100 Discos de Oro de Pura Salsa (6.) .Miguel Quintana y Su Son Habanero.

21/07/2019 - 13:40

100 Mejores Discos de Pura Salsa (6). Lo Mejor de Miguel Quintana y Su Son Habanero.

Recordar es vivir y si los recuerdos son buenos se vive dos veces mejor, señala este viejo adagio muy conocido, sólo en su primera parte; y en el Caribe se vive dos veces mejor cuando se escuchan aquellas viejas canciones que años atrás iluminaron nuestra espiritualidad y pusieron a cantar a algunos; a otros muchos a bailar a otros pocos a bailar y cantar.

Por ello, cuando escucho la salsa de antaño y en especial la del cubano Miguel Quintana, quien abandonó este mundo terrenal el año 2004, mi espíritu  se solaza de manera doble, por la calidad de la música y el canto y por el goce que produce  a la mente  y a toda nuestra corporeidad; de igual manera, mi voluntad se fortalece para continuar invitando a mis lectores  a disfrutar la salsa del recuerdo, lo cual contribuye a mantener las raíces de la cultura del Gran Caribe, en una de sus mejores expresiones: La música y el canto popular.

Desde esta visión, las canciones de Miguel Quintana las asocio al tiempo de la primera versión del festival de Música del Caribe (1982-1996) aquí en Cartagena de Indias, La Fantástica del mar de nuestros amerindios de lengua Karib.

En medio de mi brumosa recordación vislumbro el año 1982, (uno de los años más chéveres de la década de los 80, en cuanto a cultura musical e identidad cultural, se refiere) cuando en estos lares se escuchaban varios cortes del LP. “Son Habanero”, tales como:

Helena La Cumbanchera, Tribilín Cantore, Cómo Está Miguel., Papá Montero y La Loma de Belén; recordemos algunos versos de estas canciones inmortales que vienen de los años 20 del siglo XX, gracias a los soneros de ese tiempo, entre ellos los integrantes del Septeto Habanero y el Trío Matamoros de Ciro, Cueto y Miguel:

Tribilín Cantore

Tribilín Cantore, ay mi negra yo te quiero,

 Tribilín Cantore, ay Cantore…

Voy a cantar la manía del

 cubano laborioso:

Trabajar es su destino,

en todo el resto del día, bien…

Bururú, Barará:

¿Cómo esta Miguel?

 bururú Barará…

Este canto es el famoso ¿Cómo está Miguel? de Matamoros, Johnny Ventura y otros; junto con el son anterior, las canciones pusieron a bailar a mis abuelos y papás por allá por los años 30 y 40 del siglo pasado, cuando la música cubana era una de las preferidas de los habitantes del Caribe colombiano.

A la Loma de Belén:

A la loma de Belén,

de Belén nos vamos,

Aeee, eaaa, componedores,

Remachadores…

Yenyeré, colombiano, Yenyeré,

 colombiano Yenyeré…

Así, uno tras otro, sonaban los petardos de Miguel en la radio cartagenera, en los picós del barrio, en las casetas de las reinas, en las tómbolas comunales para recoger fondos   destinados al arreglo de las todavía maltrechas calles de los barrios populares, convenciendo a los cartageneros a tararear sus versos, llenos de alegría y de la picardía que caracteriza a las canciones, cantores y las gentes del Caribe.

Pero el tiempo es inexorable: jamás se detiene y 37 años después del LP. “Son Habanero” de mi pariente Miguel Quintana (re- guardado en el armario de mi colección de salsa), llego a Discos Cartagena, el último bastión de los almacenes especializados en la venta de discos y ¡oh sorpresa! encuentro Lo Mejor de Miguel Quintana en un disco compacto que contiene, además de los petardos ya mencionados a:

Igualita Que tú,

Harina y Quimbombo,

Y Yo Ganga…y

Mambo Congo, entre otros

Hoy, 37 años después de mi primer encuentro con la música de mi super lejano tío Miguel, encuentro que algunos biógrafos del cubano comentan de su escaso éxito en Nueva York y de las dificultades que tuvo para permanecer en los conjuntos de su época; ante ello guardo el respeto debido, pero me reservo el beneficio de la duda.

Lo que si no pongo a discusión es el éxito rotundo que alcanzó Miguel Quintana aquí en tierra cartagenera, éxito del cual soy testigo viviente, que hoy paga la deuda de gratitud y grata recordación de una de las mejores voces de la salsa y el son cubano de todos los tiempos.

CONTINUARÁ … con mi sexto disco de oro de salsa pura, comprometiéndome para próximas ediciones con el listado de por lo menos los primeros 50 títulos, que planeo comentar y compartir con ustedes amigos lectores y lectoras, con la licencia de nuestro Dios, por supuesto.

Con los afectos de siempre, reforzados, pero adoloridos ante la celebración de la farsa histórica del 20 de julio de 1810.

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

uellesq@hotmail.com


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR