Cartagena


Arreglaron la vía principal del Viejo Povernir por sí mismos

La carretera tenía varios meses inhabilitada porque se desprendió la rejilla, pero la comunidad aunó esfuerzos y con un millón de pesos les alcanzó para solventar la emergencia.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

24 de noviembre de 2020 12:00 AM

Desde comienzos de agosto estaba inhabilitada la calle Jorge Eliécer Gaitán del sector Viejo Porvenir en Olaya Herrera, debido a que un camión terminó de hundir la rejilla de aguas pluviales que ya venía mostrando falencias.

En ese momento, solo funcionaba un carril a esa altura de la transitada vía, una de las más importantes de la zona que además sirve como conexión entre Las Palmeras y el 13 de Junio.

(Lea nota relacionada: El Viejo Porvenir quiere su vía principal en buen estado).

Agosto, septiembre, octubre y noviembre fueron meses de angustia para los vecinos, quienes hicieron varias peticiones a las autoridades para que les solucionaran la emergencia, sin embargo, no fueron atendidos. Fue por eso que recogieron fondos entre ellos para comprar los materiales y hacer los trabajos de reparación por cuenta propia.

Para lograrlo se asesoraron con un ingeniero civil y un arquitecto residentes en el sector, quienes les dieron las indicaciones técnicas para hacer una obra de gran calidad. La mano de obra salió gratis de la misma comunidad.

“Reforzamos las bases con varillas corrugadas de un pulgada, le pusimos unas IPS 240, fue un trabajo de mucho esfuerzo y con un valioso aporte de todos los vecinos. Se le echó el vaciado hace 20 días y esperamos a que estuviera fraguado y firme para poner las rejillas nuevamente el domingo. Desde ayer están pasando los carros, gracias a la comunidad se recuperó el flujo vehicular en esta zona”, explicó Cesar Beltrán, morador del Viejo Porvenir.

(Lea: Alcalde William Dau busca asesor para manejar las finanzas del Distrito).

Los vecinos aseguraron que el trabajo quedó tan bien hecho que ya pasan sin inconveniente los camiones que transportan gaseosas, cervezas y basuras. Contaron además que para poner fin a cuatro meses de angustias les alcanzó con recoger solo un millón de pesos.