La Quinta Avenida de Manga:Otro atentado contra la biodiversidad en Cartagena

24/10/2019 - 15:03

Quinta avenida de Manga: Un nuevo atentado contra la biodiversidad de Cartagena

  1. BREVÍSIMA MENCIÓN  DE LOS GENOCIDIOS Y ECOCIDIOS EN LA HISTORIA  DE  CARTAGENA.

Cartagena de Indias, de manera desafortunada, desde los tiempos  de la Cruz, la espada y el gonococo, como escribió el inmortal Tuerto López, es víctima  de atentados contra la biodiversidad, lo cual se ha reflejado a nivel planetario, porque la vida en este fragmento del universo es una sola trama, donde todo está ligado con todo lo demás.

*Así, desde 1503 empezó el primer genocidio por parte de los navegantes y esclavistas Juan y Cristóbal Guerra, quienes asolaron a la población de Cárex (Hoy isla de Tierrabomba) y esclavizaron a decenas de amerindios.

*Años después, en 1509 Alonso de Ojeda, Juan de la Cosa, Diego de Nicuesa   y sus huestes, atacaron a los Yurbacos quienes perdieron la batalla ante las armas de fuego, los caballos y los perros de los españoles, no sin antes salir victoriosos en un combate (guazabara ) anterior.

*En 1533, el fugitivo de la justicia española Pedro de Heredia y sus huestes “a sangre y fuego” conquista  a Karmairí y las aldeas de sus cercanías, asesinando sin piedad a millares de indios y esclavizando a los sobrevivientes perpetrando,  el segundo genocidio contra nuestros ancestros.

De inmediato se inició el primer atentado  y ecocidio contra la biodiversidad cartagenera, tumbando manglares, atacando la fauna silvestre, construyendo canteras  y contaminando la prístina bahía con los desechos  de las huestes depredadoras y ambiciosas de oro y plata.

*Ya en el siglo  XVII cuando empieza en firme la construcción de la ciudad colonial Cartagena de Indias, y  de las fortalezas durante el siglo referenciado y el siguiente,  centenares de hectáreas de vegetación son arrasadas y con estas, la fauna, que ahí reposaba.

A mediados del siglo XVII, la construcción del Canal del Dique, sella la suerte de los corales de la bahía, los cuales junto con otras especies de la fauna irán desapareciendo de manera cuasi lenta e inexorable, a causa de los millones de toneladas  de sedimentos que reciben las aguas, hasta llegar al lamentable estado de nuestro días, cuando las aguas servidas, los detritos industriales y los metales pesados como el mercurio , el plomo decretaron  la muerte de la fauna marina  y las enfermedades  recurrentes  y mortales de las comunidades ribereñas.

Dos siglos después en  1815, el sitio de la ciudad  realizado por las tropas del sanguinario y criminal Pablo Morillo, desata la crisis ambiental, más horrible de la que se tenga memoria en la historia de la ciudad:

Hambruna generalizada de los sitiados.

Escasez de agua.

Enfermedades y peste

6.000 muertos.

Atmósfera contaminada por los cadáveres insepultos

*Después de la independencia (1821), ya  en el  tiempo de la república, volverán los genocidios, provocados por las diversas guerras civiles del siglo XIX que azotaron a la nación en su  globalidad.

*Desde los años 60 del siglo pasado, las invasiones de los destechados de la ciudad, y los vertimientos del alcantarillado, administrado primero por un ente público y hoy, por otro público-privado, convirtieron el sistema de ciénagas, caños y lagunas en uno de los cuerpos de agua, más extenso, contaminado y peligroso de Colombia.

*Así mismo, algunos poderosos de la ciudad invadieron, también, extensas zonas del litoral de la ciudad, talaron los manglares, desalojaron la fauna dueña del hábitat y urbanizaron varios ecosistemas estratégicos.

*Hoy, en la exclusiva zona de El Laguito, se repite la horrible suerte de la contaminación, igual a la de la marginada Ciénaga de La Virgen, con claros perjuicios para la fauna marina y las comunidades circundantes.

2. LA QUINTA AVENIDA DE MANGA UN NUEVO ATENTADO CONTRA LA BIODIVERSIDAD.

Podríamos, así, continuar describiendo los ecocidios[UE1]   perpetrados en Cartagena; sin embargo, por obvias razones hemos de referirnos al tema central del escrito cual es la anunciada construcción de la quinta avenida de Manga.

Pues bien, el anuncio  de esta obra, es un nuevo ecocidio, valga la redundancia contra uno de los ecosistemas más valiosos de la ciudad, que de manera inexorable  su absurda construcción traería consigo:

  1. La destrucción de centenares de hectáreas de mangle, uno de los ecosistemas más valiosos  en el mundo entero, considerado como la casa-cuna del mar, donde se crían los peces, moluscos, crustáceos y otras especies marinas, en el presente caso, el antiguo Caño de Gracia, reconocido hoy con otros nombres sectoriales.
  2. La destrucción del hábitat de miles de miles de periquitos y cotorras que día tras día desde las 5pm.lo convirtieron en su lugar de llamativo concierto, reposo y convivencia vespertina y nocturna, hasta el amanecer del día siguiente, cuando de nuevo se inicia el peregrinaje aéreo, en busca de la vida y la supervivencia.
  3. Destrozo del refugio de numerosas hermosas aves canoras como el canario botón de oro, en vía de extinción en Cartagena de indias, sus cercanías y lejanías.
  4. Devastación del hábitat de centenares de iguanas, reptiles en vía de extinción en el caribe colombiano y otras zonas de la nación.
  5. Devastación  de la zona de refugio de millares de cangrejos y  cangrejas, que durante centenares de años  han construido en la zona sus cuevas  protectoras.

Son estos algunos de los efectos que traería consigo la construcción de la anunciada    quinta avenida,  cuya realización es un planteamiento inválido, al convertirse en un nuevo atentado contra la biodiversidad de Cartagena y La Tierra.

Por ello, este absurdo proyecto debe ser archivado de una vez por todas, porque además de los nocivos efectos anteriores, aumentaría aún más la temperatura en los barrios Manga, Pie de  La popa, Pie del Cerro, Barrio Chino, Martínez Martelo y  La Puntilla, magnificando, de esta manera, los efectos del cambio climático que nos agobia ahora  y no se sabe hasta cuando… aunque las cosas cambiarán…pero para empeorar.

 

3. LA QUINTA AVENIDA: UNA MEGA OBRA INOCUA.

Sin duda alguna que el objetivo estratégico de esta hipotética avenida es facilitar la movilidad vehicular por la nueva vía.

No obstante, los conceptos autorizados de los expertos y del ciudadano del común coinciden en que la obra no servirá para nada, no se convertirá en  una solución vial será una obra inocua:

 El cuello de botella de la vía, a la altura de Bazurto no desaparecerá y mucho menos en la zona del Puente Román, en sentido inverso, al igual que en el Puente de Las Palmas.

Pero, siendo más preciso y certero :tal como afirma gran parte de la ciudadanía, en persona y a través de las redes sociales, la construcción servirá, sólo para mantener el peaje actual y crear nuevos puestos de este tipo, que durante 30 años dejará pingues ganancias a sus gestores y propietarios.

 

4. UNA APROXIMACIÓN A LAS SOLUCIONES.

  1. Es indudable que el proyecto de la quinta Avenida de Manga debe ser archivado, y de esta manera desligada del otro mega proyecto del corredor portuario anunciado también por sus promotores. Esta propuesta, precisa de un análisis más detallado para valorar  el pro y los contras de su ejecución y de manera especial, valorar  su impacto en el ambiente   y el contexto comunitario donde se desarrollará.

Por todo ello es necesario que presente:

  • El menor impacto negativo sobre el ambiente y la biodiversidad.
  • Bienestar para las comunidades  del radio de influencia.
  1. Las soluciones válidas y certeras para resolver los graves problemas de movilidad del barrio Manga, está asociadas, al igual que el de muchas otras zonas de la ciudad, a la construcción de vías elevadas, tal como existen en Bogotá y otras ciudades latinoamericanas, a la implementación del transporte acuático reglamentado y a la construcción del puente Manga-Bocagrande, entre otras.
  2. Sustituir  la propuesta de talar  el manglar, por la construcción de un  parque ecológico y cultural acogiendo la propuesta de ASOPOPA, liderada por el miembro de la junta directiva de esta organización Cecil Botero Ballestas y su equipo de trabajo, para rescatar y conservar nuestros bienes naturales, nuestros  valores ambientales, reafirmar la identidad cultural y dar un nuevo espaldarazo a la vida, tan amenazada en nuestros días.
  3. Realizar  verdaderas jornadas de limpieza de los manglares de Manga, Pie de La Popa y barrios circunvecinos y proceder a una poda técnica de estos, desde la Laguna de San Lázaro, hasta las ciénagas de Las Quintas y Bazurto, para evitar el cegamiento total de estos cuerpos de agua.
  4. Realizar, cursos, diplomados, talleres, seminarios y conferencias de Educación Ambiental, para que funcionarios y gobernantes de todos los rangos conozcan, valoren y expidan medidas protectoras sobre la biodiversidad local y regional, a la par de los empresarios promotores de obras de infraestructuras, para que entiendan el valor de los bienes naturales, cuya significación  es superior  al dinero, en cualquiera de sus representaciones.

 

Con los afectos de siempre, recargados en esta lluvia incesante de octubre:

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR