Albornoz, con casi 200 años, pero con pocos avances

29 de mayo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A pesar de tener 190 años de fundado y de estar rodeado de grandes empresas pertenecientes a la zona industrial de Mamonal, la apariencia del barrio Albornoz parece haberse congelado en el tiempo.

Está a orillas de la carretera de Mamonal, o Corredor de Carga. Está compuesto por 300 predios en los que habitan 800 residentes clasificados como estrato uno. Pertenece a la Localidad 3. Sus vecinos: 20 de Julio, bahía de Cartagena, Libertador, Villa Barraza, Villa Rosa, la zona industrial y Cerros de Albornoz.

Dubis Casallas, la presidenta de la Junta de Acción Comunal, dice que el problema más urgente a solucionar en ese barrio tiene que ver con el alto riesgo que corren sus habitantes por cuenta de unos cables de alta tensión que cruzan por la calle 50, que comunica el Corredor de Carga con la bahía.

Según la activista cívica, en días pasados un experto en el ramo visitó el barrio y concluyó que las tres torres que sostienen el cableado de alta tensión no tienen las medidas ni la servidumbre que se requieren en esos casos.

“Este barrio –sostiene Casallas-- se fundó mucho antes de que instalaran esas redes, sin tener en cuenta que son riesgosas para la salud humana. Hace veinte años las pusieron, sin que la dirigencia comunal de entonces tomara cartas en el asunto. Ahora, como consecuencia, tenemos niños con afectaciones cutáneas y árboles frutales que se han muerto con la influencia de las radiaciones, según nos dijeron en un diplomado ambiental”.

En búsqueda de soluciones, la JAC ha organizado mesas de trabajo con la empresa Electricaribe para establecer cuáles serían las medidas para reducir el peligro que representan las redes, que pasan demasiado cerca de la Institución Educativa Salim Bechara (sede Albornoz), a la vez que impiden que los residentes cercanos puedan ampliar sus casas hacia arriba.

A un lado de la misma calle, donde están los tres postes de energía, cruza un caño de aguas pluviales que quedó anexado a los predios de una empresa vecina, después que esta levantó un enmallado que solo se interrumpe en el tramo que se desemboca en la bahía.

“Ese fue otro descuido de los líderes de antaño, pues, según la Secretaría de Infraestructura del Distrito, en los planos del barrio aparece que el terreno del caño pertenece a Albornoz, pero en el momento en que levantaron el enmallado nadie de la comunidad se pronunció”, cuenta uno de los líderes actuales, agregando que ahora el cuerpo de agua está saturado de maleza y residuos sólidos, lo que hace que las aguas lluvias se desborden e inunden las viviendas aledañas.

“Los funcionarios de Infraestructura –dijo otro líder-- vinieron, revisaron el caño y se dieron cuenta de que ese taponamiento es un perjuicio para nosotros. Por eso anunciaron que van a organizar una reunión con la empresa, la Alcaldía y la comunidad, con el fin de tomar una decisión satisfactoria para todos”.

Pese a la riqueza empresarial que rodea a Albornoz, su apariencia de poco progreso se nota, más que todo, en la mayoría de las calles sin pavimentación. Solo la calle uno y un tramo de la carrera 50 gozan de ese acondicionamiento. Hay dos carreras y cuatro callejones, que nunca, en años anteriores, fueron contemplados por los líderes como proyectos para radicar en el Distrito.

Sin embargo, hay quienes dicen que la medio pavimentación de la carrera 50 ha traído más perjuicios que beneficios, debido a que se está convirtiendo en la vía de evacuación de los tractomulas, cuando se forman trancones en el Corredor de Carga. Esa incómoda alternativa ya ha registrado varios percances con niños, como principales víctimas.

“Ahora estamos tratando de que la Administración dirija sus ojos hacia nosotros y nos incluya en su agenda de pavimentaciones para el presente año”, comenta un residente. Al mismo tiempo exalta que Albornoz es de los pocos barrios de bajo estrato que gozan de buenos servicios públicos y redes de alcantarillado eficientes.

“Lo que sí nos falta y queremos tener –anota un vecino-- es una cancha de microfútbol, porque ahora mismo niños y jóvenes juegan en un solar privado, por el cual estamos abogando para que el Distrito lo adquiera y nos lo acondicione con todas las dotaciones. La otra aspiración es tener nuestro propio puesto de salud, porque nos toca viajar al CAP de Arroz Barato o la Clínica El Bosque, que no es que nos queden tan cerca”.

Hablando de traslados, los residentes creen tener un buen servicio de transporte, porque por el corredor de carga trafican los buses del corregimiento de Pasacaballos y las busetas de Caracoles-Campestre, de los cuales se sirven.

No lo dicen abiertamente, pero entre frases se los nota la preocupación, porque a los alrededores han surgido nuevos asentamientos donde el orden público no es el mejor “y los confunden con Albornoz, que es un barrio muy sano y muy tranquilo”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS