Cartagena


Adiós al policía de la voz bonita

El intendente barranquillero, Rubén Darío De Ávila Silva, presentaba los eventos institucionales de la Policía, y era coordinador de un colegio.

VALERIA VIAÑA PADILLA - EL UNIVERSAL

21 de mayo de 2020 11:59 AM

La mañana del 19 de mayo se tornó tranquila para el intendente Rubén Darío De Ávila Silva, quien en esas horas se encontraba de turno trabajando con el personal administrativo de la comunidad educativa del Colegio Nuestra Señora de Fátima, donde era coordinador académico.

Al terminar sus labores, este barranquillero, quien vivió por varios años en Cartagena; decidió ejercitarse al llegar a su casa pero, de un momento a otro, sintió que algo andaba mal en su corazón y de inmediato dio aviso a su familia.

Cuentan sus allegados que un fuerte dolor en su pecho lo hicieron trasladarse a urgencias en la Clínica Cartagena del Mar, donde, al parecer, sufrió de un infarto y casi que de manera instantánea su vida se apagó por completo.

Y es que nadie jamás se imaginó que este héroe de la policía fallecería dos días antes de su cumpleaños número 39, hoy 21 de mayo, el cual se pensaba pasaría junto a su pequeña hija. (Le puede interesar: 15 policías de Cartagena están contagiados con COVID-19).

Era intachable

Rubén Darío era conocido entre sus colegas por ser el amenizador de casi todos los eventos institucionales realizados por la Policía Metropolitana de Cartagena (Mecar).

Sus compañeros lo recuerdan como una persona alegre, espontánea, risueña y con una encantadora voz. Tanto así que fue líder de la agrupación musical ‘Son MECAR’, llevando alegría por ocho años a diferentes barrios de la ciudad.

Pero eso no es todo. Durante más de 14 años, este compatriota se puso el uniforme para servirle a la nación dentro de la policía.

Su intachable y transparente trayectoria institucional, lo hicieron acreedor de varios reconocimientos, entre esos se destacan: tres menciones honoríficas, una condecoración por servicios distinguidos, una distinción de la Dirección de Bienestar Social, y la Medalla al Mérito de la Gobernación de Bolívar.

Este barranquillero ascendió al grado de Intendente de la Policía Nacional, el pasado 25 de septiembre de 2019. (Lea también: Capturan a venezolanas ejerciendo la mendicidad con menores).

Trabajó en diferentes unidades tales como, el Departamento de Policía de Bolívar, en la Metropolitana de Cartagena, y por último en el Colegio Nuestra Señora de Fátima, sede Valledupar y Cartagena.

Sus más sinceras condolencias

La comunidad académica del Colegio Nuestra Señora de Fátima, que pertenece a la red de 22 instituciones educativas de la Policía Nacional en el país, dio sus más sinceras condolencias a la familia de su excoordinador académico.

“Durante más de 12 años acompañó la formación integral de los niños, niñas y adolescentes para que estos sean los mejores Ciudadanos Constructores de Paz”, se lee en el comunicado de la institución.

También agregaron estas palabras a sus condolencias: “Elevamos a Dios, padre Todopoderoso, y a la Santísima Virgen María, una oración, pidiendo fortaleza para su familia, compañeros y miembros de esta comunidad. Paz en su tumba”.