Los retos ambientales de la administración del cuatrienio del alcalde Dau.

09/01/2020 - 23:40

 

Los retos ambientales del cuatrienio de administración del alcalde Dau.

No es nada fácil la tarea del alcalde William Dau durante el cuatrienio que le toca administrar (2020-2013) a Cartagena de Indias, una ciudad compleja con más de 30 problemáticas serias bien identificadas en la globalidad de sus estructuras económicas políticas, económicas, sociales y culturales, tal como se explica en la entrega anterior de este  blogs: Cartagena de Indias: Ciudad Real, Ciudad Soñada.

Más si en estos estratégicos ámbitos los problemas son delicados y clasificados en la categoría de cuidados intensivos, en el campo ambiental el cual asegura nuestra supervivencia como especie y ciudad, la situación no   es menos delicada, ni es menos urgente la necesidad de gestionar soluciones a problemas incubados  desde más de 5 décadas atrás, problemas que  en nuestros días se profundizan  ante  la expansión urbana, el crecimiento de la población y la pobreza y la profundización de la crisis  ambiental que sufre el planeta Tierra, el Gran Caribe y el Caribe colombiano.

Convencido que al alcalde William Dau le asiste el sincero deseo de dar soluciones a la crisis global en que la vieja clase politiquera y corrupta dejó sumida a la ciudad, hoy en mi condición de ambientalista de vanguardia y militante de la teoría del Desarrollo Humano Sostenible, le propongo, con humildad y respeto una posible hoja de ruta para administrar el ambiente y los socio-ecosistemas de La Heroica, afrontando los siguientes retos:

  1. Nombrar en la estructura administrativa del EPA a ambientalistas practicantes, comprometidos con los objetivos del Desarrollo Sostenible(PNUD-2015) y por lo tanto honestos, trabajadores y comprometidos con la ciudad y el planeta, para dejar atrás el imperio de los funcionarios “ganapanes”,  las fichas politiqueras, de muchos corruptos, y de todos aquellos que encontraron en la gestión ambiental, sólo una forma de solucionar sus problemas individuales, y adueñarse del erario, olvidando el bien supremo de la sociedad, la naturaleza , los ecosistemas y de las otras formas de vida, que de una u  otra manera garantizan la supervivencia de los cartageneros, sin distingo de ninguna clase social.

 

  1. Gestionar y poner en marcha rauda y efectiva el Plan de Adaptación al Cambio Climático, en cuya elaboración asertiva participamos un grupo de ambientalistas asociados en el CIDEA, pero que, sin embargo, no encontró dolientes para su ejecución en las últimas administraciones que se pasearon por la alcaldía y los entes de gestión ambiental local, regional y nacional.

 

 

  1. Poner en marcha un plan audaz de Educación ambiental, que de una vez por todas conduzca a los cartageneros y cartageneras a la valoración positiva del patrimonio natural que nos legó Dios y la naturaleza y el patrimonio cultural que nos donaron las generaciones anteriores, para de esta manera amarlos, recuperarlos, protegerlos y conservarlos hasta la eternidad de los siglos.

 

  1. Implementar el Plan de Protección Costera, el cual, sin duda alguna amortiguará, en parte, los efectos nocivos del cambio climático y contribuirá a la conservación de ese bien natural inapreciable como es la franja de la costa y las playas, bienes esenciales para la supervivencia de numerosas especies marinas y para miles de familias cartageneras.

 

5.Gestionar ante el gobierno nacional, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), Cardique, Cormagdalena y demás entes el plan de recuperación del Canal del Dique, antes que sea demasiado tarde y los sedimentos que arrastra este brazo artificial del Río Magdalena, dividan en dos a la bahía y eliminen por completo, los corales de las Islas del Rosario, San Bernardo y sus cercanías.

 

  1. Buscar y aplicar los argumentos jurídicos legales y constitucionales, para evitar la permanencia y aumento de peajes en la ciudad o por lo menos establecer que sólo lo paguen los exportadores y transportadores de carga, quienes son los únicos beneficiarios, del último “regalo de navidad”, que dejó el alcalde saliente.

La construcción de la quinta avenida de Manga continúa siendo un atentado contra la escasa biodiversidad (diferente a la humana) sobreviviente hoy en Cartagena; sin embargo, es posible aplicar técnicas modernas que no atenten contra   esta, como sucedió con el gran viaducto de la Boquilla sobre la Ciénaga de la Virgen.

 

7.Impedir la destrucción de los corales del Canal Varadero, por su gran valía natural y por los beneficios que su existencia y estudio puede brindarle a la ciencia y la recuperación de estos extraordinarios y valiosos seres a nivel planetario.

 

8.Recuperar la biodiversidad perdida mediante un plan homónimo, priorizando:

 

A. La reforestación total con árboles frutales, medianos que garanticen su supervivencia.

B. La repoblación de la avifauna silvestre para evitar la extinción total de las aves canoras, esos maravillosos seres que todavía se atreven a deleitarnos con sus cantos armónicos y otros estridentes como los de la mítica mariamulata.

C. La rehabilitación integral mediante planes sectoriales de La Popa, la Loma del Diamante y del Congo, los cerros del Bosque, Albornoz y Zaragocilla, entre otros.

D. Hacer la poda técnica de los manglares de los cuerpos de agua, que de manera generosa nos donó la naturaleza y que de forma vil los convertimos en botadero de basura y excrementos.

E. Recuperar mediante planes de mediana y larga duración estos cuerpos de agua internos los cuales, hoy al igual que hace muchos años atrás representan el foco de infección más extenso y peligroso para la salud humana, animal y vegetal en Colombia.

Es de urgencia, también frenar de una vez por todas las invasiones y atentados de los invasores de cuello blanco, profesionales y destechados, a la par de recuperar los bienes públicos en manos de estos sectores, presentando opciones de vivienda digna a los pobres sin techo y haciendo caer el peso de la ley a los poderosos quienes se han adueñado de lo público.

F. Debe implementarse también un proyecto urgente de protección de la fauna doméstica, en calidad de medida humanitaria frente al bienestar de   perros y gatos callejeros, cuya presencia y condición está asociada, muchas veces, a enfermedades peligrosas como la rabia. Urgente  es también la prohibición del  servicio de los caballos cocheros, para acabar para siempre con el suplicio, al cual durante siglos, han sido sometidos  estos seres, considerados entre los más nobles e inteligentes de la naturaleza, prohibición que debe acompasarse con  la eliminación del sistema de transporte de los llamados carro muleros que utilizan caballos, mulas, burros y burras, mostrando la más cruel expresión de la crueldad de los humanos, contra otros de nuestros seres más desprotegidos.

 

 

9. Eliminar la contaminación con mercurio y metil mercurio de la Bahía de Cartagena, para evitar la repetición de la  tragedia del “Mal de Minamata” en Japón acaecida en los años 50 del siglo pasado en la cual los más afortunados murieron, de acuerdo con los informes periodísticos y científicos de la época.

En nuestros días muchas víctimas sobreviven “convertidas en vegetales” y la compañía causante de la tragedia continúa indemnizando a los afectados.

Aunque en nuestros días las víctimas ya se cuentan por decenas en la zona insular de Cartagena, en las poblaciones ribereñas del Canal de Dique y del sur de Bolívar, es posible que se desate una terrible pandemia, si las autoridades ambientales y de salud, locales regionales y nacionales no asumen con urgencia sus compromisos esenciales.

En este y otros problemas críticos debe buscarse la cooperación internacional, el apoyo de las Naciones Unidas y de aquellas naciones que luchan sin descanso y con éxito por descontaminar sus cuerpos de agua.

 

10. Es urgente proceder a diseñar y ejecutar un plan de Saneamiento Ambiental Básico, en las tres localidades del Distrito, el cual posibilite, por siempre, eliminar las condiciones de vida indigna de millares de cartageneros sumidos entre las aguas servidas y excrementosas, basuras, residuos sólidos y otra serie de inmundicias, que afectan la salud y acortan las expectativas de vida de las gentes humildes de la ciudad, con las plagas que se reproducen a través de mosquitos, moscas, cucarachas, ratas, ratones y otras más.

Este, como los anteriores, es el ámbito propicio para la intervención directa del despacho del alcalde mayor, las alcaldías locales el EPA, el DADIS y demás secretarías colaterales.

 

11. Resolver la dura problemática de dotar a millares de familia de cartageneros de vivienda digna, al ser reubicadas de los cerros referenciados y de la zona insular y costera, donde corren inminente riesgo de perder la vida, debido a fenómenos de resistencia y respuesta de la naturaleza, ante la destrucción de los humanos.

 

12. Urge también resolver la grave problemática de la movilidad que afecta todos los cartageneros y cartageneras construyendo nuevas vías a segundo y tercer nivel, puentes, teleféricos y sistemas elevados similares, al estilo de Bogotá y Medellín y masificar aún más el transporte acuático por los cuerpos de agua internos y la bahía de Cartagena.

En otras palabras, debe implementarse el transporte multimodal y revolucionar el sistema de las vías terrestres, colapsado desde hace largos años.

 

13 .Otro reto de gran envergadura es el traslado urgente del mercado de Bazurto, el mayor candado de la movilidad ciudadana, y el mayor proveedor de alimentos de la población que se contaminan (y se venden de esta manera) con las inmundicias allí acumuladas durante más de cuatro décadas.

 

14. Indispensable es, a su vez hacer del Plan de gestión de Residuos Sólidos un plan eficiente, que contribuya   realmente al manejo de estos, que eduque a la población a hacer el manejo racional de los residuos y establezca un sistema masivo y efectivo de separación en la fuente (hogares, empresas, establecimientos y similares).

Sin embargo, aún cuando estas prácticas vienen dándose en algunos sectores por iniciativa de algunas cooperativas y empresas, el Distrito debe establecer de manera obligatoria la separación de los residuos en la fuente y en los contratos presentes y futuros con las empresas prestadoras del servicio de recolección.

15. Aún cuando los objetivos del Desarrollo Sostenible son un mandato de las Naciones Unidas, este en muchos países se convirtió en un discurso y un sofisma de distracción de muchos gobernantes en el mundo.

Tal vez el carácter no vinculante u obligatorio explica en parte esta situación; sin embargo, las zonas corregimentales de Cartagena son un campo propicio para construir comunidades con Desarrollo Humano Sostenible, en las cuales se gestione y logre el bienestar completo de las comunidades y los demás seres de la naturaleza y los socio ecosistemas.

Algunos corregimientos como Barú, Pasacaballos, Tierra Bomba y otros de las zonas insular y litoral pueden servir de experiencias   pilotos y así lograr un acercamiento a la práctica que se extendería por toda la geografía corregimental y después a los barrios del Distrito.

 

16. De igual forma, la gestión ambiental de la administración del Alcalde Dau, debe encaminarse de manera firme a sacar avante los macroproyectos  ya formulados, entre los cuales, está la protección costera, la Avenida del Bicentenario, el sistema de drenajes pluviales, la interconexión mediante un puente entre Manga y Bocagrande, los cuales sin duda, si se hacen con calidad  y utilidad suma, transparencia, eficiencia y oportunidad, han de mejorar en mucho las condiciones de vida  de todos los habitantes de La Heroica Cartagena de Indias.

A manera de epílogo debo reconocer que la problemática ambiental es compleja, y el tiempo es demasiado corto para solucionar problemas de muy vieja data.

No obstante, confiamos y estamos seguros que la nueva administración, ha de resolver gran parte de la situación y convertir en política pública la solución continua de las tan difíciles circunstancias ambientales que hoy vivimos.

Que Dios ilumine la inteligencia y gestión de nuestro alcalde y sus funcionarios y los dote   de la capacidad necesaria para sacar avante de la encrucijada que vive nuestra ciudad y por siempre cuente con el respaldo que junto con el pueblo cartagenero le hemos brindado.

Con los afectos de siempre, muy ecologizados este 2020.

UBALDO JOSÉ ELLES QUINTANA.

uellesq@hotmail.com


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR