Las 100 Mejores Cumbias de La Tierra. (SÉPTIMA PARTE).

10/03/2019 - 11:36

Las 100 Mejores Cumbias de La Tierra. (SÉPTIMA PARTE).

Hoy amables lectores y lectoras doy gracias a Dios por haberme permitido superar el 60% de este recorrido por el mundo mágico de la música, construyendo un compendio, que hasta el presente se convierte en la colección de cumbias-comentadas- más grande del sistema solar; gracias a ustedes también que inspiran mis trabajos, en mi condición de docente, siempre con la intención de compartir saberes y traer bienestar espiritual, ahora con la música hecha Cumbia colombiana.

y… como de colección de cumbias se trata, sigamos adelante con:

LAS CUMBIAS DE GABRIEL “RUMBA” ROMERO.

A Gabriel Romero (1943, Sabanagrande, Atlántico) lo conocí en uno de los años trascendentales de la humanidad: la llegada del primer humano a la luna en 1969.

Ese año, Romero se convirtió con la orquesta de Los Hermanos Martelo, en uno de los artistas más exitosos de Colombia interpretando la cumbia “La Piragua” del compositor excelso José Barros.

Con la Piragua llegaron otros éxitos y 10 años después surge en 1979 “La Subienda” (61), un homenaje al pescador y a este fenómeno cíclico, de antaño, de los peces del Río Magdalena, que transforma la vida cotidiana sufrida del pescador, en meses largos de alegría y de la abundancia que le ha negado el tiempo anterior …pero después:

El bocachico es astuto

como que sabe escribir.

El sabe el día que llega, y

cuando debe partir.

Me pone alegre en enero,

Me deja triste en abril…

Alegre y nostálgica es esta Cumbia que también canta Leonardo Favio, con mucha inspiración al igual como lo hace Gabriel.

Así, continuarán los éxitos en variados ritmos; pero siguen los de Cumbia, como El Cumbiambero (62) en 1981; pero llega el momento (2003) en que el atlanticense hace su Cumbia social y de denuncia con la inspiración del compositor chocoano Senén Palacios:

Maldita Violencia (63 versión 2003)

…Maldita violencia,

¿porque no permites que reine la paz,

Que reine el amor,

que puedan los niños dormir en cunas,

¿Sonriendo de amor?…

Violencia: ¿porque no permites que reine la paz?…

LAS CUMBIAS   DE CLÍMACO SARMIENTO. (Clarinetista. Soplaviento1916. Cartagena 1986).

El Maestro Clímaco Sarmiento se especializó en componer, arreglar y ejecutar canciones en ritmo de cumbia, porro, guaracha, paseaito y jalaito, hoy, casi desaparecidos los dos últimos ritmos.

Cumbia Sabrosa (64), es una deliciosa canción de la interpretación del Maestro Clímaco, de muchos años atrás 1961, cantada por Gustavo Rada:

Oye Negra querida, la Cumbia te está llamando,

Ya todos vienen bailando la

 cumbia sabrosa que alegra la vida…

Ya todos vienen bailando la

Cumbia sabrosa que alegra la vida.

Le sigue en sabrosura: Noche de Estrellas (65) grabada en 1962, de nuevo con la voz del cantautor cienaguero Gustavo Rada, una de las voces líderes de la orquesta del Maestro, junto con El Poli Martínez, Nora Tatis, Tony Zuñiga, Hiram Ramón y otros a quienes escucho con especial atención, por mi poca cercanía con algunos de ellos.

Cierro el círculo con Caimán y Gallinazo (66), una de las clásicas del Maestro con Nohora Tatis, de las cumbias típicas de los años 60, con sabor a pueblo y naturaleza viva, canción que trae gratos recuerdos de adolescencia a orillas del Canal del Dique, en Soplaviento, fuente de la inspiración del Maestro, quien una vez puso a pastar “La Vaca Vieja”, y puso a gozar a Colombia con su Pie Pelúo’.

Triste su muy trágica desaparición en 1986, triste su vejez, durante la cual, como a muchos artistas colombianos, le tocó recibir mezquinas regalías, después que dio tanto gozo a los amantes de su música.

Gloria eterna a su arte junto con la de sus cantantes y músicos y la de sus compañeros más cercanos: Pedro Laza y Rufo Garrido, guerreros inolvidables de nuestra música tropical.

LAS CUMBIAS DE ALBERTO PACHECO BALMACEDA.

Barranquilla lo vio nacer en 1936 y en Valledupar cerraron sus ojos los más allegados, por última vez en 1983.

Alberto Pacheco Balmaceda (con C) fue cantautor de cumbias y paseos y se coronó Rey del Festival de la Leyenda Vallenata en 1971.

Cuando Colombia se convulsionaba con el movimiento sindical, estudiantil y magisterial, el Maestro derrotó en las lides del acordeón al otro grande:  Luis Enrique Martínez y el público de   de esa noche jamás perdonó que un barranquillero, pero con corazón vallenato quedase de rey de tan importante concurso. Nelson Enríquez de Venezuela dejó grabado este testimonio en su canción Festival Vallenato:

…Y no tendrá palabras pa’ exigir,

 si el nuevo rey es un barranquillero

Con sus Curramberos de Guayabal, en la década de los 60 grabó su más importante Cumbia: La Cumbia de Santo Domingo (67), tan sabrosa como la cienaguera y la sampuesana, gracias a la magia del acordeón y los tambores de nuestra tierra.

En 1965, salió otra Cumbia sabrosa: Rosa María (68):

Rosa María, se fue a la playa,

se fue a la playa, se fue a bañar…

y cuando estaba sentadita ahí en la arena,

me decía con su boquita ven que vamos a bailar…

Cerrando su trilogía aparece la Luna y el Mar (69) en la cara B (de Rosa María) de un acetato de 78RPM, cuando el maestro “aguja” era el rey de los tocadiscos de los pobres amantes de la música. CONTIUARÁ: Las cumbias de Joe Arroyo, de Billos Caracas Boys y de otras orquestas de Venezuela.

Con los afectos de siempre, recargados en marzo del 2019:

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

uellesq@hotmail.com.

 

 

 

 

 

 


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR