Así funciona el primer ventilador mecánico desechable

30 de junio de 2020 12:00 AM
Así funciona el primer ventilador mecánico desechable
El ventilador se conecta a través de bluetooth a una aplicación, lo que permite un monitoreo permanente. //Cortesía

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para hacerle frente a la pandemia del coronavirus, llegaron a la ciudad los primeros ventiladores mecánicos desechables, los cuales cuentan con certificado del Invima y de la Food and Drug Administration (FDA), Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y tienen certificación de Conformidad Europea (CE).

Lo innovador de estos ventiladores es que funcionan a través de una aplicación que se conecta vía bluetooth, donde se monitorea la información de la frecuencia del paciente. Estos artefactos fueron adquiridos y son ensamblados por la empresa Biotech, para que puedan ser utilizados sin necesidad de conectarlos a la energía.

En entrevista con El Universal, el gerente de esta empresa, el ingeniero Gabriel Jaimes Rico, explicó que “este equipo funciona con el flujo de la presión del oxígeno, no requiere energía eléctrica ni batería. Este flujo se ve reflejado en el manómetro que trae el equipo, que puede usarse en pacientes de 10 a 150 kilos”.

Esto incluye

Estos ventiladores, también llamados resucitadores automáticos, vienen con un mezclador 50% a 100% FiO2, que permite la mezcla de aire y oxígeno al 50%. También incluyen un manómetro Vortran, el cual, según señaló Rico, tiene un solo uso por paciente, destinado a proporcionar indicación visual de la presión de las vías respiratorias de un paciente (como PIP y PEEP), durante la ventilación, cuando se conecta en línea con cualquier sistema de reanimación como el GO2VENT.

El ventilador consta de un Resucitador G02VENT que proporciona flujo constante, soporte ventilatorio con ciclo de presión en los modos de control de presión o soporte de presión, en pacientes que pesen 10 kg o más. El dispositivo incluye el modulador pulmonar (una válvula de exhalación que se abre en PIP y se cierra en PEEP) y una conexión en T del paciente para suministrar flujo de gas, arrastrar aire adicional y proporcionar una válvula de descarga redundante por seguridad. “Todo esto se hace visible a través de la aplicación BioVenti, por medio de la cual se puede hacer la monitorización inalámbrica, vía bluetooth, de la interfaz de BioVenti, dispositivo portátil y compacto que se conecta al sistema que se desea monitorizar”, explicó Jaimes. Añadió que “gracias a esta aplicación y debido a los protocolos de distancias que se deben tener, el médico o personal de salud puede instalar esta aplicación en su teléfono Android y desde unos 3 o 4 metros de distancia puede hacer el monitoreo al paciente”.

¿Qué hace la aplicación?

Gracias al ensamblado que realizaron, esta aplicación puede monitorear la presión máxima, presión positiva, final de la espiración, frecuencia respiratoria, tiempo inspiratorio y tiempo espiratorio, lo que quiere decir que monitorea todo lo relacionado con la frecuencia de la respiración del paciente.

“Estos ventiladores mecánicos desechables son de bajo costo y pueden ser utilizados en pacientes en casa, en una ambulancia, en el área de hospitalización sin las camas UCI si están todas ocupadas, y hasta en municipios donde hay hospitales de primer nivel que no cuentan con energía, por lo que el personal de salud puede conocer la evolución del paciente sin problemas. También se pueden usar para exámenes especializados, como tomografía y resonancia magnética”, explicó Gabriel Jaimes Rico.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS