Annie pide ayuda para salir de la indigencia

01 de agosto de 2013 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con la mirada puesta en el suelo y sin levantar la cara, Annie sostiene con sus manos un pedazo de cartón que dice: “Vivo en la calle y pido por favor: plata y comida vegetariana”.
En la Carrera Cuarta con Calle Sexta, en Bocagrande, todas las mañanas se sienta en un andén esperando recibir eso que pide (Lea: Bocagrande, ¿estrato 6, un chiste?).
Al principio es tímida y no dice nada, pero al cabo de unos minutos, cuando le preguntas por algo, comienza a reprochar lo que ha sido su vida, lo que según ella, hoy la tiene en la calle como una indigente más.
Annie Carbonnepu, como dice llamarse, es canadiense y hace más de año y medio llegó a Cartagena, luego de pasar por Chile, Ecuador y la ciudad de Cali.
Dice tener 36 años y que aprendió a hablar español hace muchos años. “Ahora es que puedo hacer esto, por lo menos sentarme aquí a pedir; antes me tocaba comer lo que sea y estuve muy mal porque yo soy vegetariana”.
Cuenta Annie que llegó aquí porque cometió un error por tráfico ilegal de drogas en Estados Unidos, pagó su pena y desde entonces se ha sentido perseguida por las autoridades (Lea: Bocagrande, al ritmo de una gran población flotante).
NO QUIERE REGRESAR
Annie permanece todo el tiempo callada. La única manera de hablar un poco con ella es ofreciéndole ayuda.
Dice que se le puede ayudar con un abogado que atienda su situación legal o con una fundación que la reciba.
No quiere regresar a Canadá “porque allá empezaron mis problemas”. Además expresa que no tiene familia.
“En Canadá solo tengo un hermano que no puede ayudarme porque también está solo y sin trabajo”.
Con la plata que reúne aprovecha para ir a un café Internet y averiguar sobre fundaciones que puedan colaborarle con su situación. “Envío algunos correos a mis amigos, pero nada que pueda ayudarme”. 
Quisiera legalizar sus documentación acá en Colombia para poder llevar una vida normal e incluso tener familia (Lea: Indigentes fueron sorprendidos).
AYUDA PARA ANNIE
Los residentes de las carreras Cuarta y Quinta están viendo a Annie hace más de tres meses.
“Aparenta no estar mal, y hemos gestionado algunas ayudas para ella”, comenta Marié Paz.
Por su parte, Ignacio De Villarreal, presidente de Asobocala, recibió una llamada también pidiendo colaboración para ella.
El dirigente ciudadano ha estado contactando a la cónsul de Canadá para ver de qué manera se le puede ayudar a Annie Carbonnepu.


Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS