100 Discos de Oro de Pura Salsa (5) .Fajardo: La flauta de Cuba y Sus Estrellas

14/07/2019 - 19:14

100 Discos de Oro de Pura Salsa (4). José Fajardo &Sus Estrellas: La Flauta de Cuba.

Transcurría el año 1950, cuando el Maestro José Fajardo hizo una de sus primeras presentaciones en Nueva York, en uno de los sitios más cotizados de ese entonces en el territorio de USA.

Ese mismo año nací en la Calle Real de Turbaco, en una humilde vivienda, atendido por una partera de esas del tiempo de antes, del vientre de una melómana empedernida, cuyo legado de rancheras y vallenatos heredamos sus hijos, cual valiosa herencia cultural; así crecimos, al igual como crecen miles de familias aquí en el Caribe:

 aprendiendo sus cantos y cantando junto con ella hasta sus primeros 98 años, contrayendo la deuda de celebrar dos noches completas con mariachis y una orquesta de salsa, el próximo 2021, cuando cumpla 100 años de vida, con el favor de Dios.

Luego vino la afición a la salsa en los primeros años de la década del 60, en el   barrio La Esperanza; allí conocí por vez primera la música de Fajardo & Sus Estrellas, acompañado De Richie Ray & Bobby Cruz, Joe Quijano, Johnny Pacheco, Eddie y Charlie Palmieri, y pare de contar; fue parte de la época dorada de este género y mi transición de la niñez a la adolescencia, la época de forjar los sueños para el camino de la vida.

El Maestro José después de crear su primera orquesta en 1949, empieza a deslumbrar al público con su flauta mágica, que luego lo convertiría en parte del trío de los Grandes de este Instrumento con Johnny Pacheco y Pupy Legarreta (1980).

Con la fama a cuestas, recorre con su música los puntos cardinales de la Tierra y se codea con los mejores de la salsa en sus discos interpretando la esencia de la música cubana: el guaguancó, el bolero, son montuno, la guaracha, el danzón, el chachachá y por supuesto la pachanga.

Con él compartieron y el compartió también con:

Joseíto Fernández, Cachao, Antonio Arcaño, Joe Quijano, Alfredo “Chocolate” Armenteros, Tito Puente el Rey del Timbal, Barry Rogers, Vitin Avilés, Ismael Rivera, Yayo El Indio, Charlie Palmieri, Orlando Contreras con su Son Vuelta bajero, Johnny Pacheco, Louie Ramírez, Jimmy Sabater y finalmente, entre otros el Gran Joe Arroyo (álbum: Toque de Clase (1991) publicado en USA Y Canadá).

Lo anterior, contado por herencia latina.com, página que brinda una extraordinaria cronología de las  creaciones musicales del Maestro, las cuales invitan a revivir, no sin melancolía, un pasado alegre matizado con canciones inmortales, la gran mayoría originales,  y otras versiones   mejoradas de son cubano clásico que se convierten en un concierto con la flauta del Maestro, el violín de Félix Reyes y las voces de Joseíto Valdés, Rudy Calzado y Elliot Romero, (vocalistas de Johnny Pacheco ,también)entre otros grandes cantantes, en algunos discos.

“Fajardo y Sus Estrellas”, grabaron numerosos discos, y entre estos, varios álbumes con igual título, uno de los cuales encontré en mi modesta colección de discos compactos con 18 petardos, de los cuales enuncio algunos

“Fajardo y Sus Estrellas. La Flauta de Cuba. La Charanga” es el álbum de la referencia, el cual contiene varios de los éxitos más grandes del “Flautista del Gran Caribe”, convertidos en éxitos clásicos de la salsa, para siempre. Leamos el nombre de algunos de estas canciones inmortales para los salseros de todo el mundo, es decir, los petardos prometidos:

1.Ritmo de Pollos (1959,1977):

A ritmo de pollos,

Pollitos…

2.El clásico de Matamoros:

Son de la Loma (1958,1995):

Mamá yo quiero saber

 de dónde son los cantantes…

3. ¿A Mi qué?:

¿A mi qué?

Decía Juana Tripita,

La negra más rutinera,

¿a m i qué?...

4.Se puede vacilar (1962).

Con Fajardo

 se puede vacilar…

5.Kikiriki (1957):

Cantaba el gallo,

Kikiriki, por la madrugada…

6. Fajardo Está de Bala (1959, 1975, 1985):

De bala, de bala,

 Fajardo está de bala…

7.Cabo de la Guardia:

 Siento un tiro

ay, que me han herido.

Cabo de la guardia…

8.Mención especial merece la canción San Isidro Labrador, un verdadero concierto de flauta y violín, un verdadero espectáculo de arte musical, que transporta el alma hacia los grandes salones de la salsa de ayer, a las casetas de las reinas populares de antaño, a los salseros(bailaderos) de hoy y a las presentaciones artísticas en los centros de convenciones y demás sitios conocidos.

9. Yo no camino más (1957):

Baila, mi chachachá, báilalo pa’ gozar,

Yo no camino.

Yo no camino más…

Varias de estas canciones, y muchas otras más, tienen varias versiones, como sucede, por ejemplo, con “Fajardo está de bala”.

El Maestro Fajardo hizo su última grabación el año 2001, el año de su desaparición terrenal; sin embargo, en los años 2007, 2008, y 2017, aparecieron ediciones póstumas como homenaje a su memoria, recogiendo, algunos de sus mayores éxitos.

No obstante, en mi diario vivir, las canciones del maestro siempre están presentes en diferentes colecciones de discos compactos, en los medios audiovisuales y en las memorias electrónicas, desafiando el olvido y la ingratitud frente a quienes borraron de sus memorias, sus hermosas creaciones, que siempre se traducen en gozo espiritual para sus seguidores.

CONTINUARÁ…MIGUEL QUINTANA, Y SU SON HABANERO.

Con los afectos de siempre,

reforzados, aunque recalentados con este sol inclemente y el veranillo de San Juan intermitente:

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR