Aportes a salud no son suficientes para el pago de servicios no POS

06 de agosto de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los aportes a salud, que mes a mes pagan los colombianos afiliados al régimen contributivo y sirven para subsidiar a quienes no tienen capacidad de cotizar este servicio, no son suficientes para costear la creciente demanda de medicamentos y procedimientos no incluidos en el Plan Obligatorio de Salud (POS).

Así lo advirtió a El Universal Gilberto Quinche Toro, gerente General del Sector Salud de Coomeva, luego de que la directa responsable de pagar estos servicios, la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres), informara al gremio de EPS que no tiene recursos suficientes para costear lo no POS.

Tal es la falta de ingresos que la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) estima que son cerca de 2,6 billones de pesos, de facturas acumuladas y vencidas a más de un año, los que la Adres adeuda a las EPS.

Según el gremio, “las dificultades presupuestales de la Adres han generado en lo que va corrido del año una disminución significativa en los recursos de las EPS, especialmente por el aumento en los valores glosados, la disminución de los denominados giros previos, y el retraso en los reconocimientos y pago de los recobros vencidos.  

“A corte de junio los recobros presentados que están en trámite se estima que ascienden a 1,7 billones de pesos, de los cuales están en mora de respuesta 1,01 billones de pesos; recursos que deberían ser reconocidos y girados de manera inmediata por la Adres. Por cada mes de retraso adicional las EPS dejan de recibir cerca de 300.000 millones de pesos afectando seriamente el flujo de caja”.

El gremio de las EPS lamentó la afectación que a diario viven los usuarios, “como consecuencia de esta situación que escapa del control de las EPS”.

Cómo sortear la crisis

El gerente General del Sector Salud de Coomeva, EPS que tiene 2 millones 313 usuarios en el país, 114.415 en Bolívar y 101.196 en Cartagena, contó cuánto dinero le adeuda la Adres a la entidad y qué se está haciendo para garantizar la atención de los pacientes.

“En la cartera de cuentas por cobrar al antiguo Fosyga (Fondo de Solidaridad y Garantía), hoy en día Adres, están registrados 1,2 billones de pesos. En los últimos seis meses se han radicado 250 mil millones de pesos, de los cuales solo ha habido giros del 48 %, 120 mil millones de pesos. Lo otro está pendiente de que lo evalúen. Además, hay otros 250 mil millones de pesos de glosas transversales y el resto son de cuentas a lo largo de los últimos cinco o seis años, muchas de las cuales están glosadas y demandadas ante los tribunales de justicia ordinaria. En eso se reúne el billón de pesos que tiene Adres de deuda con la EPS”, afirmó Quinche.

Pese a la deuda, dijo que “lo que hemos venido procurando es hacer entender a la ciudadanía que el problema no es si le paga Adres a la EPS para que le pague la EPS a los hospitales, para que los hospitales le paguen a los distribuidores de medicamentos y puedan llegar los medicamentos a los pacientes; el problema que debe generar una alarma, una alerta, que afortunadamente el Gobierno saliente la ha puesto clara y el Gobierno entrante también la ha planteado, es el déficit de recursos”.

Explicó que “los recursos que aportan los trabajadores, los empleadores y que se recolectan del presupuesto general de la Nación para la salud, no están siendo suficientes para cubrir todas las necesidades que tienen los ciudadanos. Hace tres años, cuando llegó la Reforma Tributaria, los trabajadores que devengaban menos de 10 salarios mínimos dejaron de cotizar al régimen contributivo de salud. Eso se eliminó y se cambió por el CREE (impuesto sobre la renta para la equidad). Entonces, a través de ese impuesto es que luego el aporte va a la caja de Adres para pagos. Eso hace que a veces haya dificultad en el aporte mensual. Esos recursos (que dejaron de pagar los mencionados trabajadores) ayudarían a reducir el déficit si se retuvieran completamente”.

Quinche recalcó que “necesitamos una toma de conciencia del Estado, de todo el país, de que se necesitan más recursos para poder garantizar la prestación de todos los servicios. Hoy Adres lo está haciendo bien, uno no puede decir que Adres está haciendo mal su tarea, el problema de Adres es que no tiene recursos, porque la plata no es de Adres, es la que se recolecta del sistema, entonces necesitamos buscar fórmulas para recolectar más recursos.

“Es fundamental tratar de hacer un corte de esas deudas que hay en el sistema entre los diferentes actores y hacer el mejor cálculo de esa necesidad, para tratar de obtener unos recursos, con una fórmula financiera acordada con el Gobierno entrante, para saldar algo de lo anterior. Pero sobre todo que se analicen las fórmulas de recursos y de operación, para que hacia adelante no sigamos teniendo ese déficit estructural tan grande”.

Sobre el déficit, precisó que cada año, Adres logra acumular de 42 a 43 billones de pesos “entre los aportes que se recolectan de trabajadores, empresas e impuestos, pero el gasto termina siendo de 44 a 45 billones de pesos, o sea, siempre faltan cerca de dos a tres billones de pesos”.

Sobre quién podría aportar recursos, Quinche señaló que “hay una parte del Ministerio de Hacienda que está pendiente para pasar al presupuesto de salud. Lo urgente es saber si el Ministerio los tiene completos o se requieren reformas presupuestales, adiciones presupuestales, reformas tributarias, para obtenerlos, porque es evidente que hacen falta”.

Disminuyen el uso del no POS

El gerente  del Sector Salud de Coomeva manifestó que para garantizar la atención en salud de los colombianos, “tampoco es suficiente con solo recolectar más recursos, sino que hay que hacer eficiencia”.

Contó cómo lo está haciendo su EPS. “Estamos buscando cómo, con toda la atención integral, logramos disminuir lo que más se pueda las utilizaciones de no POS, utilizando todos los recursos que hay en el POS.

“Hemos encontrado una muy buena receptividad por parte de los médicos, los hospitales, las IPS. Todos tenemos que trabajar en eso, realmente hay que observar que es un problema que no es de culpables, sino que por el contrario es de un trabajo en equipo, coordinado, entre todos los diferentes actores del sistema, para lograr que alcancen los recursos, ser eficientes y lograr disponer de un poco más de recursos”.

A los usuarios de la EPS manifestó que “con relación a las redes integradas de atención, a la atención ambulatoria, hospitalaria, integral, de maternidad, partos, adulto mayor, pediátrica, en general, todo lo que tiene que ver con el POS, tenemos garantía de la prestación de servicios. Hemos logrado los recursos para cubrirlos, el problema se viene presentando especialmente con el no POS”.

Pacientes con cáncer, los más afectados

Por el panorama expuesto, los pacientes más perjudicados en Coomeva, como en las demás EPS del país, son los diagnosticados con cáncer.

“Anualmente los recobros a Adres son entre 4 y 4,5 billones de pesos, que son para todos aquellos servicios que están por fuera del Plan de Beneficios. De ellos, el 80 % son medicamentos, y la mitad de esos medicamentos son medicamentos para pacientes con cáncer”, aseguró el gerente General del Sector Salud de Coomeva.
Por ello, admitió que “el problema se ha venido sintiendo en pacientes que no logran recibir oportunamente sus medicamentos de cáncer.
“No los reciben porque los operadores de medicamentos no logran que las casas farmacéuticas las despachen y las casas farmacéuticas no los despachan porque no los han podido producir o adquirir por la falta de recursos”.

Los otros afectados por la tardanza para acceder a medicamentos de alto costo son los pacientes que requieren medicamentos para “artritis, hemofilia, enfermedades catastróficas, y todos los medicamentos no POS. Ellos son los que tienen mayor riesgo”, añadió Quinche.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS