Cartagena


Aerocivil pide resolver caso de terrenos apropiados ‘ilegalmente’

La Aeronáutica Civil emitió un comunicado en el cual expone su postura respecto a la investigación que desde hace ocho años se adelanta por la apropiación de unos terrenos de la Nación.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

14 de septiembre de 2019 12:00 AM

El pasado 6 de septiembre, El Universal dio a conocer una investigación que lleva ocho años en el escritorio de la fiscal 40, Dora Cáceres Puente, y que hace pocos meses fue considerada de impacto nacional.

Se trata de un caso que involucra la defensa de unos terrenos en Cartagena de la Aeronáutica Civil, los cuales están en manos de particulares, al parecer, por un permiso que nunca debió ser concedido. Es de resaltar que estos predios no tienen interferencia con el aeropuerto Rafael Núñez, y tienen un costo estimado de 200 mil millones de pesos; según la oficina de Instrumentos Públicos, una de las tierras más costosas del país.

Ese permiso dado hace muchos años por Andrés Forero, quien en ese entonces era el secretario general de Aerocivil, dio luz verde a que el curador emitiera una licencia de construcción a favor de los particulares, la cual permite construir edificaciones de hasta 28 metros de altura, las cuales hoy en día son anunciadas con una valla publicitaria en el terreno, en la que se promete construir muchos rascacielos, canchas para diferentes deportes y un centro comercial.

Las inconsistencias

El agravante del caso, es que el secretario general de Aerocivil, tan solo un mes antes, se había negado a permitir cualquier tipo de construcción en ese terreno por ser propiedad de la Nación, pero terminó siendo él quien dio el espaldarazo. Según los documentos, el curador dejó constancia de que dio la licencia luego del visto bueno del secretario general, enfatizando en que este último tuvo gran responsabilidad en su decisión. Aunque la Aerocivil no ha rendido declaraciones sobre los señalamientos respecto a la variación de conceptos dentro de la entidad que permitió la entrega de la licencia, según lo manifestó Eduardo del Río, miembro de Codefensores (quienes dieron a conocer de primera mano la información), confirmó las demoras en el litigio jurídico.

“La entidad conoció de los hechos denunciados desde el 2012, por lo que se hizo parte dentro del proceso penal No. 247-749 en calidad de víctima en el año 2013, y ha estado haciendo seguimiento al desarrollo del mismo”, dice la respuesta.

Las demoras en el proceso hicieron a la fiscal merecedora de una tutela por parte de Codefensores “por mora en la administración de justicia”, dice el documento.

“Le han mandado de Bogotá una cantidad de funcionarios para que practique las pruebas, sin embargo, ella dicen que desde Bogotá no la ayudan y eso es falso”, dijo del Río, quien agregó que la fiscal ha alegado demoras en el proceso por motivos personales, hecho que le resulta incomprensible.

Ante eso, Aerocivil aseveró que “ha instado de forma reiterada a la fiscal del caso para que resuelva la denuncia presentada en el 2012, en la que se han rendido los testimonios requeridos y aportado las pruebas que demuestran la plena propiedad de la entidad sobre los predios objeto de denuncia”.

Por otra parte, según afirmó del Río, en las investigaciones se detectó que no solo fueron las 22 hectáreas de la Nación, sino que los constructores rellenaron dos hectáreas en la ciénaga de la Virgen, las cuales deben ser devueltas a la ciudad.

Tanto para el colectivo de abogados, como para Aerocivil y la ciudadanía en general, es de gran importancia que la fiscal falle en este caso antes de que se ponga la primera piedra de un proyecto que a largo plazo puede representar un problema para el desarrollo de la ciudad.

“La Aeronáutica Civil viene adelantando todas las acciones pertinentes encaminadas a proteger el interés público y actualmente estamos a la espera de la decisión que tome la Fiscal 40 de Cartagena”, puntualizó.