Situación peligrosa esta

20/01/2019 - 06:58

En lo que va corrido de los últimos tres años ha habido una escalada sistemática por asesinar  a  líderes sociales y defensores de los derechos humanos. Ya son más de 400 caídos por  gatilleros a sueldo. ¿Quién los está mandando a asesinar? Esto debería ser un escándalo nacional, sin embargo, nos hemos acostumbrado a las muertes sistemáticas, y recibimos la noticia como si esto fuera normal en cualquier región del país. Pero sí nos alarmamos cuando suceden asesinatos y muertes en otros países -La doble moral de los colombianos siempre está presente-

No es normal, nada que ver, algo debe estar pasando para que se haya desatado una ola de asesinatos de líderes que vienen trabajando por la justicia social en sus localidades.  Si el gobierno no tiene la capacidad operativa para garantizar la vida y honra de las personas, como dice la constitución nacional en su propio Preámbulo y en los artículos 1 y 2, del Título Uno, de los Principios Fundamentales, estamos perdidos.

Sí, perdidos, en esta nueva oscuridad que se está levantando en torno a los reclamantes de tierras, reclamantes de violación de los derechos humanos.  La ley 1448 o ley de víctimas surgió como una estrategia  de reconciliación, paz, convivencia, atención, asistencia y reparación integral de las familias o personas que tuvieron afectación del conflicto armado o le hayan violado sus derechos. Es reconocer y visibilizar a las víctimas. Es un paso importante en la construcción de la paz.

Amenazas van amenazas vienen. Desde todos los lugares de Colombia, hay líderes o familias enteras amenazadas. Y lo peor aún, existen las respectivas denuncias ante las autoridades competentes, pero salen a la luz pública, cuando el denunciante es asesinado. Situación peligrosa esta. Decir que en Colombia van más de 400 líderes sociales asesinados en los últimos tres años, pareciera que ni nos inmuta. Aceptamos las cosas como si nada, mientras otros vienen trabajando soterradamente para limpiar el camino de sus dominios. Apoderarse de los territorios a punta de balas.

 ¿Será una organización criminal la que se encarga de acallar las reclamaciones de los líderes sociales? Sí es así, el gobierno es el responsable directo de las muertes sistemáticas. No son “casos aislados” como lo dijo el ministro de defensa, son acciones reales y directas que sigue su accionar para volver al miedo y el terror como ya fue en el pasado reciente.


TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR