2.148 años, sin embargo, esta civilización no cumplirá el ciclo completo.

Acuario es un signo de agua y el prototipo del reloj que marca la cuenta regresiva no podía ser de ningún otro tipo, sino del mismo elemento que representa el signo de la nueva era. Entonces, la humanidad que entre al arca y sea salva vivirá bajo la regencia de acuario, simbolizado por el aguador, que representa a Dios.

El reloj es de agua, cuyas moléculas pasan del estado de congelación (del hielo) al estado líquido. Proceso en el que todos los glaciares, nevados y casquetes polares del planeta se diluirán, y en ese reloj la manecilla es el eje de la Tierra, que en estos momentos se encuentra en una inclinación de 26.5°, y es la que va marcando los segundos, minutos, horas, días y años. Recordemos que la inclinación normal del eje del planeta es de 23.5°, y así está indicado en todos los mapas del globo terrestre, pero nosotros en un artículo científico precisamos que esa inclinación iba a estar fluctuando positivamente 3° cada dos años, hasta llegar a su punto crítico que son los 75.5° de inclinación, momento en el que se efectuará la basculación del planeta, puesto que la Tierra es una balanza de agua.  Esa inclinación de los 3° que empezaron a cambiar la normalidad de la posición del eje terrestre se dio entre los años 2019 y 2020. En cuanto suceda esa basculación o inclinación de balanza el planeta invertirá sus polos geográficos, y esa será la hecatombe que acabe con la vida en la Tierra.

{Ver art.}. https://www.eluniversal.com.co/blogs/parmenidea/la-tierra-sufrira-una-inversion-de-sus-polos-geograficos

Como el reloj de la cuenta regresiva es de agua, para el fin de los tiempos los polos, y especialmente el Polo Norte, pasarán del color blanco del hielo al color ocre de los peñascos escarpados de la masa continental que está debajo.

De otro lado, Dios, Padre y Creador de la especie humana, como esta no evolucionó en su periodo de expulsión del Edén, según se preveía, Él, en su plan, ahora, con una serie de manifestaciones cíclicas quiere sacudir la consciencia de la humanidad para que reaccione, despierte, y abdique a la maldad: crímenes de todo tipo contra el prójimos y las otras especies, la usura, los vicios, la homosexualidad, el sadismo, la envidia, la práctica de brujería, la tiranía, la corrupción, el tráfico de personas y drogas, y un interminable etc. Dios, quiere en realidad sacudirle la consciencia a los seres humanos para que se abrigue en Su Esencia Divina, y así el hombre vuelva a su estado originario, que es la pureza, la luz y el bien; en aras, igualmente, de salvar al mayor número posible de personas, pero no ve la disposición en la sociedad para tales propósitos.

Resaltamos los momentos de manifestaciones en la cuenta regresiva a partir del 3 de abril de 2021 hasta el Juicio Final

Como todos los actos y los planes de Dios se dan dentro de la precisión numérica, o matemáticas teosóficas, que son las que miden todas las dimensiones de sus actos, Él las usa como indispensable herramienta de trabajo. Efectivamente Dios es un ingeniero de Programación y un arquitecto. En cierto sentido, de la significación numérica se ocupa el estudio de la cábala.

Hacemos la reducción teosófica de la fecha:

Día 3, mes 4 suman 7. Así mismo, con el año 2021 se realiza la sumatoria de sus números, que se reduce a 5. Ahora se suma el 7 producto de los números de día y mes al resultado de la sumatoria del año, que es 7, y el resultado es 12, que se reduce a 3. El número 3 cabalísticamente es manifestación, lo que indica un momento de precisión en las matemáticas de Dios. Es decir, a partir de esta fecha se manifiesta el hecho de la exactitud de los 22 años que faltan para el Juicio Final que será el Viernes Santo del año 2043. Así igualmente faltan 32 años para el fin de la cuenta regresiva del final de los tiempos de esta civilización.

Reducción teosófica de la fecha del Juicio Final: ese Viernes Santos del año 2043:

2+4+3= 9.

Reducción teosófica del año 2052, fecha del fin de la cuenta regresiva y el final de nuestra civilización:

2+5+2= 9.

Recordamos que el 9 es el número que simboliza fin de ciclo en las matemáticas teosóficas.

{Ver el artículo en donde se explica el significado cabalístico de los números. Aparte final del artículo}. https://www.eluniversal.com.co/blogs/parmenidea/se-refrenda-el-inicio-del-apocalipsis

Momentos de manifestación apocalíptica

2021-2023

Manifestación de la Tierra y sus elementales. Se sucederán temblores de tierra, erupciones volcánicas, lluvias, deslizamientos de tierra, sequías, incendios forestales, entre otros fenómenos.

2023-2025

Se vivirán hambrunas en el mundo, la economía de muchos países será muy inestable, entre otras situaciones, como una de las consecuencias de la pandemia de Covid-19. Se verán los primeros esbozos de guerras y conflictos entre naciones, como también grandes desplazamientos humanos hacia otros territorios para huir de la muerte.

2025-2027

En estas fechas del calendario apocalíptico se presentará una gran confusión política, habrá democracias en donde sus gobernantes pasarán la línea que divide los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, y asumirán la ejecución de acciones de tipo totalitario. En algunos países se verán signos de anarquía y será evidente el desorden. Los ciudadanos serán invadidos por la duda y no sabrán a qué atenerse, porque no tendrán la certeza dentro de qué régimen político viven.

2027-2029

El planeta comenzará a mostrar una imagen cadavérica, enferma y agónica. Sus sistemas ecológicos habrán sido diezmados por la irracionalidad humana, y será dolorosamente dramática la extinción de especies de flora y fauna.

2029-2031

Para entonces, las manifestaciones en el planeta serán eminentemente atmosféricas: tempestades con descargas inimaginables de rayos y truenos, tormentas eléctricas constantes sin precipitaciones de agua, que alternarán con lluvias a raudales sin precedentes, ciclones y vendavales. Se experimentará también cambios bruscos en la temperatura de todos los lugares del mundo.

Como los rayos y truenos representan el poder de Dios, estos acontecimientos serán considerados como el toque de trompetas, sin que el Creador Todopoderoso haga visible imágenes de sus ángeles tocándolas en el cielo, pero se oirán y se percibirán como tales.

 

 

2031-2033

La mayoría de las naciones se sentirán a la deriva, sin saber qué hacer. Habrá vacíos de poder, y surgirán las discrepancias ideológicas entre los pueblos y regiones en muchos países, que terminarán planteando deseos de separatismo y propenderán por separarse de los países a los que pertenecen. Veremos naciones divididas y desmembradas. Se vivirá un periodo de confusión, momentos babélicos.

2033-2035

Será tiempo de manifestaciones sociales multitudinarias, protestas de los seres humanos por su condición de miseria.

2035-2037

En este tiempo, como consecuencia de masacres y genocidios, habrá mucha muerte, mucha sangre derramada. Se verán las acciones de ejércitos y facciones armadas contra la población civil, y enfrentamientos sangrientos entre civiles. Se impondrá la ley del más fuerte. Adicionalmente tendremos en todo el mundo una crisis bursátil y quiebra de empresas.

2037-2039

Se hará ostensible una ruina generalizada de las economías nacionales y de las personas. Masas de ciudadanos abandonarán sus urbes, y, como consecuencia de eso, pulularán ciudades fantasmas. Todos se darán cuenta de que la sociedad humana y sus proyectos han sido fallidos, un absoluto fracaso.

2039-2041

Se manifestarán fenómenos ecológicos, habrá un clima caótico. Brotará una nueva pandemia. Las fuerzas de la humanidad y sus estructuras sociales estarán muy débiles y afectadas. No habrá capacidad de reacción ante las epidemias que surjan.

2041-2043

Se presentará una quietud, una aparente calma para un gran respiro, y Dios tendrá gran expectativa, y esperará a ver qué consideraciones tomará la humanidad y qué va a hacer.

Será la última oportunidad para la salvación de una gran franja de la humanidad, aún rescatable.

2043

Es el año del Juicio Final, que se efectuará el Viernes Santo. Ese día, Jesús de Nazaret, en su edad de 33 años, los mismos que tenía cuando fue sacrificado en Israel, pero esta vez, en su segunda venida, dictará el Juicio Final anunciado en la Biblia, y nosotros, los dos testigos del apocalipsis, testificaremos contra toda la humanidad por todos los crímenes cometidos por ella y que la condenan. Daremos fe efectivamente de que así ha sido.

 

Los últimos diez años de nuestra civilización apocalíptica. Fin de la raza, año a año (2043-2052). La abominación desoladora

 

Años

Descripción de los últimos diez años del final de la raza (2043 al 2052), año a año

2043

Ola de hambre. Tendencia general al canibalismo.

