Competencia política desigual 4: La compra de votos

28/03/2019 - 09:11

Seguimos con la competencia política  desigual a través  de la compra de votos. Al amasar fortunas con las oportunidades que les brindan los gobiernos de turno, les queda muy fácil utilizar esta  herramienta que le da la democracia y la conciencia ciudadana para adquirir el favor de los electores. La compra de votos.

Es una realidad que no se puede ocultar, la venta y compra de votos se da de muchas maneras  y los niveles de pobreza ayuda, coadyuva para que sea fluida y abundante. Como ya se ha dicho, estos eventos se dan antes de la campaña, en la campaña y en el mismo momento de las elecciones.   Algunos se preguntaran, y cómo se sabe todo esto. Le respondo, “no hay que estar en la fiesta para saber que pasó en ella” -Los tiempos han cambiado-

Es vox populi en el argot político y social, que algunos políticos se han mantenido en el poder comprando votos. . Es un “colchón de seguridad”, afirman  ellos mismos, en caso de que la planeación de la votación zonificada, falle. También,  en ocasiones se venden mutuamente lo votos, como si se tratara de una mercancía. Y una panorámica inicial es ver los comandos en todas las zonas de votación a distancias permitidas por la ley electoral, convertidas en casa de compra y venta de votos.

La operación avispa arranca con el despliegue de compradores de votos en todas las zonas. Aquí son utilizados muchos líderes barriales. Existen de 1°, 2° y 3° categoría. Todos por igual cumplen su trabajo-Sólo varían en los precios- Quizás por eso, nunca se ha escuchado que detienen a un político comprando votos el día de las elecciones, todo el mundo sabe que los compran, pero no se les ve por ninguna parte. Al menos que los delaten, como fue el caso de Aida Merlano en Barranquilla.

Pero bueno, cómo es el cuento de la compra de votos el mismo día de las elecciones. ¿Y cómo aseguran el voto cuando lo compran? Aquí es donde viene lo bueno. Sacan una estrategia  en el proceso de la compra de votos. EL CARRUSEL. Entregan el voto marcado al primer votante, le dan una parte o la mitad del dinero (El valor puede oscilar entre 20 mil y 200 mil), y la otra parte se la dan cuando traiga el voto real que le entregan en la mesa de votación y el certificado electoral. El primer voto no es válido, es de muestra expedido por la misma registarduria. Es el único voto que se pierde en la negociación electoral. Y así sigue el carrusel en varias mesas y en distintos puestos de votación. La compra puede ser unipersonal o en combo. De eso varía el precio.

Competencia política desigual 5: La contabilidad de los votos  y muertos votan.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR