Joe Quijano, Alberto Cortés y Pastor López:Un Concierto Cósmico Celestial.

15/04/2019 - 11:43

Joe Quijano, Alberto Cortés y Pastor López:Un Concierto Cósmico Celestial.

Duele, escuchar las trágicas noticias, duele más cuando  lees las mismas, sin embargo, duele hasta lo más profundo del alma y más allá de ella cuando escribes sobre la partida terrenal, casi simultánea de tres grandes de la música, aun cuando el eterno viaje haya sido hacia el  cosmos celestial : el cielo de los hombres buenos.

Joe, Alberto y Pastor, cada uno en su propio estilo, de manera original, alegraron en vida la existencia de millones de latinoamericanos y aún continúan haciéndolo, y entre esos:yo, un melómano empedernido, desde cuando mi papá y mi mamá se unieron en cual amoroso rito para traer su hijo número cuatro.

CON JOE QUIJANO:LA PACHANGA SE BAILA ASÍ.

Siempre he sido un convencido que los homenajes se  hacen a las personas meritorias en vida, cuando pueden disfrutar el reconocimiento nuestro  a sus aportes en diversas esferas de la vida.

A Joe Quijano, tuve el gusto inmenso de dedicar mi blogspot de eluniversal.com el 18/08/2017 reconociendo su trayectoria artística y su exitosa vida musical con su orquesta Cachana y su vocalista estrella Paquito Guzmán.

El Maestro Quijano nos llevó al culmen de la alegría con su pachanga, de los años 60 del siglo XX, convertida en uno de los ritmos más exitosos del actual género de la salsa.

Sin lugar a duda, fue él quien, de una vez por todas, definió la cuestión de la confusión reinante en ese entonces, entre una charanga y una pachanga; su más alegre, hermosa y famosa canción lo explica con claridad meridiana:

…La charanga es,

 la orquesta que está de moda,

la pachanga es, el baile que se baila ahora.

Ahora no hay discusión en el barrio,

se sabe lo que es una charanga.

Ahora no hay confusión en el barrio,

se baila lo que es una pachanga.

Más Joe Quijano, no se quedó en la trama de la pachanga y entre otras canciones inmortales, regaló al pentagrama de la música popular dos petardos, matizados por el son cubano, siempre cantados por nosotros los caribeños:

 A Cataño y Volví a Cataño, canción última que agregó a nuestro léxico del Caribe, el giro lingüístico ¡aguanta la lancha ¡todavía en uso después de mas de 55 años de divulgado.

Hoy al Maestro Quijano lo llevamos en esos espacios insondables de la memoria, la mente  y el alma, de donde sólo podrán ser borrados, cuando nos toque ir a disfrutar de su concierto allá en el cosmos celestial, junto con Alberto  Cortés y Pastor López.

ALBERTO CORTÉS:MI ÁRBOL Y YO.

Nació en la población de Rancul en la Pampa ,Argentina,  en 1940 y compartió con nosotros este mundo terrenal  hasta el pasado 4 de abril del presente año.

En su condición de cantautor y poeta, dejó varios libros y casi 500  composiciones, registradas en España, convertidas  muchas de estas en canciones inmortales ,con el sello rítmico  de la balada y la nueva trova, canciones imperecederas que nos inspiraron a los enamorados de la década de los años 60 y 70  del siglo XX,y a quienes abrazamos el ambientalismo desde fines del 70 y comienzos de la década del 80.

A mi gusto, cuatro son las canciones más impactantes del argentino, las cuales reflejan su arte excelso con sus interpretaciones sobre:

Te Dejaré Una Rosa, El Abuelo, Cuando un Amigo se Va y Mi árbol y Yo .

El árbol, además que un fiel amigo de los humanos, es también, para Alberto un motivo de inspiración para contar el desarrollo de su vida, para evocar la presencia tierna de papá y mamá y para traer bajo sus sombra los gratos recuerdos:

…Parecía sonreírme,

Como queriendo decirme:

“mira estoy lleno de nidos”.

Ese árbol que plantamos, hace como unos 20 años,

Cuando yo sólo era un niño.

Aquel que brotó, y el tiempo pasó,

mitad de mi vida con él se quedó.

Hoy bajo su sombra que tanto creció,

tenemos recuerdos…mi árbol y yo.

Insignia indiscutible de los ambientalistas, hoy, al igual que el trovador, recuerdo mis vivencias con esta canción, utilizada como cortina musical en mi desaparecido programa radial “La tertulia Ecológica”, transmitido por espacio de más de dos años por Colmundo Radio, en equipo con un distinguido periodista, y una brillante rectora de una escuela ecologista de la ciudad de Cartagena de Indias.

 

EL INDIO PASTOR LÓPEZ Y LA TRAICIONERA.

Ahí, en mi agenda musical de la serie: Las 100 Mejores Cumbias de la Tierra, está anotado el nombre de Pastor López , para ser parte de los cantantes escogidos, que han grabado las 100 mejores canciones de este ritmo emblemático de Colombia.

No obstante, el destino me jugó una mala pasada y Pastor partió sin leer mi blogs en el cual registraré tres de sus mejores cumbias, incluyendo su canción La Cumbia: un homenaje a Colombia y su música que lo hizo grande en América latina

Orgulloso de sus ancestros indígenas, de acuerdo con sus biógrafos :”El indio Pastor” fue la canción con la cual iniciaba sus presentaciones  musicales; tan orgulloso como yo, también, de mis ancestros Caribes quienes  prefirieron la extinción antes que someterse al yugo de los esclavistas españoles,

La ciudad venezolana de Barquisimeto lo vio nacer y crecer desde junio de 1944, siempre con la música en su alma y su cuerpo, hasta cuando nuestro Dios lo llamó al  Cosmos celestial para realizar un concierto espectacular, con Joe Quijano y Alberto Cortez, el cinco de abril de los corrientes.

Intérprete de numerosos éxitos, Pastor López desde 1974, formó su propia agrupación musical, después de compartir Nelson Henríquez y Su Combo, con quien a mi juicio y gusto grabó sus mejores canciones, entre otras: Playa Colorá’, Playa Blanca y La Hamaca Rayá’, todas con sabor caribeño y sabanero, evocadoras de días alegres en las playas blancas de Barú y Santa Marta y también de las hamacas a rayas, en cuyos lechos compartí momentos inolvidables, al lado de la mujer amada.

Sin embargo, de la agrupación del colombo venezolano también son muy buenas, “Las Caleñas”, El Hijo Ausente y Traicionera (1979); las dos últimas con letras llenas de melancolía, rociadas con lágrimas de madre y de despecho del hombre que sufre uno de los desengaños más viles del mundo: la traición de una mujer, de un hombre que aunque traicionado no puede olvidar como canta el propio Pastor, y que Dios nos libre de tan grande “bololó”.

Cuando se quiere como te quise,

Trato de cerrar la herida que me abriste.

Yo he vuelto a amarte y a recordarte

Pero yo no puedo ahora olvidarte.

Oye traicionera, aunque yo me muera,

donde yo me encuentre rogaré por tu alma…

Duele el alma,  más allá del dolor, Cuando un Amigo se Va; pero cuando se van tres, casi de manera simultánea, duele el alma ,vida y corazón; pero  si ocho  días después muere otro grande de la música como Juan Carlos Rueda (autor de  Compadre Querido, Amigo Mío y 288 canciones más)  acompañado de un grande de  nuestro béisbol como El Tigre Abel Leal, sólo queda pedirle a Dios :Padre Santo detén tu llamado a lista y disfruta  el concierto de salsa, balada, trova, y cumbias de los grandes que se nos fueron  a tu cosmos celestial.

Con los afectos de siempre, recargados este mes de abril:

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

uellesq@hotmail.com