Cartagena


1 tonelada de residuos reutilizables en Tierrabomba

HYLENNE GUZMÁN ANAYA

20 de julio de 2018 12:00 AM

Irónica fue la salida de los voluntarios del corregimiento de Tierrabomba, luego de una jornada de limpieza. Tardaron casi una hora limpiando el motor del barco porque una basura se atascó a ella.

Pese a que el conductor de la embarcación intentó por varios minutos alinear el barco hacia la salida, no lo consiguió porque ese plástico seguía atado y “con un motor no podía navegar”. Tan grave fue el problema que los recicladores de la isla se tiraron al mar para cortar los restos de basura del motor y poder zarpar con tranquilidad.

¿Curioso?, pues despertar la atención de la ciudadanía sobre la mala disposición de basuras era uno de los objetivos de la Gran Jornada Nacional ‘Colombia Limpia’, realizada ayer e impulsada por el Gobierno, para construir destinos turísticos responsables y sostenibles.

En Cartagena, la jornada se hizo en los corregimientos de Punta Arena y Tierrabomba, en la isla de Tierrabomba; se reunieron autoridades ambientales, instituciones gubernamentales, empresas privadas y habitantes.

Según Esenttia, una de las organizaciones participantes, ayer se sensibilizaron 1.600 turistas, recolectaron 70 sacos de residuos sólidos, una tonelada de residuos aprovechables y participaron más de 100 voluntarios, entre los cuales estaban Carlos Pretelt y su familia.

Ellos llegaron esta semana a Cartagena de vacaciones, pero se sorprendieron al descubrir la jornada de limpieza en la isla de Tierrabomba. Al conocer que era un trabajo con la comunidad, para la correcta disposición de residuos, Carlos dijo “sí” a participar, pero no solo él sino toda su familia.

“Vine de Bogotá con mi esposa y mis dos hijos. Nos pareció súper interesante apoyarlos, que nuestros hijos desde pequeños aprendan la importancia del manejo de las basuras, del reciclaje y del apoyo a las comunidades más vulnerables”, relató Pretelt mientras recogía tapas de la arena.

Para este voluntario, el contraste que vivieron en Tierrabomba durante sus vacaciones lo ayuda a sensibilizar en cuanto a responsabilidad social. Resaltó que le gustaría vincularse más en estas iniciativas.

Por qué en la población

La directora de la Fundación Bahía y Ecosistemas de Colombia, Diana de la Vega, explicó que escogieron la comunidad de Tierrabomba porque se puede convertir en un destino turístico, en el cual están trabajando para hacer el plan de manejo de residuos sólidos.

“El gobierno distrital y nacional se fue a Punta Arena por ser atractivo turístico, pero esta comunidad ha respondido favorablemente a los esfuerzos del último año para el reciclaje. Hoy día cuenta con calles limpias, con una comunidad concientizada y sensibilizada, que empieza a separar en la fuente”, señaló la directora.

En esta población hay cuatro recicladores, los cuales hacen su ruta de recolección para evitar que miles de toneladas de plástico terminen en el mar y en la bahía de Cartagena. “De media tonelada que aspiramos recoger, el 40 % podría ser aprovechable, el resto residuos ordinarios, porque solo es limpieza de playa. Estos residuos están más limpios”, puntualizó De la Vega.

Los residuos ordinarios recolectados fueron entregados al operador de aseo de la zona insular, Aseo Urbano; los reciclables se le entregan a los recicladores y estos se encargan de llevarlo al Centro de Acopio Cartagena Amigable, que cierra el ciclo del plástico.

Colombia Limpia realizó jornadas de limpieza en 86 destinos turísticos en diferentes regiones del país, sensibilizando a 173 mil personas, entre comunidades, turistas y prestadores de servicios turísticos.

Sobre la iniciativa

La Gran Jornada Nacional ‘Colombia Limpia’ se realizó simultáneamente en Bogotá, San Andrés, Santa Marta, Medellín, Cartagena, Buga, Buenaventura, Capurganá, Tumaco, Ibagué, Mompox, Ciénaga, Leticia y Manizales. Esto como respuesta a las acciones de sostenibilidad a favor de la protección del ambiente y el turismo. La jornada además está enmarcada en la iniciativa de la ONU Medio Ambiente ‘La limpieza más grande del mundo’, para concientizar a todos los países sobre la necesidad de frenar la contaminación de los océanos; de igual forma para que las comunidades entiendan el compromiso con el uso de los recursos naturales y culturales en ecosistemas estratégicos y destinos turísticos, para promover el adecuado manejo y disposición de los residuos.