Historias secretas de cimarrones y palenques en Cartagena de Indias.

16/09/2021 - 22:27

HISTORIAS SECRETAS DE CIMARRONES Y PALENQUES EN CARTAGENA. Primera parte.

1.BREVÍSIMA MEMORIA SOBRE LA ESCLAVITUD EN EL MUNDO OCCIDENTAL.

1.1. Nace la esclavitud patriarcal en el seno de la comunidad primitiva.

La esclavitud, que en su significación inicial es considerada como la puesta de la mano de obra de una persona al servicio de otra, data de miles de años de nuestro pasado como humanidad fundante, cuando en el proceso de descomposición  del modo de producción primitivo , se inició la explotación de la mano de obra  de aquellos quienes mediante diferentes factores sociales y económicos, resultaron ser más vulnerables que otros,  en posesión de bienes materiales(tierras  fértiles, cosechas, herramientas de trabajo y aguas , deudas, y guerras ,entre otros.

En virtud de esta situación, los jefes de los clanes o de las tribus se convirtieron en el gérmen de las clases dominantes, naciendo así la denominada “esclavitud patriarcal” del mundo de la comunidad primitiva del continente europeo, en términos generales.

DE acuerdo con diversos tratadistas, la esclavitud patriarcal no implicaba la posesión del amo sobre la persona del esclavizado, sino solamente sobre su mano de obra y de manera general, podía llegar a ser parte de la familia que lo había puesto a su servicio, tal como algunos   investigadores, demostraron en determinadas   tribus de Europa, América del Norte, e incluso en nuestras aldeas del Gran Caribe.

1 .2. SURGE LA ESCLAVITUD EN GRECIA Y ROMA Y LOS HUMANOS SON REDUCIDOS A OBJETOS.

Sin embargo, la indetenible “noria del tiempo”, con el desarrollo de las fuerzas productivas, de la propiedad privada sobre los medios de estas y con la aparición de las clases sociales, la esclavitud patriarcal evolucionó hacia la llamada esclavitud clásica de Grecia y Roma.

Grecia (año 1000 A.C hasta 176 A.C) y Roma (753 A.C. hasta 476 D.C) representan la mayor de las expresiones de la llamada esclavitud clásica generada por deudas, y cuya fuente principal fue después la guerra de conquista que desataron estas civilizaciones del mundo occidental.

Al interior de estas sociedades, el esclavizado es considerado en el marco legal como un objeto, propiedad del amo que explota su mano de obra, que puede comerciarcilizarlo, enviarlo a la guerra de conquista e incluso quitarle la vida al antojo del opresor.

Fueron millones de personas l quienes sufrieron la más oprobiosa dominación del hombre sobre el hombre, dominio que cobró, la vida de cientos de miles de seres humanos, bien fuera por la explotación inmisericorde de la mano de obra en las propiedades agrícolas de sus amos, la guerra, la construcción de palacios, castillos, casas de nobles, fortificaciones. coliseos anfiteatros y demás obras majestuosas del mundo antiguo europeo, sobrevivientes hasta nuestros días del siglo XXI.

DEVELANDO, la historia política conexa deL modo de producción esclavista hay que escribir que la democracia como el gobierno del pueblo, es una falacia: una mentira divulgada a través de los libros de la historia oficial mentirosa y hoy, mediante los medios de comunicación.

En Grecia, si es cierto, nació la democracia de los dueños de hombres y mujeres, esto es, la democracia esclavista que excluía a los esclavos de cualquier derecho humano, incluso el derecho a la vida, pues el esclavizado como ya se afirmó siempre fue considerado en las leyes de estas grandes culturas: Grecia y Roma, como un objeto y nada más.

1.3. EL FIN DE LA ESCLAVITUD CLÁSICA Y EL SURGIMIENTO DEL FEUDALISMO EN EUROPA.

 Sin embargo, no hay males que duren 1.000 años ni cuerpos que los resistan y la sociedad griega, entró en decadencia y con ella el sistema de la esclavitud. Igual suerte corrió este sistema en el imperio romano desde el primer siglo de nuestra era, cuando mantener los esclavizados, con alimentación, vivienda y vestidos, (en las peores condiciones imaginables), se convirtió en una carga onerosa para sus amos.

Todo siguió avante cuando la mano de obra no producía la suficiente riqueza esperada debido a malas cosechas, por factores ambientales, o por guerras permanentes, cuando la rebelión de Espartaco y de miles de esclavizados en el año 73 D.C. pusieron en jaque al imperio, y cuando las invasiones de las tribus bárbaras, (extranjeras, que no hablaban el latín) iniciaron la desaparición de la esclavitud, dándose así la génesis de un nuevo modo de producción: el modo de producción feudal.

A estos procesos se unió la aparición del cristianismo con sus tesis liberadoras, de justicia social y de una nueva vida espiritual, plena de felicidad, a quien procuraba por el bienestar de su prójimo.

Las invasiones bárbaras dieron fin a las relaciones sociales y de producción de los esclavistas; la desaparición de las grandes ciudades de la antigüedad llevó a la formación de conglomerados rurales, en los cuales surgieron los grandes señoríos, esto es, los feudos, propiedades de los grandes señores, quienes acapararon las mejores tierras y convirtieron, a los antiguos esclavos en siervos sujetos a la tierra y a la voluntad de su nuevo “señor “quien a cambio de especies , primero y de la renta, después permitía el trabajo en las tierras de sus propiedades.

Ahora, la condición de los pobres, tampoco ha cambiado de manera sustancial: los siervos continúan siendo víctimas de la explotación de su trabajo, y están adscritos a la tierra, de tal forma que cuando el señor vende su propiedad, adjuntos van los siervos, bajo el dominio político de su nuevo opresor.

Si bien es cierto que el feudalismo en Europa destruyó las relaciones sociales de producción esclavistas, estas pasaron a ser no dominantes y no desaparecieron de un todo; al cabo de dos siglos la esclavitud volvió a fortalecerse, pero en otras condiciones históricas, con otras connotaciones diferentes a las del esclavismo clásico.

Fueron los árabes musulmanes quienes en el siglo VII dieron un nuevo desarrollo a la esclavitud, capturando a europeos y vendiéndoles en los mercados del cercano y medio oriente, aun cuando en algunos puertos del mar Mediterráneo el comercio de esclavos tampoco desapareció.

Refiriéndose a los procesos de esclavización en África el antropólogo, economista y escritor Tidiane N´Diaye, en entrevista con dw.com/ el día. 21.08.2019 afirma:

“El avasallamiento de los habitantes del continente africano es muy antiguo, pero especialistas señalan que este se sistematizó en el siglo VII cuando el islam echó raíces y floreció en el norte de África; es decir siete siglos antes que los europeos exploraran el continente…Los árabes hacían grandes negocios esclavizando a miles de personas en el norte y el este de África y vendiéndolos en el cercano y medio oriente. Los únicos que se salvaban de ser tiranizados eran los africanos musulmanes.

De hecho, los árabes empezaron traficando con habitantes de Europa central y oriental. Pero el creciente poder militar de los europeos le puso coto a la creciente expansión islámica y trajo consigo un déficit de esclavos”.(Consultado, septiembre 15.2021).

Con la aparente “total derrota” del islam en Europa, la esclavización declinó, sin embargo, no desapareció y los esclavistas portugueses y españoles se adueñaron de la situación, imponiendo la esclavitud TRANSATLÁNTICA, entronizando el mayor tráfico de seres humanos de la historia de la humanidad, pero ahora bajo las relaciones sociales de un nuevo modo de producción, el capitalismo mercantilista. Mientras, los árabes practicaban el tráfico esclavista TRANSSAHARIANO, es escribir, a lo largo y ancho del desierto del Sahara, palabra que traducida del árabe significa “el gran desierto”.

Convertidas Portugal y España en potencias, debido a los viajes de exploración, rapiña y conquista “a sangre y fuego” de los pueblos africanos, realizan la conquista de Nuestra América e implantan el tráfico triangular de esclavizados africanos, (África, Europa y América) la más despiadada expresión del dominio, la opresión y la explotación realizada por el hombre sobre hombres, mujeres, niños niñas, y jóvenes a través de la historia del mundo occidental, tal como ya se explicó.

Es este el nuevo tipo de esclavitud que implantan los europeos, con tintes del capitalismo comercial; es este el genocidio que las potencias de Europa producen en África y América, tráfico que desarraigó a más de 20 millones de africanos, en el cual nuestra Cartagena de Indias, fue uno de los más importantes puertos de esclavizados en el siglo XVII.CONTINUARÁ…

Con los afectos de siempre,

Reforzados con las   luchas de los esclavizados

 de Europa, África y América.

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.