2044

Se desata una ola de muerte. Todos contra todos.

2045

Grandes masas de personas padecerán muerte por enfermedades.

2046

La muerte brota de los cadáveres en descomposición.

2047

Absoluta sequía, con temperaturas de 50 grados en todo el planeta.  El hombre buscará refugio en las cuevas y sitios oscuros.

2048

Se romperá el orden social de forma absoluta.

2049

Se genera un caos global como consecuencia de la ruptura del orden social.

2050

Todo el mundo padecerá un severo estado de mendicidad.

2051

Se producirá la destrucción de grandes ciudades por los fenómenos naturales.

2052

Ocurrirá el punto crítico en el desequilibrio del eje del globo terráqueo y producirá un cataclismo universal, que desaparecerá toda forma de vida sobre la faz de la tierra. Final  de la vida del 93.1% de la humanidad ya convertida en despojo.  

 

Entre los años 2043 y 2045 se efectuará el fenómeno que la Biblia denomina el rapto o arrebatamiento. Periodo en el que los elegidos por la Jerarquía Divina desaparecerán de la sociedad y serán llevados al arca (las naves de los venusinos) que evacuarán a todo ese personal y lo transportarán al planeta Venus, que será la morada de la semilla de la nueva raza, hasta que la Tierra se reestablezca en un tiempo previsto de mil años.

 

Colombia, país de origen de Jesús de Nazaret en su segunda venida, y también país de origen de los dos testigos del apocalipsis

Colombia es el punto geográfico del planeta desde donde se divulgará toda la información que tiene que ver con el apocalipsis (“Los siete sellos del apocalipsis” –siete libros que tratan sobre el plan de Dios para el fin de los tiempos–, artículos científicos y textos divulgativos como este que ahora lees). Ya en un artículo anterior dijimos que Colombia es el último centro de nuestra civilización, el centro número 7 de todos los señalados por Dios en el periodo que comprende la expulsión del Paraíso, momento en el que la humanidad vive el castigo por sus pecados en el Edén, por su desobediencia a las leyes del Creador.

Por tales razones, Colombia es el país en donde no solo están reencarnados Jesús de Nazaret y los dos testigos del apocalipsis, sino que también están reencarnados los grandes iniciados que ha tenido la humanidad en toda su historia: grandes genios de la música, la literatura, la ciencia, la filosofía, las artes, las matemáticas y patriarcas y personalidades del periódico bíblico.

{Ver artículo sobre los siete centros de civilización}. https://www.eluniversal.com.co/blogs/parmenidea/colombia-ultimo-centro-de-civilizacion-espiritual-el-apocaliptico

 

Nota de advertencia

Todos nuestros artículos en el que Dios Padre envíe mensajes a la humanidad a través de sus dos testigos, tendrán esta advertencia, y el costo personal y familiar por violarla puede ser muy alto.

Quien no esté en capacidad de ver en el mundo espiritual y de comprobar o no lo que decimos, mejor que permanezca en silencio, reflexione y le deje todo juicio al tiempo, que no haga ningún comentario en contra, no sea que por hacerle pulso al mensaje de Dios sea blanco de su ira.

Y tal como dice Borges, en un pasaje del Aleph,  “Claro está que si no lo ves, tu incapacidad no invalida mi testimonio”.

 Toda persona que ataque la palabra de Dios en boca de sus dos ungidos, de los dos testigos del apocalipsis, se vincula a que la severidad de la ley divina lo castigue con tragedia y muerte, y con juicio sumario lo hagan descender a las mazmorras del Infierno. De forma idéntica a como cuando la autoridad policial captura a un delincuente, a un infractor de la ley, que los lectores consideren la debida advertencia, que reza: “Todo lo que usted diga podrá ser usado en su contra”. La ley se cumplirá de forma implacable. Ya llegó el momento, en consideración de la jerarquía celestial, que no se puede dejar pasar ningún tipo de faltas, y mucho menos afrentas e insultos al ejercicio de la autoridad de Dios y de sus plenipotenciarios aquí en la Tierra, en este periodo del fin de los tiempos.

Una persona, por desatender la advertencia y por desatarse en improperios contra nosotros y el mensaje de Dios ya fue castigada.

Crédito de la imagen: 123rf.com


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR