100 Discos de Oro de Pura Salsa (7).Michi Sarmiento y Johnny Colón.

07/08/2019 - 00:12

100  Discos de Oro de Pura Salsa (7).Michi Sarmiento y Johnny Colón, el Amigo del Canallón.

7. THE BEST OF MICHI SARMIENTO Y SU COMBO BRAVO.

Sucedió una de esas 365 noches del año 1969, que bien pudo ser  en  octubre  o noviembre, cuando el Teatro Colonial, era uno de los más “cotizados” de la avenida central de Cartagena, y raudo caminaba yo con algunos familiares a ver una de las tantas películas del galán de moda en ese entonces, Elvis Presley; si mal no recuerdo fue “Fiesta en Acapulco”, estrenada en 1963, siendo coestrella la fascinante Úrsula Andrews.

Eran los momentos estelares del ritmo del rock, cuando los muchachos del barrio Las Delicias de La  Esperanza, colindante con La Quinta, donde estuvo ubicado el Colonial, estábamos convencidos que nos parecíamos al famoso cantante y actor  con sólo hacernos el “bucle” de Elvis, que tanto gustaba a las mujeres, y así, con  este arreglo en el cabello, conquistar a una de las chicas que nos gustaban, era una tarea fácil.

Sin embargo, algo nos detuvo a pocos metros de llegar a la sala de cine:

Era la música que salía de la caseta La Subway, donde todos los fines de semana se armaba la rumba brava, de manera especial, cuando llegaba la época de las fiestas de noviembre; el ritmo era pegajoso y  detrás de las planchas de zinc que protegían el local, se adivinaba la presencia de una  organización musical, chévere, cuyas melodías tenían sabor a “melao” puro.

Insistentemente sonaba un coro:

Espérame Cumbele,

que voy pa’ allá,

espérame Cumbele,

que voy pa ’allá…

Al terminar la canción, el presentador anunció con una voz que se escuchaba hasta en el interior del Teatro Granada, del Barrio Chino, la competencia del Colonial :
“Señores y señoras, tengo el gusto de anunciar que el Michi Sarmiento y Su Combo Bravo, estará con nosotros  hasta las seis de la mañana, si no hay pelea, por supuesto, aquí en la fabulosa caseta La Subway, la caseta de  su majestad la salsa, el género musical del Gran Caribe”, la música de la gente bacana de Cartagena y la costa”.

Fue así como se inició mi acercamiento a la música de uno de los intérpretes pioneros de la salsa en el Caribe colombiano: Michi Sarmiento y su Combo Bravo; bravo de verdad, verdad, por la forma en que toca, por la forma en que canta  Joe Hurtado, su voz líder.

Así durante muchos años continué escuchando y disfrutando la música del hijo de La Barcé, Maríalabaja, adoptado en Cartagena, viéndolo pasar siempre en compañía de su saxo, por cualquier esquina del centro histórico de la heroica, asistiendo a uno de los centenares de  reconocimientos que le hemos hecho, o sentado con él a la mesa del lanzamiento del libro “Los Corraleros de Majagual”del musicólogo Rogelio España, el pasado 27 de julio, del presente, donde pude compartir  con el Maestro, en vivo y en directo.

Sin embargo…48 años después del encuentro en La Subway de La Quinta, en el 2017 mi encuentro fue tan afortunado como en aquella noche del siglo pasado:

   Me encontré con él, con su música grabada, allí donde El Terry, otro  los bastiones de la salsa en Cartagena; el encuentro  fue con el  disco compacto: “The Best of Michi Sarmiento y su Combo Bravo”, editado el año 2010, por la firma  Palacio Musical.

Ahí en el compacto, esperando ser escuchados están  21 petardos, tal vez lo mejor del hijo del Gran Maestro Clímaco Sarmiento, petardos  que te trasladan a casi 50 años  atrás y de losque  a mi gusto  destaco los siguientes:

Cum Cumbele (1969),

Alborada Guajira (1973) y

El Negro y Ray (1969 y 1976),

tal vez las tres mejores interpretaciones del Michi y Su Combo Bravo, canción última que nada tiene que envidiar a la  versión creada   por el gran Ray Barreto, y el primero,  que supera a las versiones de The New Swing Sextet, Los Melódicos y Los Tupamaros,  de los años  1970  y 1971, de manera aproximada.

Le siguen en calidad y sabor,

 Salsa con Monte y Hon Kong (1970)  exclusivas  del Michi y su Combo Bravo,

El Forastero (1973) interpretada también por   Nelson y Sus Estrellas,

Anacaona (1972) interpretada también  por Cheo Feliciano.

   y Mi Querida Bomba (1969 y 1973) original  de Johnny Colón.

Hoy por hoy, mi canción favorita continúa siendo Cumbele, por su ritmo pegajoso o tal vez por esta estrofa que me trae recuerdos gratos de los años 60 y 70:
Cumbele te quiero mucho,

Te llevo en mi corazón,

porque tú  eres la morena,

que me inspira una pasión

Así, aunque ella no se llamaba Cumbele, sigue siendo morena y la pasión que me inspiró fue más extensa que la distancia entre el Teatro Colonial y el antiguo Teatro Cartagena.

8. BOGALOO, BLUES JOHNNY COLÓN & ORCHESTRA.

A Johnny Colón, el amigo del Canallón,  lo conocí el año 1967 siendo su voz líder Tito Ramos, quien después de alborotar a los bailadores del Caribe con Canallón perdió su nombre para ser llamado  de esta manera.

Transcurría el venturoso año 67de la salsa cuando apareció el LP. de Johnny: “Bogaloo Blues”, el cual puso a bailar a todos los salseros  de Cartagena y de manera especial a los de las Delicias (Esperanza) con Mi Querida Bomba, que todavía se escucha en algunas emisoras cartageneras y en mi equipo de sonido.

En los barrios, no más había que esperar la tarde del viernes para que los picoteros,( los dueños del picó)  empezaran a calentar los amplificadores de tubo incandescente, que era el mayor avance de la tecnología en ese entonces y se formara  el vacile  en las esquinas donde los salseros, los cocacolos,  y los amantes de la cannabis sativa se daban su gusto semanal por lo menos hasta las 10 de la noche, como mínimo , sino había fiesta.

En caso positivo esta duraba hasta las seis de la mañana, porque siempre había un birrioso que mandaba una o dos horas de “toque” dándose la más completa de las felicidades.

Allí, año tras año  entre 1967 y 1972 fui escuchando y aprendiendo  la letra de las canciones del neoyorkino, pionero del Bogaloo de las cuales mi memoria conserva fragmentos del Merecumbé,

Canallón

Cuero Estirao`y

Mi Querida Bomba,

siendo los tres últimos  valiosos ejemplares de la salsa brava, de la “jamm” sesión o la descarga, los cuales,  50 años después te enseñan  que en  todo tiempo el pasado fue mejor, aunque en este mundo todo es relativo, de manera especial en cuestiones musicales.

Así con el trasegar de la vida, nueve años después (2010) de editado bajo la licencia de Sony Music, me encontré con el disco compacto Bogaloo, Blues, Johnny Colón & Orchestra con 17 petardos que reflejan,parte de lo mejor  de Johnny Colón , el amigo del Canallón.

El Canallón es un clásico que en su tiempo interpretaron Chapotín y Sus Estrellas, Pete Rodríguez y otros cultores precursores de la salsa; sin embargo, es Johnny Colón quien en su tiempo de oro lo posiciona entre nosotros los cartageneros, dejando ese sabor inolvidable que todavía conserva.

Cuero Estirao, así como se escribe, es otra de las canciones magistrales de Johnny, quien sigue siendo una leyenda viva de la salsa, cantando, tocando los cueros y de manera especial el piano y el trombón del cual es un gran maestro.

Por ello, en este disco de oro, encontramos conciertos de cueros, trombón y piano, que ponen a gozar  a todo el mundo, porque Dios le dio el don al neoyorkino de combinar el son cubano con el blues, el mambo y el Bogaloo.

Por todo lo que son como personas y artistas, que Dios dé  más larga vida al Michi y al amigo del Canallón: Johnny Colón.

Con los afectos de siempre, más recargados:

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR