La catástrofe ambiental en Cartagena : soluciones a prisa plena.

01/04/2019 - 19:15

Cuando la catástrofe ambiental se profundiza en Cartagena: soluciones a prisa plena.

Son diversas las corrientes ideológicas que interactúan al interior del ambientalismo local, nacional e internacional, tales como la de los eco-bobos, la de los ambientalistas catastróficos que anuncian el fin del mundo y la de los ambientalistas científicos, postura desde la cual abordaremos el presente escrito, ratificando el sentido del titular, corroborado por la difícil realidad que vivimos los cartageneros.

  1. LA PÉRDIDA DE LA BIODIVERSIDAD

Hoy es evidente el retroceso y deterioro de la biodiversidad y el aumento de su pérdida si observamos los siguientes indicadores:

  1. En menos de 40 años ha desaparecido más de 25 especies de aves canoras.
  2. La deforestación se incrementa a diario acompañada a su vez por la desaparición, casi total de varias especies vegetales, entre estas el matarratón, el hicaco, el clemón o algodón americano y decenas de plantas ornamentales que antes adornaban los jardines y terrazas de las casas de familia de todos los estratos sociales de la ciudad, descontando la pérdida también de las plantas medicinales, cultivadas en las huertas de los abuelos.
  3. La desaparición de batracios, reptiles, roedores, y mamíferos, todos con un importante papel en la conservación de los ecosistemas que habitaban.
  4. La pérdida progresiva de insectos estratégicos para la polinización de las plantas, tales como abejas y mariposas, acompañada de la desaparición de las luciérnagas, no sólo en el casco urbano sino también en las zonas rurales corregimentales del distrito.
  5. La disminución y desaparición alarmante de peces, crustáceos, moluscos y otras especies de las aguas del Mar Caribe y el Canal del Dique, al punto que más de 200 pescadores de la comunidad de Pasacaballos se declaran en estado de alerta y al punto de la inopia(indigencia), porque cada día hay menos especies útiles a la alimentación y el trabajo en las aguas, y cada vez hay menos espacio para pescar, ante la expansión de los muelles y el área de protección de algunas empresas.

A manera de conclusión parcial hay que escribir que la pérdida de la biodiversidad es alarmante y amenaza con alerta roja la seguridad alimentaria, de toda la comunidad cartagenera.

II.LOS CAÑOS Y LAGUNAS: EL FOCO DE INFECCIÓN MÁS EXTENSO Y PELIGROSO DE COLOMBIA.

Hoy por hoy, los cuerpos de agua de Cartagena continúan con el deshonroso título de ser “el foco de infección más extenso y peligroso de Colombia”, en cuyas orillas miles de cartageneros se consumen entre las inmundicias, la contaminación, las enfermedades, la pobreza y la desidia del Estado, sin soluciones a la vista.

En la zona industrial de Mamonal, pese a los esfuerzos de Minambiente, los empresarios y de algunas autoridades, todavía se consienten más de 100 contaminantes, arrojados a diario en el lecho de la bahía, entre ellos el letal metil mercurio, capaz de producir malformaciones genéticas en los fetos y enfermedades neurocerebralese en niños, niñas, jóvenes y adultos que consumen frutos del mar y del Canal del Dique contaminados con este poderoso veneno.

 

De esta forma, la catástrofe ambiental se extiende y profundiza, en la medida que se multiplica la población de la ciudad, en la medida que se amplía la corrupción de algunos funcionarios, que toman los dineros para sus arcas personales y familiares (y no pasa nada), en la medida de la carencia de una educación para el Desarrollo Sostenible y en la medida de la incompetencia de las autoridades ambientales y de otro género comprometidas con estos estratégicos sectores de la vida comunitaria.

 

Lo anterior no es gratuito porque El Epa y Cardique, los alcaldes mayores y las demás entidades estatales asociadas a la conservación hídrica y la salud, (salvo alguna que otra honrosa excepción) han mostrada a través de su historia de gestión la ineficiencia y la falta de voluntad política para solucionar el gigantesco problema, hoy profundizado, ante la vista de todos.

 

III. LA POPA:DE CERRO INSIGNIA A CALAMIDAD SOCIAL.

Es vox populi que el Salto del Cabrón está a punto de desmoronarse, con todas las letales consecuencias ambientales y humanas que ello implica.

De igual, en este mundo globalizado, para nadie es un secreto que La Popa,pasó de ser una de las insignias ambientales y culturales de Colombia y América latina, (como lo es el cerro del Corcovado en Río de Janeiro, Brasil), se convirtió en un desastre ecológico y social por su degradación, por las invasiones, por la delincuencia, por los incendios, por la violencia, por la inseguridad que denuncian los ocupantes.

 

 En una palabra, por la falta de condiciones dignas de un ser humano, para habitar un espacio emblemático que nunca debió ser invadido, pero que la mediocridad y la desidia de las autoridades así lo consintió.

Más hoy la situación es más compleja con las invasiones de los desplazados, de los “invasores profesionales”, con los incendios y otros factores ya mencionados.

 Pero también el cambio climático aporta lo suyo:

En más de 60 años de observaciones directas sobre el Cerro, jamás había visto tan menguada su vegetación por la extrema sequedad del clima; ¿Cuántos centenares de árboles y plantas han muerto por este factor? ¡Las autoridades ambientales tienen la respuesta!

 

 

IV. LOS MANGLARES: DE SALA CUNAS DE LA BIODIVERSIDAD A VILLANOS.

Mientras decenas de ciudades de la zona tropical de la Tierra hacen ingentes esfuerzos por conservar los manglares, bendición que les concedió la naturaleza y la Gracia de Dios, en la Fantástica Cartagena de Indias, hay un Estado al que poco les interesa y sectores minoritarios, que claman por su destrucción.

 Pero el mangle no es el culpable: este árbol tropical es la sala cuna de la biodiversidad mundial y local; sin embargo, la desidia de las autoridades ambientales lo convirtió en un “villano”, para personas que tienen una percepción equívoca del problema.

El mangle no tiene la culpa: responsable son el Epa, Cardique, Minambiente y otras autoridades, que jamás han realizado un plan de conservación del vegetal, que jamás han pensado en una poda técnica para controlar la expansión no deseada y la sedimentación de los cuerpos de agua, en un programa sistemático de recolección de desechos e inmundicias…en un programa serio de dragado de los cuerpos de agua internos de la ciudad…

Y de manera especial en un plan sistemático de control social y de ejercicio de la autoridad civil y policiva, de las entidades con misión humanitaria y asistencial para que bajo la sombra de la noble especie vegetal:

 No se construyan cambuches de indigentes, no continúe la anomia social que hoy protagonizan el microtráfico de estupefacientes, la prostitución de baja categoría, los delincuentes y los adictos al cannabis sativa y a otras sustancias que envenenan el cuerpo y el alma.

V.EL CAMBIO CLIMÁTICO: AMENAZA MORTAL A LA VISTA.

Más a lo anterior se adiciona el cambio climático que amenaza la vida sobre la Tierra, con sus variaciones extremas de sequías y precipitaciones, fríos y calores extremos, aumentos del nivel del mar, desaparición de especies, deterioro del patrimonio cultural y natural en su conjunto, Tsunamis, tornados, y tifones en sus respectivas latitudes, huracanes, y vendavales en nuestro medio, aumento en número e intensidad de las tormentas eléctricas, temperaturas cada día más elevadas y otros indeseables fenómenos largos de enumerar.

Cartagena, La fantástica no escapa a esta suerte:

El nivel del mar aumenta amenazante, junto con la erosión de la costa, a la espera de un retardado y anunciado plan de recuperación, que debe iniciarse en breves días, según lo informado por los entes ejecutores.

Vistas así las situaciones, la temporada de lluvias que se avecina no será nada fácil para La región Caribe: las fuertes brisas que todavía se conservan del mes de marzo, las elevadas temperaturas y los altos niveles de evaporación, no presagian nada bueno para nadie y mucho menos para las comunidades vulnerables, por lo que hay que estar bien preparados.

 

 

VI.A MANERA DE EPÍLOGO: SOLUCIONES A PRISA PLENA.

A manera de epílogo es necesario diseñar un conjunto de soluciones que apunten hacia la sostenibilidad ambiental y social de una ciudad que cada día se escapa de las posibilidades de la habitabilidad sana y de la convivencia armónica.

Así la propuesta se consolida en los siguientes términos:

  1. Diseñar y ejecutar un plan de recuperación, preservación y aumento de cada uno de los componentes de la biodiversidad urbana y rural del Distrito, incluida  por supuesto las zonas insular y litoral.
  2. Rediseñar, actualizar y ejecutar el antiguo plan de recuperación y saneamiento de los caños y lagunas de la ciudad, en cuya espera está la ciudad desde los primeros años de la década del 90 del siglo pasado.
  3. Rediseñar, actualizar y ejecutar el Plan de Rehabilitación Integral de La Popa, ideado también desde el siglo pasado.
  4. Recuperar los extensos manglares de la ciudad, mediante un plan de limpieza, poda técnica, control social, civil y policivo, con sentido de Desarrollo Humano Sostenible.
  5. Disponer la financiación y ejecución del plan para afrontar el cambio climático (diseñado hace varios años con aportes de nosotros los ambientalistas) cuyas bases teóricas están sentadas también desde hace varios años.

El Plan 4C, el diseño definitivo de este a cargo del Distrito y la cooperación internacional es una buena opción, que necesita ser actualizada.

6.Luchar de manera incansable contra las acciones de corrupción e ineficiencia de algunos funcionarios, que priorizan los intereses personales y de grupos políticos a los del bienestar comunitario.

 

7.Diseñar y ejecutar programas orientados hacia la descontaminación de la Bahía de Cartagena con mercurio y otros metales pesados, a la par de la recuperación del Canal del Dique, posibilidad que se debate desde años atrás.

 

8.Implementar, con ajustes y actualizaciones el Plan de Educación Ambiental Para la sostenibilidad y el Desarrollo Humano, que desde hace años propusimos al distrito los ambientalistas organizados en la Red de Educadores Ambientalistas del Distrito y en el CIDEA Bolívar.

Estas y otros propuestas unidas a la movilización social de la ciudadanía, la sociedad civil y los ambientalistas, son factibles de implementar con la participación decidida de los órganos locales de gestión ambiental, de salud, de control social, asistencial y policivo.

Es una gestión que debe comprometer a los organismos nacionales del ramo tales como Minambiente, Minsalud, Mindefensa, presidencia , vicepresidencia y otros,   a la par de los organismos gremiales empresariales del país y la región, procurando siempre la participación de la  comunidad y la cooperación internacional, muy efectiva en estos casos, cuando ve el compromiso serio de las autoridades locales y nacionales.

Que el espíritu santo de nuestro Dios ilumine la mente de los gobernantes de La Fantástica y mueva su voluntad política para construir el ambiente y la ciudad que soñamos.

Con los afectos de siempre.

Recargados este abril de 2019:

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

uellesq@hotmail.com


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR