100 Discos de Oro de Pura Salsa de la Buena(2). Johnny Pacheco & su Charanga.

17/06/2019 - 14:39

100 Mejores Discos de Salsa Pura de la Buena (2). Lo Mejor de Johnny Pacheco.

2. Lo Mejor de Johnny Pacheco (1935…).

Aunque miles de amantes de la salsa están convencidos que Johnny Pacheco es natural de Puerto Rico, lo cierto es que nació en Santiago de Los Caballeros (República Dominicana) en 1935 y en nuestros días, a sus 84 años cumplidos el pasado 13 de marzo, continúa con la magia de su flauta haciendo cantar y bailar a miles   de miles de salseros en el mundo entero, con su charanga, su viejo y nuevo Tumbao’ y por supuesto con la Fania All Stars.

Hoy, sin exageración alguna, descontando a la pléyade de grandes artistas: músicos, cantantes, arreglistas y compositores de la Fania, creada con Jerry Masucci, puede afirmarse que por las organizaciones musicales de Pacheco ha desfilado gran parte de los mejores cantantes mundiales de la música popular como Rudy Calzado, Elliot Romero, Pete “El Conde” Rodríguez, Héctor Casanova, Celia Cruz, Chivirico Dávila, Justo Betancourt, Tito Allen, Monguito El ‘Unico y Daniel Santos ,El Jefe, entre otros.

A ellos hay que agregar al flautista José Fajardo, al violinista y flautista Pupy Legarreta, a Alfredo de la Fe, también violinista, y a los pianistas Charlie Palmieri y Papo Lucca, todos ellos, entre otros, de una lista extensa para continuar, todos “cuarto bates” del equipo mundial de la salsa.

Más, hoy nos convoca el disco “Lo Mejor de Johnny Pacheco”, una de las varias versiones que figuran con este nombre en la discografía del flautista, versión que contiene 12 de los grandes éxitos del Maestro editados por vez primera entre los años 1960 y 1963, remasterizados en un disco compacto en 1994.

Algunos de ellos como El agua del Clavelito, óyeme Mulata y El Chivo, (todos de 1960) aparecieron en los primeros 10 años de mi vida, Sin embargo, debo reconocer que ya desde el año 1959 se escuchaba la versión de El Chivo de Cortijo y Su Combo con Ismael Rivera, tal vez más escuchada en estos lares que la de Johnny Pacheco.

Otras canciones aparecieron en 1961 como sucedió con:

Soy Guapo de Verdad,

Con su Batahola y

30 kilos, “siendo estos kilogramos los más sonados” en las emisoras de radio de Cartagena que se sintonizaban como locales en Turbaco, mi tierra natal, donde viví hasta el año 1962; desde entonces me llamó la salsa desde Cartagena.

En 1962, en pleno furor de la salsa, aquí en Cartagena, surgió la mejor y más sabrosa canción de Pacheco: Acuyuyé, la cual batió récords de audición, bailadas y ventas, por la sabrosura de su swing.

Ya en el año 1963 surgen nuevos éxitos como El Chéchere, Recuerdos de Arcaño y ¿A Mi Qué? Tres petardos que también como   los anteriores invitan a deleitarse con la voz de los solistas y “los solos” de violín, flauta y piano, tres de los instrumentos claves de una charanga, sin olvidar, por supuesto los instrumentos de percusión, manejados, algunos, a la perfección por “El Zorro Plateado”.

3.Johnny Pacheco & Pupy Legarreta: Los dos Mosqueteros.

Imposible olvidar este álbum, editado por vez primera en 1977; entre otros petardos contiene un éxito de nuestra música tropical del Caribe, interpretado por la voz líder de Crescencio Camacho, con la orquesta de Rufo Garrido; me refiero a “No Vales Nada”, la cual grabó   Johnny con Pupy, convirtiéndola en un clásico de la salsa mundial; muchos años después (2001) lo haría Beto Zabaleta acompañado de Franco Argüelles, brindando otro éxito en el pentagrama vallenato.

“No Vales Nada” es una canción demasiado fuerte para un amor infiel, un duro reproche, a una mujer a quien el autor le brindó sus afectos sinceros y terminó traicionado, por no sé que cosas de la vida.

Sin embargo, sin dejar de reprochar el mensaje de su compositor, quien en vida fue mi amigo y vecino en Las Delicias (Esperanza), para mí es inolvidable por sus arreglos musicales en tres ritmos diferentes, por las ejecuciones de Johnny y Pupy y por que el Maestro Dionisio Páez jamás me confesó, que había detrás de esa composición.

Hoy, muchos años después sigo sin estar de acuerdo con el mensaje de la canción y lo mejor de todo es perdonar y olvidar, nuevos amores vendrán, como dice otra canción.

De igual forma, cada vez, cuando escucho a Rufo o cualquier composición del Señor Páez como le llamábamos en el barrio, pienso en las injusticias de esta sociedad, en la cual el capital y el Estado vulneran los derechos de los artistas.

Si bien es cierto que las regalías de No Vales Nada, no habrían hecho rico al amigo referenciado, si hubieran contribuido a darle unas mejores comodidades a la vida pulcra y decente que llevaba, como maestro de albañilería, compositor, músico, arreglista y coordinador de extras de algunas películas filmadas en Cartagena en los años 70 del siglo pasado, en las cuales figuras como extras en un extraordinario desfile.

Todavía No vales Nada, sigue generando regalías, aunque su autor descansa en la paz de los justos

Sin embargo, hay que seguir adelante y tal como canta Pupy :Hay que Gozar la Vida, “no haga otra cosa” y continúe  escuchando del álbum los Dos Mosqueteros

El Penado,

 Necia,

Vacila y no Contamines,

 Fin de Semana,

y dispóngase a gozar en la playa sin contaminar, el próximo puente de San Juan Bautista, patrono de los pescadores, y de manera teórica, espere “el veranillo de San Juan”

Con los afectos de siempre:

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

uellesq@hotmail.com


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR