comscore

Publicidad

Cartagena

En la Cárcel de mujeres también hay guerreras

En el Día internacional de la mujer, el voluntariado del Comité de rehabilitación carcelario, en Cartagena, exalta la lucha de cada una de ellas.

En la Cárcel de mujeres también hay guerreras
Compartir en

Karen*, nacida en el municipio de San Juan Nepomuceno (Bolívar), permaneció tras las rejas durante 27 años en la antigua Cárcel de San Diego, en Cartagena, por el delito de homicidio.

No es raro que alguna vez se le pasara por la mente creer que era una mala persona. Que no merecía una vida digna y que el señalamiento de la sociedad permanecería con ella hasta el último día de su vida por lo que hizo en el pasado.

Hasta que una voz de esperanza la levantó. Voluntarios del Comité de rehabilitación carcelario se acercaron a darle la mano, y también al resto de sus compañeras reclusas, para enseñarles todo lo que tal vez no aprendieron en la vida de afuera.

Karen se volvió una experta en panadería gracias a los cursos dictados por fundaciones y entidades de formación que llegaban a través del comité para capacitarlas. Les enseñaron no solo el arte de la cocina, también de la artesanía, de contabilidad y muchas cosas más. Como si fuera poco, Karen también aprendió a leer y a escribir. (Lea también: Día de la Mujer: cartageneras reclaman respeto por sus derechos).

Cuando, por fin, esta mujer cumplió su condena y regresó a su pueblo natal, emprendió su propio negocio de panadería. Sin embargo, se conoció que doña Karen falleció hace poco tiempo, pero marchó de este mundo materializando su sueño.

“Todas las personas merecen una segunda oportunidad, incluso quienes han cometido algún delito. En la cárcel de mujeres hay muchas de ellas que anhelan reivindicarse con la sociedad, y qué más que en el Día de la mujer para resaltar su lucha diaria al intentar rehacer sus vidas”, dijo la señora Emarón Alí-Eahim Aparicio, de 87 años de edad, y voluntaria del comité durante 48 años.

Anualmente, este voluntariado realiza acercamientos con las reclusas de Cartagena en el Día de la mujer, pero este año por cuestión de la pandemia, no habrá actividades recreativas evitando aglomeraciones, sin embargo, les enviarán mensajes conmemorativos por WhatsApp para que se los lean en sus celdas y enaltezcan su día.

Todo lo que aprenden

Para este comité de rehabilitación lo más importante es llevarles la palabra de Dios a las mujeres, independientemente cuál sea su religión.

También las enseñan a leer y a escribir, les dictan cursos de cocina, sobre el medio ambiente, de cómo hacer huertas caseras para las plantas, y cursos de billotería, pues anteriormente cuando existía la Cárcel de San Diego, tenían un stand donde vendían estas artesanías y accesorios a nativos y turistas.

“Siempre que nos acercamos a ellas nos responden de forma respetuosa, les dictamos charlas y están dispuestas a aprender. Les colaboramos con algunos trámites sobre su proceso legal, las ayudamos con las visitas de familiares y demás”, expresó Aida Georgina Jiménez Alí-Eahim, quien junto a su madre comparte el don de ayudar a estas mujeres como voluntarias.

También señaló que “ninguna de ellas son malas, como la sociedad cree, hemos tenido acercamientos con todas las clases sociales, pues aquí llegan tanto de personajes políticos como del común, y a todas las tratamos por igual”.

Por último, Aida Georgina resaltó que en los años 90, el personal carcelario recibió más de 200 internas, de las cuales 30 eran guerrilleras.

“No hay preferencias, todas han avanzado en su proceso de formación para construir una mejor calidad de vida. Con todas estas enseñanzas y actividades, aprenden a respetar, a ser solidarias, a definir entre justicia y paz, para que no caigan de nuevo en el error”, puntualizó Jiménez Alí-Eahim.

*El nombre de Karen ha sido modificado para resguardar su identidad.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News